El profesor del futuro. Un embajador de mundos.

Nuestro equipo junto con organizaciones, instituciones, equipos de docentes y otros profesionales, estamos diseñando un nuevo currículo del profesor del siglo XXI a través de la puesta en marcha de proyectos y programas educativos para adaptar la educación a las nuevas realidades y hacer frente a los cambios revolucionarios que están ocurriendo en el mundo, movimiento que desemboca en un nuevo enfoque educativo. Aquí te mostramos 4 nuevas funciones del profesor que estamos trabajando.

embajador-mundos

Las experiencias que estamos llevando a cabo, en las que participan numerosos equipos y centenares de profesionales y docentes, tienen un gran reto: redefinir el rol del profesor para adaptarlo a una nueva forma de educar que redefine el currículo educativo (qué aprender, cómo aprender, dónde aprender, cómo evaluar…).

En la sección de la educación de este blog puedes acceder a decenas de posts sobre los nuevos roles del profesor. Todos ellos aportan las claves, saberes, objetivos, competencias y herramientas para el profesor del siglo XXI.

Aquí puedes consultar todos los trabajos publicados en torno al tema:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/category/educacion/

En este post enfocado en el nuevo currículo de la labor del docente, vamos a centrarnos en 4 nuevas funciones en torno a las cuales estamos formando al profesorado y generando los recursos para aplicarlos al aula, siendo válidas también para el ejercicio de otro tipo de profesiones y actividades (orientadores, mentores, coach, consultores, asesores, padres…).

Función 1. El profesor es un embajador del mundo para sus estudiantes (comprensión global del universo).

En este ámbito trabajamos la función del profesor como fuente que activa las preguntas y la curiosidad, mostrando el universo y sus magnitudes a los estudiantes.

Antes de iniciar cualquier tarea docente (enseñanza/aprendizaje), el profesor ha de presentar el mundo como visión global a sus estudiantes para observarlo desde una perspectiva amplia y holística.

El objetivo no es el de aprender conceptos sino provocar el asombro y la admiración que abre el espacio a las preguntas, a las preguntas poderosas y transformadoras que crean el ambiente emocional propicio para que el aprendizaje pueda enraizar.

Para estimular y excitar la imaginación y el papel proactivo sobre el mundo se necesita activar un mecanismo para que los estudiantes se formulen preguntas permanentemente, como proceso inicial para desarrollar la imaginación, la creatividad y la innovación.

Las preguntas son más importantes que las respuestas, y el rol del profesor gira el foco de la producción de respuestas a la formulación de preguntas.

La capacidad de hacerse preguntas nace del asombro ante la magnitud y la grandeza del mundo que habitamos y el ser extraordinario que somos. A través de los números se revela el significado de las cosas, nuestra mente se excita y estimula el proceso de creación de nuevas ideas.

Las buenas preguntas ¿cómo es el espacio que habitamos? ¿En qué escala temporal vivimos? ¿Qué comunidad constituimos? ¿Qué tipo de ser somos? Nos abren a la creación de ideas y la acción para habitar el mundo, aprovechar el tiempo, desarrollar proyectos valiosos con otras personas y conocernos mejor para ser más felices y fluir armoniosamente con la vida.

Para trabajar esta función estamos elaborado el siguiente material nuclear a disposición del profesor:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/los-numeros-de-los-que-nacen-las-grandes-preguntas-que-generan-las-buenas-ideas/

Realmente la apertura de mundos no es objeto de “una lección concreta”, forma parte de la conversación diaria profesor / estudiantes, personalmente soy partidario de abrir el “curso escolar” con esta “clase magistral” aunque no creo ni en cursos escolares ni en clases magistrales. La nueva función del profesor como embajador del mundo y fuente recurrente que activa las preguntas es un continuum a lo largo del aprendizaje, un enfoque transversal a todas las actividades y materias.

Función 2. El profesor como embajador de mundos dentro del mundo.

Desde la adquisición de una perspectiva global del mundo, hemos de adquirir una habilidad para observar, interpretar y actuar sobre los mundos particulares que configuran la realidad (el mundo no es una realidad única, realmente no hay un mundo, hay mundos). Una función esencial de la labor del profesor del siglo XXI será abrir horizontes de posibilidades a sus estudiantes (mundos), para lo cual es necesario que el propio profesor tenga un conocimiento preciso de cómo se mueve el mundo global y los mundos que encierra.

