Europa necesita nuevos líderes para impulsar su futuro.

Los líderes y movilizadores de la Nueva Bauhaus.

La Nueva Bauhaus es una iniciativa comunitaria que aspira a crecer y convertirse en un movimiento para transformar Europa. Para que un movimiento cuaje es necesaria una masa crítica de millones de personas entusiastas. Para encauzar las energías y coordinar los esfuerzos se necesitan miles de personas con liderazgo que se comprometan con impulsar la causa. Todos los puestos están vacantes, ¿quieres ser tú una de ellas?

La causa de la Nueva Bauhaus (transformar Europa desde la belleza, la inclusividad y la sostenibilidad) ya tiene su gran lideresa (Ursula von der Layen). Y comienza a generar ilusión y seguidores en toda Europa. Ahora faltan los miles de líderes y lideresas que sean la argamasa que la cohesione y movilice el estado de ánimo colectivo. La Nueva Bauhaus no tiene dueños, es de todas las personas de Europa y el mundo, un patrimonio de toda la sociedad. 

Todo movimiento que nos trae una nueva realidad necesita la gasolina del liderazgo para avanzar. La apuesta que está haciendo la Comisión Europea es tan grande, que va a necesitar muchos líderes para impulsarla.

Convocar y producir nuevos líderes y lideresas de la Nueva Bauhaus.

Artistas, artesanas, estudiantes, activistas, pensadoras, científicos, arquitectas, creativos, mentes inquietas, emprendedoras, jóvenes, adultos, profesionales de todas las disciplinas… convertidos en líderes y lideresas.

Personas capaces de inspirar con el ejemplo y orquestar estados de ánimo para la movilización colectiva de una sociedad europea en horas bajas tras la pérdida paulatina de peso en el concierto internacional, sus problemas históricos de gobernanza, el Brexit o los efectos de la pandemia.

Por eso vamos a necesitar una cantera de nuevos líderes, no de líderes mesiánicos. Líderes de base, en los barrios, en los pueblos y ciudades, en los centros educativos, en las artes, en la ciencia, en la cultura, en la empresa… Y, por supuesto, en la administración y la política. Si esto no lo entienden nuestros gobernantes, comprometerán por completo el proyecto. Su liderazgo radicará en entender que el mundo ha cambiado, y su rol será liderar el nuevo tiempo sin liderarlo, pensando en las futuras generaciones antes que en las próximas elecciones, asumiendo que están creando un legado dejando hacer a la sociedad.

El liderazgo es el factor crítico.

Todo se levanta o destruye con el liderazgo. Su importancia se acrecienta en los momentos de crisis y dificultad, cuando las personas no ven posibilidades de futuro. Por eso necesitamos miles de líderes y lideresas que se hagan cargo del futuro.

Personas con una visión abierta del mundo.

Que vean posibilidades donde los demás solo ven problemas.

Que no se quedan en los diagnósticos y pasen a la acción.

Que no pidan permiso y se den permiso para actuar desde el respeto a los valores y los principios.

Que sean incompatibles con la resignación y el desánimo.

Que reten a la tradición y no escuchen las voces que dicen que es imposible.

Que avancen cada día con decisión, aún sabiendo que cometerán errores.

Que unan a la gente en torno a un propósito, sin apelar a las identidades ni preguntar a las personas de dónde vienen.

Que piensen en grande, persigan un sueño y trabajen de manera incansable para hacerlo realidad. 

Que convoquen a la acción y sean los primeros en dar el paso adelante.

Que tengan in mente la creación de un legado desde los principios de la Nueva Bauhaus.

El liderazgo no es una rareza, además se puede reproducir.

En Europa hay miles de líderes que están haciendo su labor desde el anonimato y han de sentirse convocados para abanderar la causa de la Nueva Bauhaus. Además, también se puede crear escuela para capacitar otros nuevos, garantizando que el movimiento crezca de manera vigorosa.

Muchas personas son líderes y ni siquiera lo saben, porque la literatura oficial ha generado arquetipos de liderazgo carismático que no se corresponden con el perfil que necesitamos en este momento histórico. Hay que animar a los líderes y referentes, descubrir y estimular a los que lo son y no lo saben, y crear una cantera con los que quieren serlo.

