El futuro del mundo rural. Nuevas realidades, desafíos y estrategias.

El mundo rural se está jugando su futuro en estos momentos, las cartas se están repartiendo ahora y muchos de sus actores desconocen la celebración misma de la partida. Vamos a analizar todos los factores que están presentes en el escenario y avanzar las líneas maestras de nuevas políticas y programas para construir el nuevo mundo rural.

En artículos anteriores hemos visto los cambios radicales que están aconteciendo en los mundos fruto de la convergencia tecnológica (NBIC), y como esos cambios están trastocando el empleo, las profesiones, las empresas y las actividades humanas. Ahora vamos a analizar sus impactos en el mundo rural para ponernos en camino y prepararnos para salir al encuentro de un futuro apasionante.

Hemos explorado como evolucionan las tendencias de los mundos (oriental, occidental, árabe, latino, Internet..) y sus transformaciones radicales, ahora nos vamos a centrar en un mundo muy especial, el mundo rural, un mundo del que han nacido el resto de mundos y del cual  conservan muchas de sus esencias, constituyendo un auténtico reservorio de autenticidad. En esta senda vamos a realizar un esfuerzo para obtener el máximo partido a las posibilidades que nos abren las enormes transformaciones que están ocurriendo en la ciencia y la tecnología, en aras a impulsar su desarrollo y sacarlo de la atonía en la que vive.

El mundo rural corre el peligro de fosilización.

El mundo rural vive una profunda crisis, nuestros mundos que hasta hace poco más de un siglo eran rurales, están mutando.

La humanidad que había sido mayoritariamente productora de alimentos, en la actualidad solo necesita un porcentaje ínfimo de efectivos en el campo. Todo ello trae la desaparición del medio rural como lo habíamos entendido con sus actividades, trabajos, economía, paisajes, formas de vida, ritos, tradiciones, cultura…

El mundo rural tradicional, al igual que el mundo urbano de la primera Revolución Industrial se ha muerto y su lugar está siendo ocupado por otro mundo que está naciendo, cuyo ADN contiene rasgos del antiguo mundo rural combinados con los de otros mundos que impactan sobre él (urbanidad, Internet, convergencia tecnológica…).

Si no entendemos que el mundo rural ha de evolucionar hacia un mundo de nuevas realidades, caeremos en el peligro de su fosilización e irrelevancia. Justo lo que están consiguiendo unas políticas públicas que no entienden que la vuelta a una estampa bucólica de pueblos llenos de agricultores, ganaderos y actividades tradicionales como en el siglo pasado, es una realidad que no volverá.

El discurso casposo y la acción política, deben renovar su ideario y su estrategia de futuro para evitar la fosilización y desaparición del mundo rural.

Mundo urbano y mundo rural dos realidades que tienden a fusionarse.

En una proyección donde medio rural y urbano tienden a difuminarse y a hibridarse en una nueva realidad (“rurbano”), confiriendo a los espacios rurales una serie de posibilidades inéditas hasta este momento (desarrollo de nuevas actividades productivas, empleos, empresas…). No podemos trabajar para restituir el mundo rural a las condiciones de hace unas décadas porque el pasado no se puede reproducir en el futuro.

En un contexto global de transformación y cambio permanente, tenemos la oportunidad de construir el medio rural sobre las bases de la modernidad, manteniendo sus principales señas de identidad e incorporando los rasgos del nuevo tiempo, en un ejercicio de conservación-innovación.

Los auténticos frenos al desarrollo del mundo rural se encuentran en factores internos (psicológicos y sociológicos). Producir una transformación exige una ingeniería en el interior de los individuos y sus creencias, no se puede crear innovación material desde planteamientos y esquemas mentales viejos.

El mundo rural en el marco de las transformaciones globales y cambio de paradigma, glocalidad y rurbanidad.

Vivimos en un proceso civilizatorio global y masivo, en una modernidad líquida (Bauman), donde las tecnologías de la información y la comunicación hacen extensivos los cambios de forma rápida al medio rural y urbano, deslizándonos hacia la “glocalidad” y la “rurbanidad”.

