Cultura 2050. La nueva cultura que se está gestando.

Las transiciones en los cambios de época son confusas, hasta que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer, se hace presente la incertidumbre y el desconcierto. Justo lo que estamos viviendo en este momento.

Los rasgos que trae el futuro ya comienzan a ser reconocibles, sin duda esas manifestaciones se irán articulando y tomando cuerpo en una nueva cultura que pronto marcará una época.

Ruptura de las coordenadas de nuestro “viejo mundo”: modelo espacial (centro/periferia), temporal (aceleración del tiempo histórico), modelo económico y productivo (de la Tercera Revolución Industrial a la Cuarta y Quinta Revolución Industrial).

Nuevas formas de relacionarnos y vivir en sociedad, convivencia, estructura familiar y nuevas formas de familia, ubicuidad, movilidad, virtualidad.

Nuevas formas de trabajar, del trabajo fijo al trabajo nómada, del trabajo por cuenta ajena al trabajo por cuenta propia.

Nuevas formas de aprender (aprendizaje invisible, entre pares…). Aprendizaje a lo largo de la vida, un continuo de aprender/desaprender/reaprender.

Nuevos saberes críticos como base del impacto personal (creatividad, innovación, emprendimiento y liderazgo), frente a los saberes técnicos y temáticos.

Nuevo significado del conocimiento como acción e innovación. La reflexión es auxiliar de la acción, el error es fuente de aprendizaje. La era del conocimiento entendido como datos e información almacenados en el cerebro ha terminado.

Desarrollo de la sensibilidad y su cultivo como base de los nuevos saberes, de cuyo desarrollo depende la adquisición de nuevas habilidades (skills).

Flexibilidad para el cambio, entrenamiento para cambiar rápidamente con los contextos (adaptación continua).

Adquisición de competencias clave para el siglo XXI (competencias genéricas) y su aprendizaje universal: escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer, dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, gestión emocional, planificación y evaluación.

Ruptura de la concepción metafísica del ser en la que nos hemos apoyado en los últimos 2500 años, desde Parménides, Sócrates, Platón, Aristóteles, Escolástica; basada en la creencia de la naturaleza del ser humano como realidad fija, eterna e inmutable que ha limitado nuestro potencial de aprendizaje, emprendimiento y liderazgo (crecimiento). Aparecerán nuevas corrientes filosóficas y de pensamiento que nos ayudarán a fluir con el signo de los tiempos.

Nuevas éticas y ontologías del ser fruto de las nuevas corrientes filosóficas, como las surgidas de la filosofía del lenguaje que toman la mirada del ser humano como compendio de biología, emociones y lenguaje, pasando de su concepción acabada a otra abierta a la transformación y el crecimiento a través del aprendizaje.

Nuevas realidades, evolución permanente hacia la desmaterialización de los objetos, sustitución de la naturaleza física de las cosas por versiones virtuales, algo de lo que no escapará el propio ser humano.

Nuevas formas de relación ser humano/máquina, transformación del ser humano (hibridación ser humano/tecnología), desarrollo de nuevas habilidades tecnológicas relacionadas con la inteligencia artificial, big data y otras tecnologías de la Cuarta y Quinta Revolución Industrial.

Nuevas actitudes para asumir la mayoría de de edad del ser humano, superando los complejos y tics culturales, como declararnos jóvenes o viejos, ser responsables, tomar el control de la propia existencia, desarrollar sentido y criterio en lo que hacemos, no pedir permiso, cultivar la disciplina.

¿Fin de la Historia? (Fukuyama),  ¿Fin del trabajo? (Rifkin), ¿Modernidad líquida? (Bauman), ¿Posthumanismo?  (Harari). Aunque todas las generaciones piensan que en su época ocurrirán las cosas más importantes, sin duda, vivimos en un tiempo nuevo y radical, en las próximas décadas vamos a conocer cambios más disruptivos que en toda la historia de la humanidad. En estos momentos estamos usurpando funciones otrora reservadas a los dioses como crear vida nueva (genética) e iniciar el camino a la inmortalidad. El ser humano ha irrumpido en el laboratorio de la creación. El tiempo que empleó la naturaleza para crear la vida (4.000.000. 000 de años), o el proceso de hominización (7.000.000 de años), se está acortando en una insignificante fracción de tiempo.

Estamos creando nuevos seres vivos y nos estamos convirtiendo en nuevos seres humanos, el cambio es descomunal. Los cimientos de nuestro mundo se resquebrajan, sus muros se tambalean, una nueva cultura se está gestando, mientras asistimos atónitos al declive de las instituciones y organizaciones que nos dieron sentido y seguridad.

Los estados-nación están en crisis, los modelos de gobernanza están en crisis, los marcos regulatorios y legales están en crisis, los sistemas educativos son un esperpento, el modelo laboral y de empleo está caduco, las formas de representación e ideologías son incapaces de dar respuesta a las nuevas realidades…

¿Cuánto tiempo permaneceremos no queriendo ver lo que ocurre? ¿Cuándo decidiremos ejercer nuestra responsabilidad e impulsar los cambios que necesitamos?

Definitivamente estamos en un cambio cultural descomunal, en la configuración de un nuevo paradigma que nos va a traer un mundo nuevo y apasionante.

¿Vas a ser espectador de este tiempo? ¿O vas a decidir protagonizarlo?

La Cultura 2050 está fraguándose, el #Movimiento2050 está en marcha.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

3 pensamientos en “Cultura 2050. La nueva cultura que se está gestando.

  1. LEOPOLDO BARRANTES LOPEZ

    Cada momento es cambiante y no son iguales los momentos. Cada vivencia es suma de momentos y nos interelacionamos por momentos. Pasamos de un momento a otro a veces si enterarnos. Siempre hay cambio, ahora bien cuando ese cambio se vislumbra en un momento y parece que es es algo nuevo y distinto de lo ya conocido decimos que progresamos. La evolución es progreso y siempre ha sido y será asi conforme a nuestro par genetico . Cambia pues el tiempo en el que nos damos cuenta de ese progreso . Por ello la evolucion y el progreso precisan del menor tiempo posible para ser constatable. Incluso ocurriran cosas de las que no nos percatemos por cuanto en el tiempo en wue suceden es extremadamente rápido. Que daria yo por poder controlar el tiempo. Ese factor que forma parte de ecuaciones matematicas pero que hasta ahora a mi entender no hemos podido envasar. Predigo que una evolucion importante seria aprender a manipular el tiempo. Hasta hora el tiempo lo aprendemos desde el conocimiento con los recuerdos y dándole al coco. Como seríamos si pudueramos manejar ese tiempo. Entonces u supongamos ello, seria necesario el saber. Ahi lo dejo.

    Responder
  2. Pingback: Cualquier tiempo pasado fue peor. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: 27 Retos para cambiar | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.