Si quieres resultados diferentes cambia tu forma de hablar

El arte de diseñar conversaciones para transformar el mundo. Su aprendizaje como base de la revolución educativa.

Mira a tu alrededor, todo lo que es obra humana ha nacido de una conversación (los edificios, los países, las organizaciones…); todo lo que existe y existirá es consecuencia de las conversaciones que tuvimos o mantendremos. Si cambiamos el signo de nuestras conversaciones cambiaremos el sentido del mundo. Donde primero podemos aplicar este axioma es a la educación, la revolución educativa que se está gestando surgirá de una nueva forma de conversar de sus actores.

ID-10030511


Todos advertimos cierta desazón acerca del mundo que estamos creando: calentamiento global, cambio climático, destrucción de los ecosistemas, superpoblación, producción masiva, guerras, conflictos, terrorismo …; realidades que surgen del sentido dominante de nuestras conversaciones que se sostienen sobre la base de competir, vencer, acumular, consumir, desconfiar, ganar, dominar…

Si observamos la esencia profunda que marca el signo universal de nuestras conversaciones, podremos entender la naturaleza del mundo que hemos creado. No estamos condenados a la destrucción, podemos alumbrar una realidad distinta si aprendemos a conversar de una manera diferente basada en colaborar, cooperar, confiar, repartir, preservar, innovar…

Si cambiamos la forma de conversar del mundo, cambiamos su esencia e identidad, y este efecto no se consigue desde una actitud combatiente y frentista sino superadora (donde haya conversaciones de guerra lleva conversaciones de paz, donde haya conversaciones de odio lleva conversaciones de amor, donde haya oscuridad lleva luz, donde haya resignación y resentimiento lleva esperanza y fe…).

El lenguaje es generativo, crea realidades por sí mismo. Si queremos superar los desafíos globales necesitamos enseñar un nuevo estilo de conversar, y esa es la base de una nueva educación basada en la confianza, la cooperación, la colaboración, la innovación, la acción, el emprendimiento y el liderazgo.

Si cambias tu forma de hablar, cambias tu ser y tu mundo. Si analizas las claves del éxito de las comunidades excelentes que crean valor, como el Silicon Valley, comprobarás que su factor diferencial reside en el estilo de conversar de sus actores, en como se escuchan, se hacen pedidos, promesas, ofertas….Nuestro éxito como comunidad reside en aprender a conversar sobre unas bases diferentes y en educar masivamente en esas prácticas.

– Manual de estilo para un nuevo conversar.

Pensamos erróneamente que para ser más efectivos y producir mejores resultados lo más importante es tener muchos conocimientos, cuando lo esencial es aprender a diseñar y poner en práctica conversaciones efectivas. Mi capacidad para conversar marca el límite de mis logros. El límite de mis capacidades conversacionales es la frontera de mis posibilidades.

Con el lenguaje producimos acción y transformamos el mundo, de él depende nuestra efectividad personal y los resultados que conseguimos, de ahí que sea determinante aprender unas nuevas prácticas lingüísticas para el desempeño de nuestra vida personal y profesional.

La pobreza de mi conversar cierra mi horizonte de posibilidades. Atraemos lo que somos. El mundo se divide en dos grandes dominios: las personas que conversan de forma efectiva e inventan el futuro,  y el resto viven en un “lenguajear” improductivo caracterizado por la ausencia de compromisos, incumplimiento de promesas, juicios destructivos…De ti depende el universo que quieres habitar. Si decides hacer una diferencia con tu vida no te queda otra que aprender a diseñar conversaciones influyentes y transformadoras.

La efectividad de mi hablar determinará las posibilidades de mi hacer,  mi carrera profesional, mis resultados.

En la Era industrial bastaba el cultivo de las funciones básicas del lenguaje para ser efectivos en la fábrica, la empresa, la administración. La vida se circunscribía a unos espacios de acción con reglas establecidas en los que para realizar el trabajo era suficiente con transmitir información y coordinar tareas básicas. Pero el nuevo tiempo que habitamos nos exige nuevas destrezas.
imagen1
– Diseñar conversaciones para crear equipos desde la escuela.

Los jóvenes precisan adquirir nuevas capacidades para conversar, congregar a otros jóvenes, emocionar, inspirar, seducir en torno a una iniciativa. Para ello necesitan aprender a crear equipos (redes de colaboración) con otros jóvenes de otros centros educativos, lugares, culturas y disciplinas. De ello dependerá su futuro y su trabajo, que estará en función de las ofertas que sean capaces de inventar y crear para el mundo.

