Spain is energy, Extremadura is energy.

España es energía, Extremadura es energía.

La especialización inteligente de un país y una región en torno a las energías limpias.

La especialización inteligente implica realizar el ejercicio de descubrir en qué somos buenos y podemos llegar a ser excelentes. Y España y Extremadura tienen una oportunidad histórica para ser líderes mundiales en energías renovables (fabricación de componentes, instalación,mantenimiento, producción, almacenamiento, distribución, transferencia de tecnología, vehículo eléctrico, rehabilitación de edificios …).

La tendencia de la economía mundial avanza sin tregua hacia la especialización productiva. El mundo se está superespecializando y cada país y cada región han de buscar su nicho para convertirse en campeones mundiales de algo. Esto no supone que dejen de hacer otras cosas en otros sectores y actividades. Pero si queremos ser significativos y tener poder económico e influencia a escala global, debemos ser relevantes en algún sector o actividad emergente.

Para entender el fenómeno que te acabo de referir, solo tienes que observar como la producción de bienes y servicios (vehículos, medicamentos, aparatos electrónicos, maquinaria pesada…) se está concentrando cada vez más en un número reducido de ciudades y países.

Producir, almacenar y vender energía limpia y lo asociado a cientos de industrias y actividades complementarias, es un campeonato mundial en liza del que resultarán 4 o 5 campeones mundiales, y un país como España reúne condiciones para ser uno de ellos. Y Extremadura puede ocupar un lugar destacado en este ranking.

Proyecciones mundiales sobre el mercado de la energía.

La demanda de la energía en el mundo en el horizonte de 2040, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), se disparará en torno al 30%; será como agregar dos países como China y India a la demanda global, en un marco de crecimiento mundial del 3,4% anual y una población que pasará de 7.900 a 9.000 millones de habitantes.

Aunque las previsiones para esa fecha se fijan alrededor de un 37% de generación energética a partir de fuentes renovables (actualmente en torno al 25% de la electricidad consumida es de este tipo de fuentes), los acontecimientos harán que se superen.

El último informe de IRENA  (Agencia Internacional de Energías Renovables) avanza la hoja de ruta de la transformación energética mundial hasta 2050 en torno a seis ámbitos prioritarios en los que deben actuar los responsables de las políticas y las toma de decisiones: aprovechar las potentes sinergias entre la eficiencia energética y las energías renovables, planificar un sector eléctrico en el que una elevada proporción de la energía sea renovable, aumentar el uso de la electricidad en el transporte, los edificios y la industria, fomentar la innovación en todo el sistemas, armonizar las estructuras socioeconómicas y la inversión con la transición y velar por que los costes y beneficios de la transición se repartan de forma equitativa.

De la misma manera sostiene que la decarbonización del sector eléctrico, con predominio de fuentes de energía renovables, es uno de los pilares para la transición hacia un futuro energético sostenible. La cuota de las energías renovables en el sector eléctrico pasaría del 25% en 2017 al 85 % en 2050.

Con políticas holísticas, la transición puede dar un gran impulso al empleo general en el sector energético. En general, la transición a las renovables creará más puestos de trabajo en el sector energético de los que se perderán en la industria de los combustibles fósiles.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC).

El PNIEC 2021-2030 de España tiene como objetivo avanzar en la descarbonización, sentando unas bases firmes para consolidar una trayectoria de neutralidad climática de la economía y la sociedad en el horizonte 2050.

Según las medidas contempladas en el PNIEC, se podrán alcanzar los siguientes resultados en 2030: 23% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990; 42% de renovables sobre el uso final de la energía; 39,5% de mejora de la eficiencia energética; 74% de energía renovable en la generación eléctrica.

La aceleración de la transición energética.

Las Agencias nacionales e internacionales de la energía en la actualización de sus informes anuales, así como los PNIEC de los diferentes países de la UE, señalan una progresión imparable de la producción de energías renovables, un incremento  que viene dada por el abaratamiento de los componentes, el desarrollo de nuevas tecnologías, la aceleración de los efectos del cambio climático, o la irrupción de conflictos como la Guerra de Ucrania que van a reconfigurar el mercado global de la energía. Por tanto, los gobiernos no tardarán en revisar las previsiones y acelerar la implantación de las renovables, con efectos inmediatos para las industrias de componentes, la fabricación de baterías, la movilidad y el vehículo eléctrico o la eficiencia energética de edificios y aparatos.

Todas las circunstancias descritas nos dan claves para apostar a futuro como país y región, y está claro que hacerlo a las renovables es hacerlo a caballo ganador, máxime aún en países y regiones que ya han iniciado esa andadura y cuentan con ventajas competitivas para liderar el campeonato (condiciones climáticas favorables, inversiones extraordinarias con fondos europeos para apuntalar el sector, inversiones en el almacenamiento y fabricación de baterías, proyección estratégica  hacia el Norte de África y Latinoamérica…).

Reforzar la apuesta política en torno a un proyecto colectivo de país y región.

Apostar a futuro no es un ejercicio sin riesgo, pero en el mundo actual, quien no hace una apuesta fuerte no tiene futuro. Y quien no vea, desde un ejercicio riguroso de prospectiva, que nuestro futuro más prometedor está en las energías renovables y todas sus industrias auxiliares es porque es ciego.

Para culminar cualquier proceso histórico, siempre se necesita un liderazgo fuerte en torno a una visión y misión compartidas, capaz de fijar la mirada colectiva en algo grande , haciendo partícipe y protagonista de la misma a la gente (sociedad civil, empresas, ayuntamientos, grupos de acción local…). Y para hacerlo se necesita construir un relato poderoso de futuro con ambición.

Un ejemplo histórico que nos puede ayudar a dar el gran salto adelante.

Todo cambio se inicia con un relato poderoso de futuro que encierra una visión y misión compartidas, todo ello contenido en una declaración fundacional, como lo hizo magistralmente J.F. Kennedy a sus compatriotas en un célebre discurso pronunciando en 1962: “ En 10 años enviaremos un hombre a la Luna y lo regresaremos vivo a la Tierra”. ¿Te imaginas la energía emocional que desencadenó esta declaración?, produciendo una movilización colectiva y un enfoque de las energías de las industrias, centros de investigación, universidades y sociedad civil, para hacer realidad la misma. Así se diseñan los grandes cambios y se prepara a un país para trabajar en un propósito compartido.

España es energía. Extremadura es energía.

Son los valores de una nueva marca para un proyecto de país como España o una región como Extremadura. Y las marcas son esenciales para fijar los nuevos relatos en el imaginario colectivo.

Spain is different (España es diferente) fue el eslogan que se inventó para promocionar la marca España en el mundo en torno al buque insignia del turismo de sol y playa, que a la postre creó la mayor industria de este país. Y Ahora, es de nuevo el sol (y también el viento) la nueva materia prima de la nueva economía, con la posibilidad de marcar el vector para nuestro desarrollo como país y región en torno a un nuevo plan desde el eslogan Spain is energy, Extremadura is energy.

Pese a los grandes desafíos que se yerguen en el horizonte, nunca en la historia tuvimos tantos medios a nuestro alcance para hacer algo grande.

Ha terminado el tiempo de la queja, empieza el tiempo de la acción. 

Adelante!!!

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.