Los rasgos de la “modernidad líquida rurbana”:

  • La ubicuidad. La facultad que se tiene para estar en dos lugares distintos al mismo tiempo, por ejemplo, trabajando en la vorágine virtual de cualquier país o ciudad del mundo debajo del limonero del huerto.
  • La movilidad. La distancia ha dejado de ser un obstáculo para las relaciones profesionales y sociales, tendencia que va a continuar.
  • El bigdata. Los datos ya son la nueva materia prima y objeto de cada vez mayores transacciones, y esa materia prima es igual de accesible en el medio rural que en el urbano.
  • La hiperconectividad y el internet de las cosas que acercan la realidad rural y la integran en un circuito que no distingue entre urbano y rural.
  • La hiperrealidad que nos inunda y sumerge en un conjunto de mundos donde interaccionamos con creaciones de la inteligencia artificial.
  • La búsqueda de la autenticidad, el valor de las cosas genuinas, será otro caballo de batalla donde el medio rural tendrá sus grandes nichos de oportunidad y especialización, al contar con ventajas competitivas frente al mundo urbano.

Desde esta perspectiva, ya no podemos mirar el mundo rural de la misma manera, el análisis cambia radicalmente porque las coordenadas tradicionales que regían ambos mundos se han quebrado.

La ruptura de las coordenadas de nuestros mundos.

La ruptura del modelo espacial (centro / periferia), temporal (aceleración del tiempo histórico), económico y de la riqueza, relacional (formas de relacionarnos)…; abren un panorama completamente nuevo al mundo rural si sabemos interpretar las nuevas realidades y reglas del juego. El futuro de los mundos se está jugando ahora, las cartas se están repartiendo y las reglas se están cambiando sobre la marcha.

Convergencia tecnológica (NBIC), TFE y el potencial de transformación de la economía y la vida humana.

El mundo rural necesita estar abierto al desarrollo y convergencia entre la nanotecnología, la biotecnología, la infotecnología y la cognotecnología de la cual está surgiendo una nueva economía, que a su vez va a traer, de hecho ya está trayendo, una auténtica revolución en la vida humana.

Las interacciones entre estos cuatro sistemas de conocimiento y sus tecnologías están generando un campo infinito de desarrollos y posibilidades de los que tiene que ser partícipe el mundo rural: impresión 3D y su aplicación a todos los campos, fabricación de biomedicinas y nuevos principios activos, bioalimentos, hiperrealidad y producción de nuevas experiencias sensoriales…; constituyen un campo de trabajo insoslayable para el medio rural. La Cuarta Revolución Industrial ya está aquí, y el mundo rural ha de incorporarse a la misma con la decisión de ser líder y protagonista de su destino.

Telepresencia holográfica, transmisión de comunicaciones en imágenes 3D, representaciones tridimensionales que se pueden ver y manipular desde todos los ángulos, vehículos que se conducen solos, naves no tripuladas, tecnificación total en los cultivos y robots que sustituyen tareas manuales como recolección de frutas, cielos surcados por drones, chabots que nos acompañan en nuestros recorridos turísticos y nos sumergen en la cultura local… Son realidades del presente que hay que acomodar al medio rural y abren un universo de nuevas posibilidades; un pequeño botón de muestra de lo que ya está aquí. Todo un conglomerado de piezas que se amontonan para ser utilizadas en la construcción del futuro del mundo rural.

Un mundo rural que innova y saca partido a las grandes tendencias de la economía.

Lógicamente, el mundo rural va a seguir cumpliendo sus funciones tradicionales relacionadas con la conservación del medio, producción de alimentos, espacio de solaz y disfrute…; pero además de ese rol, tiene la posibilidad de generar, promover y liderar nuevas actividades relacionadas con las tendencias emergentes de la economía:

La economía verde y circular, constituye el vector esencial para el desarrollo del mundo rural, la convergencia tecnológica posibilita la emergencia de la economía circular como la nueva economía, superadora de la economía lineal, donde los residuos se convierten en materia prima. En este contexto, al medio rural se le abre el espacio para liderar la economía verde y circular, haciendo extensibles sus posibilidades a todas las actividades humanas.

Economía del conocimiento, donde la nueva materia prima es el conocimiento, ubicuo, accesible y barato; necesitamos desarrollar nuevas actividades sobre la base de una nueva cualificación de los trabajadores (trabajadores del conocimiento), nuevos modelos de dirección y gerencia (liderazgo), y la base del emprendedor como figura clave.

