Archivo de la categoría: Colaboradores

Educación y La Nueva Bauhaus. Animándonos de nuevo con el espíritu de la Bauhaus.

“100 años después la Bauhaus es más importante que nunca”

Norman Foster

Pocas cosas han tenido tanta importancia y es tan grande su legado  y durante tanto tiempo como la Escuela Bauhaus. Cuando hablamos de  usar “nuevas” metodologías activas de aprendizaje, ya se estaban usando en la Bauhaus, cuando hablamos de trabajar competencias, skills etc ya se estaban trabajando  en la Bauhaus, cuando hablamos de que la tecnología tiene que ser abarcable o centrado en el  ser humano la Bauhaus trabajo con ese espíritu.

Sigue leyendo

Las Universidades Populares recogemos el guante de la Nueva Bauhaus.

Construyendo un gran proyecto cultural para Europa desde las Universidades Populares.

Dejadme que os traiga a la memoria una pequeña parte de nuestra historia: las Universidades Populares, como sabéis, surgieron a finales del siglo XIX y principios del XX de la mano de intelectuales de la Institución Libre de Enseñanza, para llevar la cultura y la educación a las clases populares, supliendo las carencias de unas instituciones incapaces de garantizar esos servicios públicos esenciales.

Prestad atención al siguiente párrafo:

“hagamos un futuro sostenible e inclusivo que resulte hermoso a los ojos, la mente y el alma”. 

Úrsula Von der Leyen.

Estas maravillosas palabras son parte de una declaración lanzada por la Comisión Europea a través de su presidenta Ursula Von der Leyen al conjunto de la ciudadanía europea. Se trata de una invitación colectiva para construir la Nueva Bauhaus Europea. Un guante que de inmediato recogemos las Universidades Populares porque nos sentimos identificadas tanto en las motivaciones del arranque de la propuesta, como en la excitante visión de los objetivos finales. Y porque creemos firmemente que generar un futuro digno y sostenible pasa por ser parte constituyente de esta iniciativa para, desde la cultura, edificar el mundo del mañana.

Sigue leyendo

No es Magia es ABP. Seis pasos para montar tu primer Proyecto ABP

El ABP es una metodología de aprendizaje activa, es decir, el rol y los papeles del alumno y del profesor varían de los roles y papeles asignados en lo que podríamos llamar una metodología didáctica mas“tradicional”.

El alumno toma un papel activo en su aprendizaje y el profesor se convierte más en un guía o mentor de sualumno en ese proceso de aprendizaje.

Continuando con este argumento, es una metodología de las llamadas “learn by doing”, en castellano “aprender haciendo”, pero si profundizamos un poco, y como veremos a lo largo del artículo no es solamente aprender haciendo, sino que además a esto hay que sumar que se debe pensar en lo que hemos hecho; en palabras de John Dewey “No solo aprendemos de la experiencia sino reflexionando acerca de laexperiencia”. Y si a esto le sumamos la segunda parte el “hacer” pero como un acto de crear la metodología del ABP alcanza unos niveles de profundidad en el complejo proceso de enseñanza-aprendizaje muy altos,citando William Heard Kilpatrick “Aprender es crear. El aprendizaje es un proceso activo y creador. Aprenderes exactamente el cambio que se hace constructivamente cuando afrontamos una situación nueva,”  considerado como uno de los referentes de la metodología de proyectos y discípulo de John Dewey.

Sigue leyendo

Diseñando Extremadura con la Nueva Bauhaus.

¿Puede un mosaico de Cultura, economía verde y tecnología digital ser la guía con la que diseñar nuestro futuro como ciudadanía europea, el alma de todo un continente? Seguramente el concepto Bauhaus, sea hoy todavía desconocido para una mayoría de extremeños/as, igual que lo fue y en gran medida lo sigue siendo, el de economía circular. Pero mi recomendación es que se queden con esos dos conceptos, que profundicen en ellos. Ambos proceden del programa de presente y futuro que proyecta la Unión Europea para nuestros pueblos y ciudades, para nuestra provincia, para nuestra región.

Sigue leyendo

La educación y la escolaridad. Debate sobre la educación por parte de Kairós.

A partir del libro LA SOCIEDAD DESESCOLARIZADA (1970) una de las obras maestras de Iván Illich (Viena, 1926. Residente en América -Puerto Rico USA y México- desde 1956, muerto en Bremen en 2002. Teólogo Jesuita en conflicto con la Iglesia Católica por su militancia antisistema, asesor en política educativa del presidente boliviano Ovando – el que nacionalizó el petróleo y expulsó a la Oil Company-, junto a Paulo Freire, impulsor del mayor programa de alfabetización de los años 60 en Sud-América. Fundador del Centro Internacional de Documentación de Cuernavaca), que se plantean múltiples dudas a la función de la educación en las sociedades modernas.

