Las 30 nuevas competencias que serán tendencia en 2023.

Cuando termina un año y empieza otro se analizan las tendencias que marcarán la tecnología, la economía o el consumo en el próximo año. Y rara vez se hace una proyección sobre los aprendizajes, conocimientos, habilidades y competencias que serán claves en el futuro, como si siempre tuviéramos que aprender las mismas cosas sin necesidad de hacer una revisión para adaptarnos a los nuevos contextos tecnológicos, económicos, sociales y laborales.

Cuando el mundo cambia (y en estos momentos estamos experimentando una revolución tecnológica sin precedentes), tenemos que actualizar nuestros aprendizajes. Y aquí va nuestra propuesta para los conocimientos que marcarán tendencia.

30 conocimientos que comenzarán a ser tendencia en 2023.

1.- Aprender a hablar y entendernos con la Inteligencia Artificial (IA). Surgirán expertos en sacar partido a la IA que ejercerán su desempeño en este campo.

2.- Aprender a formularnos buenas preguntas en lugar de memorizar respuestas.

3.- Aprendizaje de la lógica y los procesos de la IA para diseñar productos y servicios de aplicación práctica a todos los ámbitos de la vida.

4.- Aprender a generar aprendizaje mediante el diálogo (mayeutica) y las técnicas aplicadas a los procesos cognitivos en la relación conversacional humano / IA.

5.- Aprender a interpretar y entender los códigos de la IA (hermenéutica) para sacarle todo el partido a la relación humano / IA.

6.- Aprender la aplicación práctica de la IA a la resolución de problemas y los procedimientos y técnicas para hacerlo.

7.- Aprender a configurar equipos mixtos humanos / IA para trabajar colaborativamente (convergencia inteligencia colectiva/ IA).

8.- Creatividad híbrida, aprendiendo a  conjugar el pensamiento creativo humano con el potencial de la IA.

9.- Potenciación del talento, mediante el entrenamiento del talento  personal asistido por la IA.

10.- Toma de decisiones empresariales asistida por IA.

11.- Liderazgo de proyectos y equipos, aplicar la IA a los procesos de toma de decisiones y el monitoreo de proyectos en las tareas de dirección y gerencia.

12.- Minería de conocimiento, aprender a extraer conocimiento de la IA para su aplicación práctica a cualquier trabajo o actividad humana. Aunque la IA nos va a proveer de mucho conocimiento elaborado, tendremos que aprender la lógica, mecanismos y técnicas para extraerlo y aplicarlo, convirtiéndose en una materia prima de alto valor comercial.

13.- Autoprovisión de conocimiento, aprender a recurrir a la IA para extraer y filtrar el conocimiento básico que necesitamos en el día a día.

14.- Aprender las utilidades prácticas del resto de tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial (big data, realidad aumentada, machine learning, blockchain, fabricación aditiva…) para aplicarlas a nuestras actividades laborales y profesionales. No se trata de ser un experto en las mismas sino conocer su aplicación.

15.- Aprendizaje flexible al día y adaptación al cambio (cambiar con el cambio), los cambios serán tan bruscos y repentinos que nos obligarán a estar en beta permanente. No bastará con aprender a lo largo de la vida, habrá que aprender a lo largo del día.

16.- Aprender a descubrir lo relevante y acomodarlo a nuestros intereses, se trata de entrenar la mirada para estar ojo avizor a lo que ocurre entre la vorágine de cambios que acontecen.

17.- Explorar las fronteras de la ciencia y el conocimiento para anticipar las tendencias y lo emergente.

18.- Recrear escenarios de futuro y planes de abordaje.

19.- Desarrollar sensibilidad y compromiso con los grandes desafíos planetarios.

20.- Aprender a descubrir y crear posibilidades en el nuevo contexto y a convertirlas en oportunidades y realidades.

21.- Aprender a mostrar posibilidades y abrir el horizonte de posibilidades a nuestros clientes (llevar posibilidades a los demás en nuestras conversaciones).

22.- Convertirse en un interlocutor relevante en nuestro ámbito de acción, desarrollando visiones y propuestas originales en torno a las que crear equipos, redes y alianzas en nuestro ámbito de interés.

23.- Aprender a orquestar la mente de los demás en torno a un propósito compartido.

24.- Hablar a las preocupaciones de los demás antes que a nuestros propios intereses.

25.- Crear relatos poderosos de futuro que le den sentido a la vida de la gente sustentadnos en juicios fundados.

26.- Planeación flexible desde la revisión permanente de la hoja de ruta.

27.- Invitar a los demás a vivir grandes y retadoras aventuras en torno a un logro inspirador.

28.- Desarrollo de sentido y criterio, que será mucho más importante que el conocimiento, es decir, la capacidad para conducirnos con tino.

29.- Conocimiento práctico, saber hacer será mucho más valioso que saber cosas, que quedará en segundo plano porque tendremos acceso a fuentes de conocimiento abiertas.

30.- Hacernos cargo de nuestra propia vida (emprender) y liderar nuestra existencia.

Las revoluciones anteriores nos hicieron más accesibles los datos y la innovación. La que viene nos da acceso al conocimiento.