Porque la Nueva Bauhaus se conjuga  en gerundios y no en participios (no está hecha, se está haciendo). Ellos y ellas son el capital crítico para hacerse cargo del estado de ánimo de una Europa sumida en una crisis emocional donde la mayoría de sus ciudadanos no ven posibilidades de futuro. 

Los líderes son los catalizadores del cambio, quienes muestran el camino, quienes nos enseñan a ver posibilidades donde los demás solo ven problemas, a resignificar, rediseñar y reinventar Europa en torno a los mundos mágicos que nos abre la Nueva Bauhaus, desde el diseño, la cultura, el arte, la ciencia, la tecnología, la economía, la producción de bienes y servicios, el trabajo, la creación de los espacios, el urbanismo y los edificios. Un papel que tienen que hacer los líderes de este movimiento, orquestando los estados de ánimo y coordinando las acciones para su materialización.

Para construir juntos el legado de la Nueva Bauhaus no hay personas muy viejas ni muy jóvenes, nacidas en la Unión o fuera de ella, ni profesiones, actividades, sensibilidades, identidades, ideologías o trabajos que estén excluidos… Es un movimiento abierto, de frente amplio, que nos convoca a todos a ser protagonistas de nuestro destino en torno a un propósito y una acción común.

Una movilización cultural sin precedentes.

Edificar la Nueva Bauhaus necesita activistas que sean motores de una  acción concertada de reingeniería social. Sin un liderazgo que movilice no se producirá una explosión de valor ni se creará riqueza revolucionaria, por muchas inversiones, transferencias de capital o infraestructuras que se lleven a cabo. Sin el liderazgo no se harán presentes las personas creativas, innovadoras y emprendedoras con sus iniciativas, una precondición necesaria para que surjan nuevas empresas, empleos, inversiones y actividad social.

El liderazgo es la piedra angular del ecosistema social necesario para iniciar un proceso de desarrollo capaz de generar una masa crítica de personas en Europa, desde las Azores a Budapest.

Si soslayamos su papel y nos centramos únicamente en las  inversiones materiales (polígonos industriales, banda ancha, tecnología, carretereras, conexión ferroviaria…), la prosperidad no está garantizada como lo estaba en el pasado porque las reglas que rigen en la economía han cambiado. La riqueza de las naciones en la Cuarta Revolución Industrial y en la nueva era del Virtuceno está asociada a los intangibles como el talento, la creatividad, la innovación, el emprendimiento y el liderazgo.

El liderazgo es el motor que activa las comunidades, transforma el estado de ánimo, inspira y moviliza. “Donde no hay visión la gente perece” (La Biblia). Al final, todo se levanta con el liderazgo, o se frena por su ausencia.

Necesitamos un plan para implicar a los líderes existentes y producir muchos más como garantía de éxito de la Nueva Bauhaus. Sin liderazgo hay vida, pero es peor vida.

Donde hay liderazgo la vida florece.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

3 comentarios en “Europa necesita nuevos líderes para impulsar su futuro.

  1. José Fco. Soriano

    Me parece un planteamiento perfecto y necesarios, hace ya unos años que vengo pregonando eso en mi circulo, lo que pasa es que es muy corto y no creo que haya llegado a ningún lugar mi inquietud,
    De todas formas, me sorprende que diga esto y, después de dos mensajes que remití, uno a través de este sistema de correo-respuesta, tratando de conseguir información sobre Vd. y las ideas que expone, no haya recibido ni un mensaje diciéndome, espera que te diré algo pero con tiempo, que me hubiera pacificado un poco mis inquietudes, lo que pasa es que soy mayor, y me centro en lo que me interesa y no me puedo permitir perder el tiempo esperando demasiado, las respuestas, por lo que significa de falta de interés y, espero, que tenga un minuto para atender a sus seguidores
    Saludos

    Responder
    1. Juan Carlos

      Estimado José Francisco, le escribí una respuesta a su mensaje, voy a revisar con el administrador qué puede haber ocurrido. No obstante aquí le dejo mi teléfono (625633587), así como mi disposición total a atender cualquier cuestión en la que le pueda ser de ayuda. En este momento estamos ultimando un libro sobre la Nueva Bauhaus. Por favor dígame donde se lo podría hacer llegar en soporte electrónico. Igualmente quiero agradecerle sus palabras que me ayudan a corregir mis errores y estar más atento a las cosas importantes. Un fuerte abrazo y Adelante!!!

      Responder
  2. Pingback: 12 claves para entender la Nueva Bauhaus. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.