Illich parte de una premisa inicial: NO ES LO MISMO EDUCACION QUE ESCOLARIDAD y propone los siguientes principios:

  • La enseñanza oculta de las escuelas: Todas las escuelas del mundo, de todas las ideologías y de todas las circunstancias, enseñan que lo que no se aprende en la escuela no debe ser aprendido, de forma que lo que se aprende fuera de la escuela no vale, es inútil o malo, o las dos cosas. Igual que Marx hablaba de la alienación del trabajo para la clase obrera, hay que hablar de la alienación de la escuela para los estudiantes.
  • Los postulados secretos de la educación: Entre “educación” y “escuela” hay la misma relación que entre “religión” y “Iglesia Católica”. Todas las escuelas se fundamentan en que el hombre nace inmaduro, y debe prepararse parta forma parte de la sociedad civilizada.
  • Las influencias en el mercado de la educación: Son un serio riesgo las teorías que proponen que la educación sería más eficaz en un mercado libre, donde cada educador y alumno venda o compre sus conocimientos. De hecho, ya está “mercantilizada” la educación mediante los títulos de meritocracia que permiten el acceso al poder y al dinero.
  • La escuela, instrumento del proceso tecnocrático: La sobrevivencia de una sociedad en la que las tecnocracias pueden definir constantemente la dicha del hombre asimilado al consumo de los productos más recientes depende de las instituciones educativas que transforman la educación en un medio de control social.
  • Enseñar, instruirse: responsabilidades personales: Desescolarizar la sociedad significa, ante todo, rechazar el estatus profesional del oficio de maestro. Instruirse, enseñar, concierne a hombres que saben nacieron libres, y que para mantener esa libertad no tienen que recurrir a tratamientos institucionalizados.
  • Una tecnología nueva más que una nueva educación: Las tecnologías se aplican para hacer a los hombres cada vez más dependientes de esa misma tecnología. El uso de las tecnologías para que cada hombre sea cada vez mas autosuficiente constituye una verdadera alternativa al problema de la educación (si los avances tecnológicos se dirigieran a que podamos autoconstruir nuestras casas, reparar nuestros motores o mejorar nuestra capacidad de comunicación, por ejemplo, sería mejor que cambiar la educación).
  • Una pobreza libremente consentida: Debemos esforzarnos por hacer surgir una sociedad donde el saber científico pueda estar abierto a las herramientas útiles y comprensibles a las personas. Así sería posible visualizar una “economía de subsistencia” capaz de utilizar las ventajas de la ciencia moderna.
  • Derribar el mito del “producto nacional bruto” no se concibe sin atacar al mismo tiempo el de la “educación nacional bruta”. Una economía igualitaria no podrá existir en una sociedad en la que el derecho de producir y el privilegio de consumir los confieren las escuelas.
  • Todas las conquistas técnicas se utilizan para acrecentar el poder de los “banqueros del conocimiento”, en lugar de servir para tejer las verdaderas redes que proporcionarían oportunidades iguales de encuentro a la mayoría de los seres humanos.

…..Todo esto escrito en 1970….¡tiene mucho mérito!

Entiendo que en esa línea está actualmente la propuesta pedagógica de KAIRÓS- EDUCACION y el entorno de EMPRENDEDOREX, que quieren establecer los procedimientos para pasar ya del “PRIMER CONTRATO SOCIAL SOBRE LA EDUCACION” (aquél del siglo XIX que establece la educación (y sobre todo “las escuelas”) como medio para formar ciudadanos serviles, productores obedientes y consumidores sumisos), a un nuevo CONTRATO SOCIAL SOBRE EDUCACIÓN, y que reconocen que esto NO será posible conseguirlo por consenso, porque su propuesta ataca directamente a los mayores y más potentes privilegios acumulados por las clases dominantes, y para conseguirlo será necesario establecer en la sociedad un liderazgo social que imponga el nuevo CONTRATO por la fuerza de la razón, la coherencia y la justicia.

Pero, desde mi punto de vista, a este loable intento (en el que pretendo colaborar en la medida de mis posibilidades) le falta “un pasito” hacia delante: además de establecer escuelas consecuentes con los nuevos tiempos, como “sitios oficiales” de educación, hay que reconocer la función de la sociedad (DE TODA LA SOCIEDAD) en la función educativa, es decir, la propuesta de Iván Illich: sacar la educación de la escuela, labor ardua por difícil, que yo no sabría ahora mismo proponer actuaciones concretas para llevarla a cabo.

La educación no es un añadido más a la sociedad, es decir, no es verdad que la educación pueda funcionar como una ciencia objetiva, con criterios técnicos y científicos, que pueda aplicarse a cualquier sociedad independientemente de su estilo y tipo de vida. La educación es eminentemente IDEOLOGICA y por tanto cada sociedad ideologizada tiene su tipo de educación (y todas las sociedades, absolutamente todas, están ideologizadas, es decir, siempre tienen un discurso ideológico dominante), por eso intentar cambiar la educación sin que cambien los valores y principios sociales es imposible, y por lo tanto hay que revertir los valores y principios actuales de nuestra sociedad occidental, recuperando la consigna de la revolución francesa de “FRATERNIDAD” frente a los antagónicos igualdad-libertad, siguiendo los ejemplos de las sociedades libertarias y las propuestas concretas de Illich (entre otros) de convivencialidad, sostenibilidad social y autonomía personal. Eso significa planteamientos revolucionarios, y eso, amigos, son palabras mayores, para las que, de todas formas, digo como el bueno de Juan Carlos Casco…..

¡Adelante!!!! y …… ¿empezamos???????

MALAQUIAS JIMENEZ, AGENTE DE DESARROLLO RURAL EN LA MANCHUELA

malaquias53@icloud.com