A lo largo del proceso de evolución en los últimos 2 millones de años, la especie humana ha vivido en la oralidad y la transmisión de datos e información a través del lenguaje oral. De este largo período, solo llevamos 5000 años de lenguaje escrito, un hito que se culmina con la invención de la imprenta en 1440, inaugurándose la era Gutemberg. Un acontecimiento que solo tiene un calado similar con la invención de Internet y su desarrollo a finales del siglo XX. 

Todos los fenómenos descritos han servido para hacer más accesible el acceso a datos e información, siendo la base del desarrollo exponencial de la ciencia y la tecnología. Pero la Inteligencia Artificial va a suponer una revolución sin precedentes, porque a diferencia de las anteriores nos posibilitará acceder al “conocimiento elaborado”, porque tanto la tradición oral como la escrita, la imprenta o Internet nos proporcionaban datos e información que había que procesar y elaborar para convertir en conocimiento. Sin embargo, cuando la Inteligencia Artificial esté más desarrollada, nos ofrecerá conocimiento a la carta, ahorrándonos tiempo y ofreciéndonos la posibilidad de generar conocimiento nuevo y a gran velocidad cuando interactuamos con ella.

Cuando hay un cambio en la transmisión del conocimiento, siempre se generan reacciones contrarias que se afirman en las virtudes del modelo preexistente. El mismo Platón se quejaba en su tiempo de la utilización del alfabeto, preocupado porque el uso del texto amenazara las artes retóricas tradicionales basadas en la memoria.

Todos los cambios que estamos avizorando, no quiere decir que se vayan a materializar en 2023, pero lo importante es que aprendamos a ver la tendencia que se expresa en los primeros ensayos como ChatGPT. Por eso tenemos que desarrollar junto a las 30 competencias descritas, la capacidad de aprender a ver el cambio histórico.

Ha cambiado el contexto y tenemos que aprender nuevas cosas.

Los saberes, conocimientos, habilidades y competencias clave que las personas necesitamos para desenvolvernos no son fijas, van cambiando a lo largo del tiempo a medida que evolucionan la tecnología, los sistemas productivos, la economía, el trabajo y la sociedad en su conjunto. Sin embargo, los sistemas educativos son rígidos y no actualizan los aprendizajes, lo que nos obliga como individuos a buscar alternativas para hacernos cargo de nuestra propia formación.

En el futuro, tendremos acceso a fuentes de conocimiento inmediato, sin necesidad de que empleemos tanto tiempo en elaborarlo. La Inteligencia Artificial será un aliado que trabajará a nuestro favor, funcionando como un dispositivo cerebral externo que nos hará menos dependientes de la memorización, una función que se irá fusionando progresivamente en una espiral imparable de hibridación humano / máquina.

Podemos decir que hay dos tipos de saberes (saber cosas y saber hacer cosas). En la era de la Inteligencia Artificial nos enfocaremos más en saber hacer cosas prácticas y de alto valor añadido donde intervendrá la sensibilidad, la creatividad y la innovación; abriendo una edad dorada para el emprendimiento, la productividad y la creación de riqueza revolucionaria.

El mundo va a cambiar radicalmente y tenemos que acomodar a nuestras vidas a ese cambio incorporando nuevas competencias. La Inteligencia Artificial y las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial no son cosa de expertos en tecnología, son herramientas cuyas aplicaciones hemos de aprender con rapidez para mejorar nuestros desempeños, a la vez que serán fuente de nuevos oficios y profesiones, un tsunami que lo va a impactar todo y a cambiar nuestro mundo tal y como lo conocemos, por lo que no podemos mirar para otro lado.

En este nuevo escenario tendremos que desarrollar nuevas habilidades cognitivas, relacionarnos con la inteligencia artificial, rescatando incluso viejas disciplinas olvidadas como la mayeutica o la hermenéutica, a medida que aparecerán nuevos esquemas de pensamiento y corrientes filosóficas.

Las mentes más flexibles abrazarán rápido las nuevas tecnologías para desarrollar nuevos lenguajes, nuevos imaginarios, nuevas creaciones, nuevos negocios, nuevas apropiaciones, nuevos emprendimientos, nuevos talentos… Un ejercicio que nos exige un cambio de paradigma que va a voltear nuestro sentido común y nos transformará por completo.

La base para adquirir los 30 nuevos conocimientos está en las 15 competencias del Modelo 6-9.

Se trata del aprendizaje de 15 competencias a través de las cuales se desarrollan las 30 que hemos descrito con anterioridad (6 Dominios y 9 Niveles de excelencia):  escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer, dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.

La no adquisición de estas habilidades puede ser un motivo que ensanche aún más la brecha social entre los que las incorporan y los que quedan rezagados en las moribundas instituciones educativas decimonónicas que no saben interpretar el cambio de tiempo histórico en el que hemos entrado.

No hay tiempo que perder. Adelante!!!

Artículos relacionados.

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/wp-content/uploads/2019/06/Extremadura_2050_final_redux.pdf

1 comentario en “Las 30 nuevas competencias que serán tendencia en 2023.

  1. Pingback: Aprender a mirar el cambio histórico para poder avizorar las tendencias del futuro. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.