Especialización inteligente, en un mundo que se está “superespecializando”, el mundo rural constituye un espacio sobre el que identificar aquello en lo que somos buenos y podemos llegar a ser excelentes, adquiriendo notoriedad y visibilidad dentro del ruido mediático mundial. El reto está en convertir en base a nuestras singularidades aquello en lo que podemos convertirnos en “capital mundial”.

Economía de la experiencia, tomando el mundo rural como fuente de creación de nuevas experiencias para convertirlas en actividades económicas, nuevas empresas y empleos, en un mundo donde el consumo y la propensión de compra se orienta a la adquisición de experiencias en todas las actividades (ocio, alimentación, deporte, educación…).

Economía slow, en un mundo acelerado se abre paso una tendencia de consumo mundial que busca la autenticidad del mundo rural.

Mercados emergentes, en función del potencial rural, la especialización en productos y servicios destinados a grandes mercados en expansión (kosher, halal…).

Todas estas realidades trastocan los planteamientos clásicos sobre el mundo rural y son la base para cimentar su futuro. La cuestión está en si estamos preparados para liderar todos estos procesos desde un cambio de actitud y esquemas mentales ¿Seremos capaces de producir las personas emprendedoras y líderes capaces de movilizar estas realidades? ¿Las instituciones y organizaciones del mundo rural estarán a la altura de estos desafíos? Esa es la cuestión.

El reto de construir un nuevo ecosistema del mundo rural.

El mundo rural se enfrenta al reto de construir un nuevo ecosistema para su desarrollo, sabiendo que el mundo rural del futuro no volverá a ser como lo fue en el pasado, sino otra realidad diferente, donde habrá que conjugar la conservación de la identidad con el desarrollo de nuevas actividades económicas.

Si queremos hacer atractivo el mundo rural a la juventud y a personas de otros mundos para que vivan y desarrollen sus actividades profesionales en él, debemos crear un ecosistema en el que se amplíe el espectro de posibilidades para conectarlas con las oportunidades y tendencias de la modernidad.

Para dar ese paso es necesario un nuevo liderazgo que lo haga posible: nuevas personas líderes en todos los órdenes de la vida (personas capaces de liderar su trabajo y sus vidas, líderes empresariales, líderes políticos, líderes educativos, líderes sociales…); nuevas personas emprendedoras en todos los campos… Y todo ello desde la atracción y fijación del talento. Asumir este reto exige profundos cambios en la educación para reorientar nuestra mirada y viejos esquemas de pensamiento que están frenando nuestro desarrollo.

En unos mundos que han roto todos sus esquemas y coordenadas, no tiene sitio un mundo rural que no evolucione a la par, el espacio estanco e idílico donde poder transportarnos al pasado entre bucólicas imágenes pastoriles no volverá.

En definitiva, estamos convocados a construir un nuevo ecosistema rural con rasgos identitarios y conservacionistas en equilibrio con la incorporación de la más rabiosa modernidad; animados a reinventar el mundo rural, atreviéndonos a hacer cosas nuevas, de otra manera y con otro propósito.

Un mundo rural alineado con las políticas y tendencias globales.

Ineludiblemente, necesitamos conectar el medio rural, además de con las tendencias globales de la economía, la ecología y la tecnología, con las políticas globales: ODS, organismos internacionales, Unión Europea, nacionales, regionales, comarcales.

Los escenarios del medio rural: qué estaremos haciendo dentro de 25 años.

Debemos hacer este ejercicio ahora, al objeto de trazar un camino por el que transitar hacia el mundo rural  que queremos construir juntos, aprovechando los avances de la ciencia y la tecnología, así como la influencia y fuerza tractora del resto de mundos.

  • Nuevos ganaderos produciendo carne sin animales.
  • Productores de animales portadores de órganos humanos para trasplantes.
  • Fab Lab para fabricación de todo tipo de artículos diseminados por los entornos rurales.
  • Impresión 3D de todo tipo de bioalimentos y biomedicinas.
  • Producción, almacenamiento y distribución de energías limpias, especialmente solar.
  • Restauración, conservación y puesta en valor de ecosistemas naturales.
  • Desarrollo de sumideros de carbono.
  • Industria del ocio y provisión de servicios especializados para visitantes de otros mundos (oriental, occidental, arabe, latino…) y en especial del mundo urbano.
  • Industria de creación de experiencias únicas asociadas a la historia, la naturaleza, la gastronomía… hibridando tecnología y realidad.
  • … Y también habrá agricultura, ganadería, agroindustria, oficios tradicionales… pero como actividades marginales aún en el medio rural.

