Archivo de la etiqueta: cambio cultural

El juego de la innovación transversal aplicada para inventar los mundos de la Nueva Bauhaus / The game of transversal innovation applied to invent the worlds of the New Bauhaus.

Innovar es unir cosas sin relación aparente para crear una nueva función, producto, servicio o utilidad. La primera máquina de vapor que se utilizaba para sacar el mineral de las minas, no guardaba relación aparente con el coche de caballos, sin embargo alguien los imaginó juntos, y de ahí nació el automóvil. Desde este acto revolucionario se inventan nuevas realidades y se introducen nuevas prácticas que terminan creando nuevos mundos.

Si con la pirámide de las ideas aprendimos a conectar conceptos con cierta relación entre sí para generar ideas “lógicas” y nuevas, sobre la lógica de que una idea es  la suma de dos o mas conceptos preexistentes, ahora vamos a trabajar un ejercicio similar para inventar proyectos en la Nueva Bauhaus, uniendo conceptos y realidades que no guardan relación entre sí a partir de relaciones “ilógicas”.

Vamos a aprender a mezclar ideas y realidades con los conceptos de la Nueva Bauhaus en la cultura, el diseño, la economía, la fabricación, la educación o el urbanismo; para forzar relaciones generadoras de un mundo más bello, amable, sostenible, innovador y emprendedor.

Sigue leyendo

Aplicación de la Pirámide de las Ideas para crear Proyectos bauhaus. La Pirámide Bauhaus de las Ideas. / Application of the pyramid of ideas to create Bauhaus projects. The Bauhaus Pyramid of Ideas.

1. La ideación de proyectos como base para la construcción bottom-up de la Nueva Bauhas Europea.

Desde la Comisión Europea toda la ciudadanía, todos los pueblos, estamos invitados a diseñar la Europa en la que queremos vivir a través de la New European Bauhaus o Nueva Bauhaus Europea.

La UE, con su presidenta Úrsula Von der Layen a la cabeza, nos anima a co-inventar una Europa bella, sostenible e integradora que, desde la cultura y conectándose con la economía, el diseño, la agricultura, la tecnología, el arte, el medio ambiente, y la arquitectura, entre otras disciplinas, construya la realidad que nos gustaría habitar en cada rincón de Europa.

Se nos pide, entonces, que cada persona, cada colectivo, haga su propia aportación al proceso global definiendo nuevos proyectos que encajen en la lógica Bauhasiana para construir así una auténtica dinámica bottom-up en la que, lo que ocurra en Europa a nivel macro, estará definido por las propuestas concretas de la ciudadanía.

Sigue leyendo

Cómo transformar nuestra economía (producción, industria, actividades) en una economía de la Nueva Bauhaus. / How to transform our economy (production, industry, activities) into a New Bauhaus economy.

Creando la economía del futuro desde los principios de la Bauhaus.

La Bauhaus supuso un impulso al desarrollo económico con un enfoque social, desde la revolución del diseño, la producción industrial, el trabajo y las profesiones. A continuación vamos a proporcionar una serie de claves para bauhausizar nuestra economía desde los avances en la tecnología, la producción y la sociedad, enfrentando los nuevos desafíos planetarios para dar a luz la Nueva Bauhaus Europea.

Sigue leyendo

La cultura de la Nueva Bauhaus. Un movimiento en marcha para revolucionar Europa. / The culture of the New Bauhaus. An ongoing movement to revolutionize Europe.

Europa se encamina hacia un tiempo decisivo en su historia, en estos momentos se está gestando un cambio cultural profundo inspirado en la Bauhaus, y como todo cambio histórico trae nuevas bases filosóficas, nuevos principios y valores, nuevas prácticas sociales, nuevas habilidades y competencias, nuevas identidades, nuevos estilos y nuevas políticas.

A continuación vamos a adentrarnos en sus fundamentos y orientaciones para sumar fuerzas a esta causa común y alentar la acción ciudadana y las políticas públicas necesarias que aceleren su implantación.

Sigue leyendo

El reto de la digitalización ¿Estamos preparados para abordarlo?

La crisis del coronavirus está acelerando la digitalización de la economía, el trabajo y la vida, un viaje sin retorno que no va a ser un camino fácil porque para abordarla necesitamos un cambio de mentalidad y de prácticas, una transformación cultural en toda regla.

La inversión en digitalización va a ser cuantiosa en los próximos años. España, por ejemplo, va a recibir decenas de miles de millones de euros que le pueden servir para transformar su economía, pero para hacerlo debemos entender qué es la digitalización y poner bien sus cimientos. ¿Podremos lograrlo? De momento estamos cometiendo muchos errores de bulto.

De todas las realidades de nuestro mundo físico (trabajo, ocio, productos, servicios, actividades…), vamos a construir réplicas virtuales de ceros y unos. Para hacerlo nos vamos a ayudar de las tecnologías disruptivas que nos trae la Cuarta Revolución Industrial (big data, algoritmos, blockchain, inteligencia artificial, realidad aumentada, robótica, fabricación aditiva…). Pero dar el salto del mundo analógico al digital no solo es cuestión de tecnología, precisa del desarrollo de nuevas habilidades que no son tecnológicas (soft skills) y que tienen que ver con nuestra capacidad para crear posibilidades con otros, innovar, trabajar en equipo, emprender y liderar. La curva de aprendizaje y la implantación de las competencias digitales es rápida, frente a las soft skills, cuyo desarrollo es más complejo y difícil. 

No es posible una transformación digital con individuos y organizaciones de mente analógica.

No puede haber administración digital con funcionarios analógicos, por muchas tecnologías y aparatos que manejen.

No es factible tener empresas digitales con un modelo de gestión tradicional de liderazgo vertical y gerentes-capataces, por muchas tecnologías disruptivas que apliquemos.

No es posible acceder a las formas de producir riqueza revolucionaria con las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial desde un sistema educativo que reproduce mentes analógicas (personas que memorizan y repiten), pues dichas funciones son las primeras en ser digitalizadas.

No puede haber ciudadanía digital si no posee habilidades para crear valor con la tecnología, no basta con ser usuarios, hay que saber crear economía (nuevos productos y servicios) con ella.

Toda revolución tecnológica y productiva se sustenta en un cambio de paradigma que obliga a las personas y organizaciones a acomodarse a sus nuevas reglas, quienes no se adaptan, tarde o temprano terminan desapareciendo o convirtiéndose en irrelevantes o marginales. En plena transformación digital, nuestras mentes siguen siendo analógicas, y esto nos va a traer muchos problemas.

Aprender de los errores del pasado y poner los cimientos para crear riqueza revolucionaria.

Países como España van a disponer de una oportunidad histórica para transformar su economía y modelo productivo en los próximos tres años, una emergencia positiva que trae el coronavirus, la cuestión es si tendremos el diagnóstico correcto y el plan adecuado para hacerlo.

La revolución digital y sus ventajas en cuanto a disminución de costes, aumento de la productividad y creación de riqueza, no se materializa con el simple hecho de inyectar capital y tecnología. Necesitamos un plan para aprender nuevas competencias, y además hacerlo de forma rápida y práctica. No podemos caer en los errores del pasado, como cuando pensamos que la revolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la modernización de la educación pasaba por llenar las aulas de ordenadores conectados a Internet, sin darnos cuenta que los profesores eran analógicos; y parece que vamos encaminados a tropezar en la misma piedra.

La clave no es incorporar tecnología para seguir haciendo las mismas cosas y con el mismo propósito, sino tener una visión de futuro y un plan para transformar el mundo con esa tecnología.

Si no somos conscientes que para enfrentar la digitalización e incorporarnos a la Cuarta Revolución Industrial partimos de una Administración del siglo XIX, un sistema educativo que amenaza ruina, un modelo de gerencia empresarial obsoleto… Lo vamos a pasar muy mal, por muchas decenas de millones de euros que se inviertan en big data, blockchain, machine learning, realidad aumentada…

La propia Comisión Europea (que ya conoce nuestros defectos), tiene la duda de si seremos capaces de absorber la financiación y utilizarla eficientemente, pues sabe que nuestras administraciones públicas son un mastodonte analógico, que aunque cuenta con ordenadores y otros medios tecnológicos, es una máquina arcaica e ineficiente.

Para abordar la digitalización, nuestros cuadros directivos, administraciones, empresas, trabajadores, profesores, estudiantes y ciudadanos en general; tienen que aprender a descubrir nuevas posibilidades, a hacer ofertas valiosas para los clientes, a colaborar, a crear equipos, a trabajar juntos… a navegar en la incertidumbre, a ser sensibles al cambio, a ser flexibles, a explorar las tendencias del consumo, los escenarios económicos… En un mundo globalizado donde la competencia es atroz y despiadada.

Si quieres dar el salto a la digitalización sobre cimientos firmes, podemos ayudarte.
Trabajando en el diseño de una estrategia y un plan, desarrollando habilidades directivas y para el emprendimiento con los equipos de dirección y los trabajadores, entrenando en la identificación y creación de posibilidades, inventando nuevas ofertas para los clientes… definiendo las tecnologías necesarias  para la transformación digital y enseñando a los trabajadores a crear valor con ellas.

No hay tiempo que perder.

Adelante!!!

Artículos relacionados

Enviado desde mi iPhone