No pidas peras al olmo. La administración mata la innovación y las creencias limitantes hacen el resto.

Vivimos buena parte del tiempo contándonos mentiras, haciéndonos trampas en el solitario, diciéndonos medias verdades, hablando de lo superficial, postergando lo importante, procrastinando (aplazando los deberes y las decisiones), dominados por emociones paralizantes. Sin salir de este círculo vicioso no podemos abrirnos a la innovación, el liderazgo y el emprendimiento; en un entorno institucional que en lugar de favorecer el progreso es un lastre para el avance económico y social.

Sigue leyendo

El despoblamiento rural.

El mundo rural no se muere, realmente ya está muerto hace mucho tiempo, es una pieza de museo, aunque todavía vivan personas en los pueblos, lo que queda de él es un fósil. La tarea ahora es reinventarlo, no restaurarlo (los mundos pasados no se pueden restaurar), y para ello es necesario hibridar algunas de sus señas de identidad con elementos de la más rabiosa modernidad, como única posibilidad para que vuelva a cobrar vida, pero ya convertido en un mundo diferente.

Sigue leyendo

El Ministerio del Futuro.

¿Qué es más importante el pasado o el futuro? Entonces por qué dedicamos tanto tiempo a pensar en el pasado y tan poco en preparar el futuro. Este defecto también se traslada a nuestros gobiernos e instituciones que abrumados por el peso de la gestión del presente no les queda tiempo para construir el porvenir. Definitivamente necesitamos un Ministerio del Futuro.

Sigue leyendo

La felicidad está determinada por los genes.

Vivimos más años, tenemos mejor salud y alimentos; los 3 jinetes del Apocalipsis en la historia (guerra, peste, hambre) se repliegan drásticamente; el trabajo y la fatiga humana se mitigan con la mecanización de las tareas más agotadoras… Y sin embargo esto no se refleja en los niveles de felicidad de la población. Los nuevos demonios que afligen el mundo son la depresión, el suicidio, el estrés, el fanatismo o el nihilismo; fenómenos que nos amenazan con ser más fulminantes que el hambre o las guerras.

Sigue leyendo

Historia del futuro de Extremadura. Extremadura 2050 de espectadores a protagonistas del cambio. (Capítulo 6 de 6)

CAPÍTULO XI.
NUEVOS RELATOS PARA EL DISEÑO COLECTIVO DE LA EXTREMADURA DEL 2050.

 ¿Qué Extremadura sueñas para 2050?

Si no compartimos un sueño colectivo no podremos tener una unidad de acción ni una hoja de ruta para protagonizar el futuro. Necesitamos fijar en nuestra retina, en nuestro horizonte,  una visión y misión compartidas, y ese sueño se fabrica mediante relatos inventados capaces de seducirnos y levantarnos del sillón. He aquí el primer trabajo que tienen que realizar nuestros líderes en todos los campos (política, educación, empresa, organizaciones sociales…).

Sigue leyendo