Todo esto, y cosas aún más inverosímiles, van a ocurrir en los próximos años, de hecho ya están ocurriendo. La cuestión es: ¿Querrán las personas y organizaciones del mundo rural liderar los cambios o adoptarán una actitud pasiva? ¿Seguiremos empecinados en revivir el mundo rural del siglo XIX y XX?

Si no somos capaces de mirar al futuro e interpretar sus tendencias, quedaremos al margen de las revoluciones que se están produciendo y que eclosionarán en las próximas dos décadas.

Puede parecer pretencioso, pero el mundo rural tiene la oportunidad histórica de protagonizar y liderar grandes transformaciones, y por ende, incrementar su peso e influencia sobre los otros mundos. A liderar la producción mundial de alimentos que en gran medida se hará sin ganadería  ni cultivos como hoy los entendemos, a ser los fabricantes de nuevos productos y principios activos para la salud, a fabricar todo tipo de artículos sumándonos a la red mundial de Fab Lab, a acoger actividades de todo tipo relacionadas con el teletrabajo…

Pero todo esto no lo podemos lograr desde nuestros pensamientos limitantes, desde el conservadurismo de nuestras instituciones, desde las actitudes reaccionarias y tercermundistas de nuestras universidades…

La cuestión es: ¿Estamos dispuestos a hacerlo?

Desarrollo de la A a la Z, de nuevos programas y políticas públicas para liderar el nuevo mundo rural.

Si queremos construir y liderar ese nuevo mundo rural que viene, no lo podemos hacer promoviendo las políticas que se han hecho siempre, necesitamos dar la vuelta al calcetín de lo que se ha venido haciendo. Un cambio de paradigma en toda regla para el impulso de nuevos programas que van más allá del entendimiento tradicional del medio rural como agricultura, ganadería y conservación del medio ambiente.

Como botón de muestra, aquí esbozamos algunas líneas maestras sobre las que estamos desarrollando en la práctica, proyectos a pequeña escala para orientar nuevas políticas y programas en el mundo rural:

a) Nuevas competencias para convertir a las organizaciones y actores del medio rural en líderes de su destino.

Entrenamiento en nuevas competencias prácticas en materia de gerencia, dirección y liderazgo para responsables y técnicos de organizaciones en aras a desarrollar una nueva cultura en el medio rural.

b) Crear una visión compartida en torno al horizonte del mundo rural en 2045, para comenzar a hacerlo realidad hoy.

Dirigir la mirada colectiva de todas las personas del medio rural, las organizaciones y las administraciones hacia un gran proyecto colectivo de futuro.

c) Creación de nuevos espacios (Laboratorios de innovación) para que los jóvenes puedan inventar su futuro profesional en el mundo rural.

Se trata de que los jóvenes de la región descubran las oportunidades de fijar sus vidas en el mundo rural, desarrollando en la práctica sus proyectos en estos espacios y adquiriendo nuevas competencias  para hacerlo.

d) Aprendizaje de una nueva cultura para colaborar y cooperar (ganar-ganar).

Uno de los retos principales del mundo rural es el desarrollo de una nueva cultura basada en la colaboración y la cooperación, para ello es necesario que éstas facetas sean entrenadas de forma práctica entre los actores que lo configuran.

e) Creación de un Banco de proyectos y oportunidades del mundo rural.

Pese a que el mundo rural posee un gran potencial y un conjunto de oportunidades, a menudo quedan ocultas por los tópicos; para ello es necesario hacer visibles todas las oportunidades con el propósito de orientar la mirada de los emprendedores del mundo hacia las mismas.

f) Cambiar la mirada para descubrir otras realidades.

El futuro ya está pasando en algún lugar del mundo, y es necesario traerlo cuanto antes al mundo rural. En un mundo globalizado es necesario conocer las vanguardias que están ocurriendo en otros lugares para proyectarlas en el mundo rural. Una de las mayores fuentes de innovación y apertura al cambio cultural proviene del conocimiento de otras realidades

g) Nuevos pobladores rurales.

