Las 100 cosas que me diría y haría si volviera a nacer.

Tu existencia ya es un éxito y un regalo de la naturaleza, un accidente improbable fruto de una carrera frenética de un espermatozoide por fundirse con un óvulo, donde obtuviste una victoria sin paliativos dejando en la cuneta a otros millones de seres en potencia que compitieron contigo por estar aquí y ahora.  Con ese galardón ya lograste un valioso pasaje para embarcarte en la apasionante aventura de la vida, no te defraudes a ti mismo, no desaproveches la oportunidad única que te ha concedido el universo  regalándote una vida y la posibilidad de hacer de ella una obra de arte.

  1. Abandona la queja y las excusas.
  2. Invierte tiempo cada día en alcanzar la mejor versión de ti mismo.
  3. Atrévete a pensar lo que nadie ha pensado y a hacer lo que nadie ha hecho.
  4. Trata a los otros seres humanos como te gustaría que te tratasen a ti.
  5. No malgastes el tiempo, es tu mayor tesoro.
  6. Actúa siempre con compromiso.
  7. Mira siempre un poco más allá y  con perspectiva.
  8. Da gracias cada día a la vida y a tus padres por estar vivo.
  9. Deshazte de la culpa.
  10. Abandona el resentimiento por grande que fuera el quebranto.
  11. Perdónate y perdona.
  12. Pide perdón cuando ofendas.
  13. Di sí cuando quieras decir sí y no cuando quieras decir no, asumiendo sus consecuencias.
  14. Lleva el timón de tu existencia.
  15. Abandona el papel de espectador del mundo y conviértete en actor.
  16. Identifica todos los atavismos y creencias limitantes con los que te llenaron la cabeza y decide los que quieres conservar.
  17. Conoce la moral pero desarrolla tu propia ética para conducirte.
  18. Cuando quieras de verdad, dilo sin rubor.
  19. Date permiso para hacer lo que te apasiona.
  20. Escucha a los demás sin buscar su aprobación.
  21. Construye un relato poderoso del futuro que dé sentido a la gente y guíate por él.
  22. Aléjate de la gente tóxica y únete a las personas que te ayudan a crecer.
  23. Pregúntate qué puedes hacer por los demás y ofrécete permanentemente.
  24. Haz promesas valiosas y cúmplelas, ahí reside tu capacidad para crear futuros y dejar de ser pobre.
  25. Confía por sistema en los demás.
  26. No actúes a la defensiva.
  27. Cuando te defrauden, vuelve a confiar.
  28. Piensa en grande siempre.
  29. En caso de duda, hazlo.
  30. Cultiva cosas a largo plazo y actúa en el corto.
  31. Diseña tu catedral y pon al menos una piedra cada día en ella.
  32. Aprende a mirar el fluir de los acontecimientos y descubrir lo relevante y emergente.
  33. Diseña tu proyecto de vida y hazlo depender de ti.
  34. Cuando la gente hable de problemas, detente porque ahí hay una oportunidad.
  35. Escucha lo que desazona a la gente y habla a sus intereses.
  36. Conecta tu proyecto vital con lo relevante y las preocupaciones de los demás.
  37. Muévete por una causa, por tu causa.
  38. Nunca digas “yo soy así”, porque ahí se estancará tu vida.
  39. Cambia con el cambio, abriéndote al aprendizaje y al crecimiento permanente.
  40. Conjuga cada día la paciencia y la templanza con la acción.
  41. Nunca más te digas que eres viejo o joven para hacer algo.
  42. No esperes a tener todas las respuestas para tomar tus decisiones.
  43. La seguridad es una quimera, aprende a vivir con la incertidumbre y a cambiar de planes.
  44. Concibe la vida como una aventura.
  45. Invita a otras personas a vivir aventuras apasionantes contigo y ofrécete para embarcarte en las suyas.
  46. Abandona la idea romántica del héroe invencible que se hace a sí mismo.
  47. Crea equipos y trabaja con otras personas de todo el mundo.
  48. Muévete con las luces largas de la mente.
  49. Cuando no tengas claridad, sigue tu instinto.
  50. No permitas que nadie te aparte de tu camino.
  51. Piensa siempre en grande, pensar en grande lo cambia todo.
  52. Sé consciente de lo que quieres hacer en cada momento y actúa en consecuencia.
  53. Siente la adrenalina y el aire fresco que acompaña al cambio.
  54. No te ates a lo que te hace infeliz.
  55. Entrega más de lo que los demás esperan.
  56. Abandona los lugares tóxicos, la crítica fácil y la mentira.
  57. Deja intacta la dignidad de la otra persona y permite siempre que salve su reputación.
  58. Deja siempre abierta una puerta para poder reconstruir la relación con la otra persona.
  59. Haz planes y cúmplelos en tiempo.
  60. Rodéate de personas que son mejores que tú.
  61. Maneja tus silencios antes que tus palabras.
  62. Gestiona bien tus éxitos y encaja cada fracaso como un aprendizaje.
  63. Procura el crecimiento de las personas que te siguen.
  64. Inspira con tu ejemplo y seduce con tu compromiso.
  65. No hables de tus problemas personales.
  66. No emitas juicios negativos, antes que definir a la otra persona, te definen a ti.
  67. Aborda las conversaciones dolorosas y encara directamente a los problemas.
  68. No postergues ni procrastines, no esperes a que el tiempo resuelva una situación.
  69. No construyas relaciones insatisfactorias.
  70. Respeta siempre tus principios y no te vendas.
  71. Alégrate de los éxitos ajenos.
  72. Cambia el mundo, cambiando tú.
  73. Si pretender arreglar el mundo, arregla primero tu casa.
  74. Canaliza la energía de tu ira en una creación nueva y superadora.
  75. Gestiona los halagos y las críticas desde la distancia de una madurez emocional.
  76. No andes preocupado en cada momento con tus emociones, tu vida será un calvario.
  77.  No lloriquees por los rincones mostrando a los demás tus pequeñas heriditas.
  78. Aprende a escuchar juicios negativos sobre ti sin que te perturben.
  79. Desarrolla una fortaleza emocional para encarar la vida.
  80. Abandona tu zona de confort y exponte a los peligros .
  81. No pretendas tenerlo todo bajo control, deja que la vida fluya y fluye con ella.
  82. El enemigo a batir es el miedo, el elemento que más batallas ha ganado al ser humano a lo largo de la historia.
  83. Deshazte de la envidia, el virus más extendido y dañino.
  84. Actúa con ambición teniendo siempre como fin la creación de algo bello y bueno.
  85. Elimina de tu mente las palabras difícil e imposible, son las trampas del lenguaje para encerrarte en una jaula.
  86. Si pretendes dirigir a otros, aprende primero a dirigirte a ti.
  87. Desarrolla autodisciplina física y emocional creando hábitos para toda la vida.
  88. Mira siempre a los ojos a la otra persona y actúa sin dobleces.
  89. Emplea cada día un momento para escuchar el latido del universo y sintonizarte con él.
  90. Dedica un tiempo diario al cultivo de la soledad y a conversar contigo mismo, descubrirás a un ser invencible.
  91. No hagas alarde de lo que posees ni te entregues a las vanidades.
  92. Consigue lo que necesites para vivir con tu propio esfuerzo.
  93. No pierdas el instinto de intentar cosas nuevas cada día.
  94. Experimenta la satisfacción de la camaradería y de hacer cosas con otros.
  95. Sé magnánimo en la victoria con el perdedor y no dejes cadáveres por el camino. Encaja la derrota y convierte tu frustración en fuerza creativa.
  96. No hagas proyectos materiales, desarrolla personas.
  97. Desarrolla líderes y ponlos a trabajar juntos.
  98. Crea espacios de poder para repartirlos, el poder total lo tiene quien lo distribuye, no quien lo acumula.
  99. No te detengas nunca, en caso de duda, grita Adelante!!!
  100. En 100 años todos estaremos  calvos, pero si tu obra en vida ha sido grande, reverberará en la eternidad.

La vida es un ciclo en un flujo eterno, volverás a nacer de alguna manera, pues formas parte de la energía del universo que es indestructible. No tengas miedo.

Adelante!!!

Artículos relacionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.