Aquí te ofrecemos los recursos para trabajarlo en clase o en cualquier otro contexto que implique el desarrollo de personas:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/educacion-y-nuevos-mundos/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/mi-mundo-se-ha-muerto-nuevos-mundos-y-espacios-de-poder/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/que-hacer-cuando-el-mundo-cambia/

La apertura y los mundos que un estudiante puede vislumbrar dependen de la amplitud y horizontes de los mundos que tienen sus educadores.

Los límites de mi mundo están dentro de los límites de las personas que me guían.

Profesores con visiones limitadas del mundo producen personas con horizontes limitados. Profesores con horizontes amplios producen personas con horizontes abiertos. De ahí que un sentimiento generalizado de los jóvenes que están en las aulas en este momento es: no veo posibilidades para mí en el futuro. Y eso se debe, entre otras causas, a que sus profesores (familias, educadores, orientadores…) no tienen una perspectiva del movimiento y el sentido de los mundos.

Si queremos estudiantes que amplíen los horizontes del mundo para la sociedad y creen sus propios mundos, necesitamos profesores que posean una visión poderosa del fluir de los mundos, esto incluye una visión analítica de su movimiento y expansión o contracción: mundo oriental, mundo occidental, mundo latino, mundo árabe… Las tendencias de la economía y el consumo, las fronteras del conocimiento, la convergencia tecnológica (NBIC)… El mundo rural, urbano, internet… El mundo del trabajo, educación… Los mundos que mueren y que nacen… Los cambios de poder, el hacerse presente en los mundos, la innovación como proceso asociado al cambio de mundos… El fenómeno de la obsolescencia y el fluir con el cambio…

Solo desde esa atalaya y con esa perspectiva global, cada persona puede empezar a buscar su sitio en ese cambio de mundos para construir el suyo propio, y conectarse y crear relaciones desde la adquisición de las competencias (genéricas) con las personas de otros mundos.

Por tanto el profesor se convierte en un guía, en un explorador, en un porteador de mundos para mostrárselos a sus estudiantes, y no solamente como un mero proveedor de experiencias, sino en el desarrollo de las sensibilidades y la pasión para que exploren y tomen la práctica de acercarse y asomarse permanentemente (investigar/escuchar) a lo que ocurre en esos mundos para incidir en ellos desde una actitud activa y comprometida.

El conocimiento de los mundos y su movimiento no es una tarea puntual, es una atalaya desde donde se asoman y miran profesor y estudiantes de manera permanente para atisbarlos y hacerse  presentes en sus movimientos. Desde ella, el profesor lanza preguntas: ¿qué está pasando en los mundos? Y luego muestra  evidencias, para estimular y seguir avanzando en otras preguntas: ¿cómo afectan esos cambios a vuestras vidas, profesiones, actividades…? ¿Qué oportunidades os abren? ¿Qué mundos podríais crear? ¿Con qué mundos os queréis comprometer?… En definitiva, un profesor convertido en embajador de mundos que abre posibilidades a sus estudiantes.

La visión de mundos tiene una interpretación mucho más local y personal que el profesor cultiva, pues vamos de lo global a la realidad de cada estudiante para construir su mundo personal y profesional. En este apartado se trata de desarrollar habilidades para que cada persona sea arquitecta y constructora de su mundo, y eso tiene que ver con trabajar la capacidad de producir visiones poderosas, interpretaciones potentes del futuro. Cuando una persona es capaz de crear pensamientos inspiradores y trasladarlos a otras a través de un relato motivador y original, desde un compromiso inequívoco y radical (compromiso radical), entonces esas personas “lo compran” y comienzan a sumarse al compromiso también. En ese momento, ya está en marcha un nuevo mundo o la transformación de otro existente.

Si con anterioridad, profesor y estudiantes se habían abierto a la imaginación, la creatividad y la innovación mediante el ejercicio de las preguntas; ahora lo hacen al emprendimiento y al liderazgo desde la creación de su mundo particular. La clave es cultivar la sensibilidad y el compromiso en torno a las desarmonías que ocurren en los mundos, un antídoto contra el sentimiento nihilista que invade a muchas personas al experimentar su desubicación en el mundo.