El colapso del mundo urbano está haciendo posible que muchas personas emprendedoras y con talento fijen su mirada en el mundo rural, por otro lado, los límites entre lo rural y lo urbano son cada vez más difusos, constituyendo el mundo rural un espacio para el desarrollo de actividades creativas y de alto valor añadido, con servicios equiparables al mundo urbano.

h) Removiendo obstáculos administrativos y facilitando las iniciativas y el emprendimiento.

Las trabas burocráticas y administrativas, en muchas ocasiones actúan de freno al desarrollo de nuevas actividades y emprendimientos en el mundo rural, para ello es necesario movilizar la acción de las autoridades para crear equipos de trabajo formados por funcionarios, científicos, expertos, colectivos, actores, emprendedores …; para facilitar la implantación de nuevas actividades:

i) Living Lab Rural.

El diseño de productos y servicios se realiza cada día con una tecnología más depurada, involucrando a los clientes en el diseño y desarrollo de los mismos. El mundo rural constituye un enorme potencial para la satisfacción de necesidades globales en un mercado que cuenta con más de siete mil millones de clientes, que demandan alimentos sanos y saludables, espacios naturales, ecosistemas singulares, experiencias únicas… Para el desarrollo de la innovación y los sectores estratégicos del mundo rural es de un gran valor, centrar los esfuerzos en diseñar los productos y servicios del futuro en estos campos, contribuyendo de manera esencial al desarrollo de nuevos empleos y actividades.

j) Especialización inteligente del mundo rural.

La especialización inteligente constituye una nueva realidad de la economía global, íntimamente relacionada con la creación de nuevas experiencias y otras tendencias. Producción de alimentos sanos y saludables, energías renovables, salud, medio ambiente… son actividades que el mundo rural ha de proyectar y liderar para el resto de mundos

k) Espacios de demostración y transferencia de innovación aplicada a la agricultura.

Las tecnologías aplicadas a la agricultura y en general a las actividades del mundo  rural se encuentran en un proceso de evolución permanente, para la incorporación rápida de las tecnologías a los procesos productivos es necesario crear espacios de conexión entre los que ofrecen las soluciones (empresa, centros científicos y tecnológicos, universidad…), con los receptores (agricultores, ganaderos, industrias de transformación…); haciendo especial hincapié en las TIC y TFE aplicadas a la agricultura.

l) Alfabetización y capacitación industrial.

“Alfabetizar” y dirigir la mirada de la población rural hacia la transformación de sus recursos locales, mostrando las ventajas que ofrecen, pasos a seguir, procesos y costes. Las poblaciones rurales no poseen una cultura industrial, es el momento para capacitar de forma práctica en estos procesos teniendo en cuenta las necesidades emergentes de los nuevos mercados.

m) Instalación de microempresas artesanas.

Facilitar el asentamiento por parte de promotores de pequeños negocios con un apoyo de mentorización y acompañamiento, el proyecto está conectado con el de alfabetización y capacitación industrial.

n) Laboratorio de ecodiseño y economía circular.

Diseño y materialización de nuevas actividades basadas en la economía circular y el ecodiseño, para ayudar a las empresas y emprendedores que quieran incorporarse a la nueva economía verde.

ñ) Coworking y Networking Rur-bano.

Habilitar espacios públicos para el desarrollo de actividades colaborativas (coworking) en torno a iniciativas compartidas por actores rurales y urbanos  y la realización de eventos tendentes a la dinamización y desarrollo del medio rural (networking): comercialización de productos, distribución, promoción de eventos…

o) Aplicación de las últimas tecnologías educativas (MOOC y otras formas de aprendizaje) para la formación del medio rural.

Puesta en marcha de procesos de capacitación masiva (MOOC) para la capacitación abierta de todas las personas del mundo rural.

p) La generación de valor en la conservación de ecosistemas y la lucha contra incendios.

Desarrollo de una estrategia para la conservación de los ecosistemas naturales y lucha contra los incendios, con el propósito de liderar las técnicas preventivas, convirtiendo esas actividades económicas en fuente de valor, creación y exportación de tecnología.

q) Laboratorio de demostración para  el desarrollo de energías limpias.

Fomento de proyectos para la producción y uso de energías limpias, mediante el asesoramiento y la elaboración de planes de aplicación de las energías limpias a empresas, particulares y administraciones,  a través de actividades de demostración y viabilidad.

r) Movilidad rural Ruralcar.

Desarrollo de nuevos sistemas de desplazamiento y transporte en el mundo rural, incluidas las estrategias productivas basadas en el kilómetro 0.

s) Servicios electrónicos centralizados para todas las actividades en el medio rural.

Desarrollo de todo tipo de servicios tecnológicos (aplicaciones móviles, drones, robots, Internet de las cosas…) para su aplicación a cualquier actividad en el mundo rural.

t) Empoderamiento de la mujer.

Como actor y protagonista principal en el medio rural.

u) Fab Lab Rural.

Como espacios clave de la Cuarta Revolución Industrial diseminados por el mundo rural. En la Cuarta Revolución Industrial, el mundo rural, se iguala con el urbano para ser sede de una industria caracterizada por su diseminación espacial, desde el concepto de Fab Lab (si quieres profundizar en esta posibilidad: http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-mundo-de-la-cuarta-revolucion-industrial-ya-esta-aqui-quieres-jugar/).

v) Nueva gobernanza.

Poner en práctica un nuevo modelo de gobernanza contando con el conjunto de actores que representan al medio rural, desde los ámbitos local, comarcal, regional, nacional, internacional. Gobernar la nueva realidad, liderar el nuevo mundo rural va a exigir altura de miras a nuestros dirigentes, y responsabilidad y compromiso de todos los actores.

Aunque tenemos problemas de todos los tamaños, dimensiones y colores (infraestructuras, comunicaciones, conectividad, banda ancha…); vivimos en el mejor momento de la historia para construir un futuro nuevo e ilusionante, nunca, ninguna generación pasada tuvo en sus manos tantos medios y recursos a su alcance para hacer sus sueños realidad, nunca tuvimos acceso a la educación y al conocimiento como ahora, nunca tuvimos una mejor calidad de vida… No estamos tan mal.

Vivimos tiempos apasionantes desde una mirada para estar abiertos al mundo, abrazando y liderando los cambios, trabajando con personas de otros países y tradiciones, creando nuevos ecosistemas, armando redes de colaboración y equipos, con una nueva actitud y esquemas mentales.

Tenemos motivos para soñar, pensar y actuar en grande, justo en un momento en el que se están decidiendo las políticas y el futuro del mundo rural, por ejemplo en la Unión Europea donde se están fijando las posiciones de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Son los espacios en los que se decide el futuro en función de que estos planteamientos puedan ser impulsados, o por el contrario, los grupos de presión tradicionales (lobbys) acaben imponiendo sus intereses a costa de la fosilización de un mundo en el cual la agricultura y ganadería son actividades minoritarias de las cuales vive una pequeña parte de la población.

El futuro del mundo rural europeo depende en gran medida de instancias como los Grupos de Acción Local y su reactivación, como agentes que han de facilitar la implantación de los nuevos programas y nuevos proyectos en el territorio; abandonando sus funciones actuales de ventanilla de ayudas, una situación que cortocircuita la innovación en el medio rural.

La partida del futuro del mundo rural ha comenzado, las cartas se están repartiendo, es muchísimo lo que está en juego: la fosilización y desaparición del “mundo de mundos” de donde venimos todos,  o por el contrario, la entrada en escena de un mundo rural líder y renovado.

Alea iacta est.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-mundo-de-la-cuarta-revolucion-industrial-ya-esta-aqui-quieres-jugar/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/los-mundos-que-nos-toco-vivir/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/educacion-y-nuevos-mundos/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/mi-mundo-se-ha-muerto-nuevos-mundos-y-espacios-de-poder/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/redisenando-el-medio-rural-para-dar-respuesta-a-los-desafios-del-siglo-xxi/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-mundo-rural-del-futuro/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-nuevo-liderazgo-de-los-grupos-de-accion-local-para-un-mundo-rural-en-tiempos-de-cambio/

Un pensamiento en “El futuro del mundo rural. Nuevas realidades, desafíos y estrategias.

  1. Josilen soza

    Un artículo genial Juan Carlos cada palabra es lo que siento que estoy experimentando de manera personal gracias por tantos aportes que estas dejando a la humanidad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *