Archivo de la etiqueta: obsolescencia

No te formes, busques empleo o emprendas como te dicen ¡Basta ya de tanto despropósito!

Claro que necesitas formarte, desarrollar tu vida profesional, y emprender; pero desde otra mirada y con otro propósito diferente del que te están vendiendo los servicios públicos de unas administraciones que viven en el paradigma del siglo XIX. Vaya tropa ¡Qué desastre!

Hace poco me propusieron realizar la conferencia de apertura de una serie de eventos en materia de empleo y empleabilidad. Decliné amablemente, previniendo de que mi visión era muy distinta a la oficial. Ante la insistencia acepté, advirtiendo que se prepararan para escuchar cosas que pueden no gustar demasiado.

desproposito

Sigue leyendo

La “CULTOPÍA”. Una nueva cultura para entender, mirar y habitar el mundo.

El excesivo peso que el pasado y la historia tienen en nuestra cultura, nos ha generado una gran dependencia intelectual e interpretativa y nos ha definido como seres apegados a la experiencia. Todo ello ha creado un falso entendimiento de que si miramos a lo que ya sucedió, obtendremos una interpretación fiable de lo que va a ocurrir. Pero esto ya no funciona porque la escala espacio-temporal que nos regía se ha roto.

cultopia

Sigue leyendo

¡Victoria total! El rediseño del proyecto vital.

Un nuevo paradigma para reinventar el diseño profesional y ayudar a responsables educativos, padres, educadores y jóvenes a entender el futuro y los retos que enfrentamos como sociedad.

Millones de jóvenes se encuentran en la encrucijada para diseñar su proyecto vital en un tiempo caracterizado por la incertidumbre. Asaltados por un mar de dudas: qué carrera debo hacer, cuáles serán las profesiones con más tirón, qué demandará la sociedad del futuro…  Su forma de ver el mundo, influenciada por los mensajes de sus familias, profesores y entorno cultural, les remite a un plan agotado y obsoleto que se resume en  las siguientes consignas: elige una buena carrera, estudia mucho, obtén buenos resultados académicos y haz oposiciones para ser funcionario o empleado de una empresa.

victoria-total

Sigue leyendo

Ha muerto el homo academicus ¡Descanse en paz!

La tradición de la Ilustración y posteriormente la Era industrial consagró el ideal ciudadano académico. De esta manera dividió a la sociedad en dos grandes grupos: los académicos (personas con estudios universitarios o de similar categoría) y los no académicos.

La aspiración de cualquier familia o corporación era tener el máximo de “académicos” en sus filas, como garantía de éxito y reconocimiento.

homo-academicus

Sigue leyendo