Estudiantes de sicología formarán equipos con otros que estudian biología, medicina, computación, ingeniería… Juntos crearán ofertas para alargarnos la vida, desarrollar  medios de transporte eficientes, fuentes de energía limpias, servicios que nos hagan la vida más fácil…. Se harán cargo de los problemas globales que nos afligen y los convertirán en oportunidades desde una práctica de conversar diferente.

Las universidades y los centros de formación del futuro serán espacios abiertos, en los que se inventará el futuro desde la colaboración, la cooperación, la participación, la coinvención, la corresponsabilidad. Los jóvenes accederán a la formación e inventarán un proyecto de futuro o se sumarán a otro, el cual se convertirá en su forma de vida o profesión. La formación será un medio para conseguir un fin, no un fin en sí misma.

El conocimiento, que era el principal bien que proveía la educación, ha perdido importancia frente a la innovación, la imaginación, la acción y el emprendimiento. El conocimiento en sí mismo es neutro, para alcanzar valor requiere que alguien quiera hacer algo con él, además es ubicuo y abundante, para acceder a él no se necesita pasar por la universidad.

– La nueva forma de conversar de los centros educativos y las universidades con sus alumnos.

La universidad tradicional conversaba así con sus alumnos: “aquí tienes los conocimientos, te los entrego, los memorizas y apruebas, luego los repites en un tribunal de oposición y logras un empleo…”

La universidad del futuro conversará así con sus alumnos: “aquí tenéis el espacio relacional para construir vuestros sueños, también personal de apoyo para crear vuestras redes de colaboración, cread equipos entre vosotros y con otras personas del mundo e inventad nuevas ofertas para el mundo, seréis evaluados por estas tareas prácticas y el valor que seáis capaces de generar, de este trabajo viviréis en el futuro y será vuestra profesión…”

Y si el futuro va a ser así ¿por qué no traerlo ya al presente? Quien empiece a hacer esto, tendrá éxito, seguro.

– Cambiando la forma de hablar de los responsables educativos.

Esta será la declaración que tarde o temprano tendrán que realizar los responsables educativos cuando el sistema colapse y se derrumbe. ¡Socorro! Necesitamos políticos valientes que dejen de mirar para otro lado y se comprometan de verdad con este desafío.

“Vamos a cambiar radicalmente la universidad y los centros educativos que pasarán a ser los espacios donde las personas acudan para inventar su futuro y el de su comunidad….”

– Cambiando la forma de hablar de los alumnos con la comunidad educativa.

Los alumnos accederán  a las universidades o centros educativos mediante una declaración: “Vengo a esta universidad para realizar mi proyecto vital que consiste en ……………; lo hago público para que toda la comunidad educativa lo conozca, y de esta manera me ayude a crear un equipo con otros compañeros o compañeras para trabajar en ello, o bien integrarme en un equipo que ya esté trabajando en un proyecto donde pueda tener cabida el mío … Para ello solicito el apoyo de los profesores, pidiéndoles que orienten los conocimientos y los trabajos prácticos que me exijan en torno a mi proyecto vital… De la misma manera ofrezco mi ayuda y colaboración al conjunto de la comunidad  educativa para contribuir al éxito de esta universidad y al de los proyectos vitales de mis compañeros…”

El diseño y la puesta en escena sincera de esta declaración por parte de toda la comunidad educativa cambia por completo el sentido de la educación, a la vez que la química del cerebro y el espacio emocional del conjunto de los actores del sistema, engendrando un nuevo paradigma educativo.

Par hacer realidad esta conversación colectiva necesitamos la complicidad de los actores y un nuevo pacto global por la educación.

– Cambiando la forma de hablar entre los alumnos.

Las primeras conversaciones exploratorias entre los alumnos: “Soy una persona confiable, estoy aquí para hacer realidad mi proyecto vital que es………… Me gustaría conocer el tuyo, por eso te pido que me lo cuentes…”

La conversación para crear dirección (visión/misión). Después de haber compartido sus proyectos vitales, se diseñarán conversaciones en torno al siguiente patrón: “Tengo una idea precisa de las conexiones y sinergias que existen entre nuestros proyectos, veo que entre tu proyecto y el mío hay estas similitudes………. Te pido que me digas cómo lo ves tú………. Te propongo que escribamos en una página la visión del futuro que podemos inventar juntos….”

“Te pido que nos pongamos de acuerdo y escribamos juntos el proyecto que vamos a hacer en común, desde el cual estaremos trabajando conjuntamente nuestros proyectos vitales …”

¿Cómo lo hacemos? ¿Qué ganamos?

Si queremos crear confianza y efectividad, todos tenemos que ganar: “Mira, si hacemos el proyecto compartido, esto es lo que veo que gano yo……….   Y esto lo que ganas tú……………. Dime cómo lo ves tú……………. Ahora te pido que nos pongamos de acuerdo y establezcamos un compromiso”.

¿Funcionará nuestro proyecto?

Lo que vamos a hacer será valioso para el mundo: “Te pido que les preguntemos a nuestros clientes si están dispuestos a comprar lo que vamos a hacer para ellos….. Te pido que los incluyamos en nuestro proyecto, que hagamos un plan de trabajo y salgamos a buscarlos ahora…”

Hagamos el primer prototipo.

“Te pido que hagamos el primer prototipo con el que podremos mostrar nuestro proyecto a nuestros clientes y al mundo, te solicito que lo hagamos en 45 minutos, con los medios a nuestro alcance …… En los próximos días te pido que hagamos 4 ó 5 versiones nuevas. Te pido que cada mes mejoremos el prototipo, se lo mostremos a nuestros clientes y volvamos a mejorarlo…. Te pido que esto lo convirtamos en una disciplina…”

– Cambiando la forma de hablar para incorporar nuevos socios y aliados al proyecto.

“Para hacer crecer el proyecto necesitamos incorporar otros perfiles de la universidad, de otras universidades, de empresas……… Te pido que me digas cómo lo ves……………¿Qué plan podemos seguir para hacerlo?…”

Este será el patrón del cambio en el mundo que pasará por aprender una nueva forma de conversar,  que a su vez será la base de la revolución educativa que se está gestando.

Educando a las personas en este manual de estilo conversacional cambiamos la esencia misma del individuo y el ethos social. La transformación del sistema educativo no está donde sus actores (políticos, autoridades, profesores, padres …) han puesto el foco. El problema no se resuelve inyectando más recursos en el sistema si es para hacer más de lo mismo, en pagar más o menos a los profesores, en cambiar la ratio de alumnos por aula, en poner más o menos exámenes, en ponderar más o menos unas asignaturas… Con todo esto podemos poner algunos remiendos antes de que el edificio se venga abajo. La transformación verdadera vendrá desde la asunción de un nuevo compromiso para conversar, y eso no es fácil porque cuando tomamos la decisión de cambiar nuestra forma de hablar sufrimos una transformación en nuestra identidad, en nuestro ser profundo, una auténtica metanoia (μετανοῖεν). Pero sin este salto, cualquier intento será infructuoso.

¿Empezamos?

Adelante!!!

CONTINUARÁ.

——–
Artículos relacionados:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/una-revolucion-educativa-inspirada-en-los-rasgos-del-paradigma-cultural-naciente/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-nuevo-paradigma-del-conocimiento-que-sirve-de-base-a-la-revolucion-educativa-que-se-esta-gestando/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/o-cambiamos-la-educacion-ahora-o-nos-vamos-todos-a-la-mierda/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/hagamos-un-pacto/#comments

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/category/liderazgo-educacion/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-curriculum-del-hoy-y-el-manana/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/mama-buscame-una-universidad-donde-pueda-estudiar-futuro/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/como-sera-el-trabajo-y-las-empresas-del-futuro/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/tu-carrera-pasa-por-liderar-tu-vida/

Gracias a Paul Gooddy por cedernos la foto para este artículo

5 pensamientos en “Si quieres resultados diferentes cambia tu forma de hablar

  1. Pingback: El espíritu del picador de piedra. | El blog de Juan Carlos Casco

  2. Pingback: Aquí tienes el nuevo modelo de currículum. Las nuevas competencias de los trabajadores del siglo XXI. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: EL CAMBIO RADICAL EN LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS Y DE EMPLEO. | El blog de Juan Carlos Casco

  4. Pingback: El desafía de producir 1.000.000 de nuevos emprendedores en tu país. ¿Qué líder se atreve a hacerse cargo? | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *