El futuro ha llegado ya y no nos hemos enterado.

El futuro ya está aquí y no somos capaces de verlo, convivimos con las transformaciones más revolucionarias de la historia (disrupciones) mientras permanecemos  atrapados en la telaraña de nuestros viejos esquemas mentales que nos impiden abrazar las oportunidades del nuevo tiempo.

Los cambios que ocurrían en meses, años, décadas o siglos, ahora lo hacen en días, meses o años. El tiempo histórico se está comprimiendo y acelerando a la vez. Los intervalos de tiempo entre los hallazgos científicos, los desarrollos tecnológicos y su conversión en bienes de uso masivo se acortan extraordinariamente. Necesitamos coraje para deshacernos de lo viejo (pensamiento, creencias, relaciones, actitudes…) y abrirnos a lo nuevo con otra mirada.

Cuando hablamos de creación de vida nueva (nuevos seres diseñados por la biotecnología), longevidad, vehículos autónomos, producción de carne sin animales, plantas sin suelo, impresión 3D de todo tipo de objetos, cuerpos biónicos… Y un tertuliano  se muestra escéptico, otro ya está buscando en Internet con su smartphone para dejar en evidencia al incrédulo. La ciencia ficción en muchos aspectos queda en ridículo a medida que se precipitan y anticipan los acontecimientos.

Cuando te digo que los coches autónomos están circulando por las ciudades, que entre nosotros hay personas mitad humanas y mitad máquinas, que en las impresoras 3D ya se están imprimiendo órganos humanos, que hay robots aprendiendo de otros robots, que se están diseñando nuevas formas de vida, que se está trabajando en trasladar la mente humana a un ordenador, que se está reprogramando la edad celular para terminar con el envejecimiento… No te estoy hablando del futuro, sino del presente.

La convergencia de la nanotecnología, biotecnología, infotecnología, cognotecnología (NBIC) está generando disrupciones masivas en todas las fronteras del conocimiento, la tecnología y sus aplicaciones prácticas a todas las creaciones humanas.

La inteligencia artificial permitirá la automatización de tareas y la interacción entre objetos y personas. Robots, drones, vehículos y otro tipo de dispositivos operarán de forma autónoma (IoT).

La gestión masiva de datos (big data) y su aplicación universal revolucionará nuestro mundo, las máquinas que aprenden (machine learning) estarán por todos lados auxiliándote en tus tareas más cotidianas.

Dispondremos de simuladores conectados con dispositivos instalados en las mismas fuentes de información (emporewed edge), en todos los ámbitos como la medicina, la empresa, la economía, la educación o la movilidad; ayudándonos con precisión en la planificación y toma de decisiones.

Los simuladores auxiliados de la realidad aumentada nos crearán nuevos mundos listos para ser habitados, abriendo camino a una nueva economía que lleva con nosotros décadas (economía de la experiencia), haciendo imposible distinguir entre mundos reales y virtuales.

La tecnología de bloques (blockchain) pasará del ámbito del sector financiero a la administración y de aquí al resto de sectores y actividades garantizando la confidencialidad y seguridad de todo tipo de datos.

Con todo ello vamos a hacer del planeta (y quien sabe si en un futuro el Universo) un lugar de espacios inteligentes, primero en el mundo urbano (smart cities) y luego en el rural.

Y desde aquí, el gran salto a la computación cuántica, donde ciencia normal (Kuhn) y ciencia ficción pasan a fundirse mientras se instala un paradigma científico radical.

Pero lo que te estoy contando no es futuro, es presente. La única barrera para que puedas habitarlo no es tecnológica, son las telarañas que tenemos en la mente, nuestras creencias limitantes.

Los nuevos mundos ya están aquí, para habitarlos necesitamos convertirnos en nuevos seres, más flexibles, dispuestos a aprender cosas nuevas, nuevas habilidades, nuevas actitudes.

Si quieres subirte a este tren, ven con nosotros, el #Movimiento2050 te está esperando, contamos contigo.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

3 comentarios en “El futuro ha llegado ya y no nos hemos enterado.

  1. Pingback: Sirius, el chatbot que hará de ti una persona emprendedora. | El blog de Juan Carlos Casco

  2. Pingback: EL ALGORITMO DEL GAZPACHO.Iniciación al big data, inteligencia artificial, machine learning y otras lindezas de la modernidad. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: El futuro del trabajo. La mayor parte de la humanidad trabajará en la cuarta dimensión. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.