Que nadie te aparte de tu camino.

Por duros que sean los tiempos, por encontradas las situaciones. No te detengas. Cada vez que se rompan tus planes, aparecerá ante ti un nuevo horizonte, solo tienes que afinar la mirada para verlo.

Los problemas que crecen ahora a tu alrededor, son enanos con apariencia de gigantes, posibilidades vestidas de mendigo. Y también impagables lecciones para crecer y desplegar tus alas.

No vuelvas la mirada a los que te desaniman, a los que te dicen que no podrás o que es muy difícil. Solo si intentas lo imposible, lograrás lo extraordinario.

Cuanto más tortuoso se hace el camino, más merece la pena seguir avanzando. Tu único enemigo es el miedo, y ése fantasma, solo vive en ti. Si lo miras a los ojos se desvanecerá.

No levantes barreras que frenen libremente el fluir de tus sueños, persíguelos sin tregua y se esfumará la fatiga.

No esperes nunca un golpe de la fortuna, es más difícil recomponerse de un éxito fugaz que de un trabajado fracaso.

Busca incansablemente la inspiración en el trabajo, edifica tu vida desde la disciplina y tu propio mandato.

Guíate por tus principios, pon por delante tu propia ética al mandato de la manada. No te dejes arrastrar por sus reglas morales.

Sorprende a los demás entregando un poco más de lo que esperan de ti, logrando cada día en superar la mejor versión de ti misma.

Cuando pierdas el rumbo (que será muchas veces a lo largo de tu andadura) piensa siempre en quién quieres convertirte y qué puedes ofrecer a los demás. En el servicio a los otros encontrarás tu plenitud.

Hazte significativa para aquellas personas que te importan, crea tu mundo con ellas. Recuerda que sola no llegarás a ninguna parte, sola eres solo una persona sola.

Y liberada ya de prejuicios, ama con fuerza lo que quieres y a quien quieres, sin buscar la aprobación de nadie.

Siempre habrá quien te quiera apartar de tu camino, pero tú sigue firme, confía en tu pureza, en tu rareza singular.

Si las voces en tu caminar se acrecientan y convierten en ladridos, alimenta tu confianza porque vas por buen camino: “si ladran es porque avanzas”.

No renuncies nunca a hacer de tu vida una obra de arte, a construir tu propio legado desde la decisión, la voluntad y la templanza.

Tu camino está despejado, la vida es una aventura increíble, continúa sin mirar atrás.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.