El profesor crea personas con nuevas visiones y ofertas poderosas, que al compartirlas con otras, cambian su forma de ver y pensar dando lugar a nuevos mundos. Un trabajo similar al que hicieron Luter King, Ford, Mandela, Bill Gates…

El objetivo de la nueva educación no es “fabricar grandes personajes” (esto puede venir por añadidura). La nueva educación hace una apropiación del emprendimiento y el liderazgo para su aplicación democrática y colectiva, creando personas comprometidas con su realidad, capaces de conectar y seducir a otras, y de esta manera diseñar sus mundos personales y profesionales desde la cooperación (crear una causa y sumar a otros). La base de este trabajo está en las conversaciones que mantenemos desde la sensibilidad de la escucha, la realización de promesas, pedidos, ofertas…

Todos estos trabajos constituyen la base del trabajo del nuevo profesor, una labor para que cada persona sea partícipe activa en la construcción de mundos en los que le ha tocado vivir (tomándolos, mutándolos, creando otros nuevos), diseñando su propia identidad en torno a un compromiso radical.

Y este rol es extensible a todos aquellos campos profesionales donde se trabaja en el aprendizaje y el crecimiento humano: padres, mentores, entrenadores… El mentor es un guía que ya ha estado en el mundo al que quiere llevar a su pupilo. El coach necesita tener una visión global de los mundos si pretende que la persona  a la que toma pueda tener una apertura a posibilidades, no trabaja para que la persona se dirija a un mundo concreto, sino que le muestra todo el abanico de mundos que se abren en el horizonte, no conduce hacia caminos ni mundos, únicamente muestra horizontes abiertos potencialmente colonizables.

Función 3. El profesor como entrenador de nuevas competencias para crear y colonizar mundos.

celula

Para facilitar esta tarea hemos sistematizado y organizado 15 competencias genéricas que el profesor debe manejar para trabajarlas con sus estudiantes (MODELO 6-9).

Esas competencias las hemos reunido en el MODELO 6-9 para facilitar su aprendizaje y entrenamiento en torno al desarrollo del proyecto vital de cada estudiante (6 Dominios y 9 Niveles de excelencia):  escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer, dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.

La apropiación de las 15 competencias genéricas (más que competencias se trata de habilidades/sensibilidades), constituyen un aprendizaje invisible, ya que éstas no se aprenden como materias o conceptos, sino que una vez que el profesor las adquiere, los estudiantes las incorporan como prácticas asociadas al trabajo aplicadas a todas las facetas de la vida.

Aquí tienes la base para trabajar las 15 competencias del MODELO 6-9.

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/wp-content/uploads/2018/03/el-modelo-6-9-registrado.pdf

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/las-15-cosas-que-tienes-que-aprender-para-tener-una-empresa-exitosa/

El objetivo final de la nueva educación, y por ende del nuevo profesor, es que cada persona diseñe y lleve a cabo su proyecto de vida en torno al cual realizarse personal y profesionalmente.

Se trata de que en la agitación de los mundos en los que vivimos, el estudiante sea capaz de construir su mundo propio con otras personas desde el cultivo de su singularidad en torno a una oferta.

Aquí tienes el fundamento para el desarrollo de la educación e torno al mundo (proyecto) de cada estudiante:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/la-educacion-basada-en-proyectos-y-el-modelo-6-9-como-hilo-conductor-de-la-nueva-educacion/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/las-8-tecnicas-y-recursos-educativos-que-completan-la-educacion-basada-en-proyectos/

Función 4. Nueva “hoja de ruta” del profesor como guía del aprendizaje en torno a la creación de mundos.

El profesor, liberado ya de su función secular de proveedor de contenidos, se convierte en una figura mucho más rica: generador de preguntas, embajador de mundos, fuente de desarrollo de nuevas competencias y guía en la construcción del mundo personal / profesional (proyecto vital) de cada estudiante.

Para realizar las nuevas funciones necesita de un nuevo itinerario donde el profesor se convierte en un guía del proceso en torno a un nuevo plan de aprendizaje.

Aquí tienes la hoja de ruta para conducir el aprendizaje en torno al desarrollo del proyecto vital (mundo) de cada estudiante.

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/guia-para-el-desarrollo-de-las-nuevas-competencias-de-los-ninos-del-siglo-xxi-vale-tambien-para-adultos/

El profesor se convierte de hecho en un gestor del conocimiento (organizando y facilitando el conocimiento al estudiante para construir su mundo). Rompiendo el concepto tradicional del aprendizaje, el profesor plantea retos y propone a cada estudiante que trabaje sobre su proyecto vital, generando el espacio de aprendizaje (que rebasa ya los muros del aula) en torno a una comunidad de personas (comunidad de aprendizaje).

El desarrollo en la práctica de estas funciones que se proyectan en habilidades/sensibilidades no son teorías, son prácticas que ya estamos trabajando con equipos docentes y profesionales de diversas organizaciones y países. Una revolución silenciosa e imparable que va a transformar la educación.

Únete a nosotros.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *