Cómo se crean y transforman las organizaciones.

Cuando decíamos renovarse o morir, podrías preguntarte, muy bien, yo quiero ¿pero cómo lo hago? Lo primero es que entiendas que una organización (institución, empresa, asociación, familia, religión, país, partido político…) no es otra cosa que una red de personas conversando.

cambio-organizaciones

Organización = red de conversaciones (O=Rc).
Lo primero que necesitaría un ser humano para venir al mundo sería un manual para crear organizaciones y desarrollarse en ellas de manera eficaz, pues prácticamente todo lo relevante que hacemos en la vida lo hacemos en el seno de organizaciones que creamos (familia, empresa…) o en las que nos integramos (instituciones, empresas, países…).

¿De qué está hecha una organización?
De personas y conversaciones.

¿Cómo se mide la efectividad de una organización?
Por la efectividad de las conversaciones de las personas que la constituyen.

¿Cómo puedo cambiar o renovar una organización obsoleta?
Renovando las conversaciones que tienen sus individuos.

¿Qué conversaciones determinan la efectividad de una organización?

  • Que sus miembros se hagan promesas y ofertas valiosas entre sí.
  • Que sus miembros hagan promesas y ofertas valiosas a otras personas de fuera de la organización (muy importante para organizaciones como empresas, partidos políticos, religiones…).
  • Que sus miembros cumplan impecablemente con las promesas y ofertas que conversaron.
  • Que sus miembros sepan pedir eficazmente.
  • Que sus miembros sepan fundar juicios para tomar decisiones y cursos de acción efectiva.
  • Que sus miembros sepan escuchar y sean sensibles a las necesidades y preocupaciones de sus miembros, clientes, aliados…
  • Que sus miembros sepan crear estados de ánimo positivos con sus palabras.
  • Que sus miembros sepan pensar y hablar en grande y construir poderosas narrativas de futuro para movilizar y dar sentido de trascendencia a los suyos.

Mi organización está en crisis ¿Cómo puedo transformarla?
Cambiando las conversaciones de la organización, transformo la organización.

Los fundamentos que te estoy exponiendo, que son los principios de la filosofía del lenguaje, gobiernan y son la base de conocimientos de los campos relacionados con el liderazgo, la dirección, la gerencia, el emprendimiento, la innovación y la creatividad. Además son saberes no perecederos (eran válidos hace miles de años y serán la base de la efectividad de las generaciones futuras). Lo peor de todo esto es que no se educa siendo la clave del éxito para el desempeño personal y profesional.

En la Nueva civilización que llamamos crisis, la necesidad de estos conocimientos se acrecienta, ya no encontramos acomodo personal y profesional en el seno de las organizaciones que nos proporcionaban seguridad y estabilidad. Ahora necesitamos inventar organizaciones para ganarnos la vida (empresas, redes de colaboración…), y desarrollar capacidades para transformar las organizaciones de las que formamos parte porque se han tornado ineficaces. Ante el desconcierto global el mundo apela al liderazgo, el emprendimiento y la innovación; equivocando sus fundamentos y cometiendo errores monumentales en su aplicación en la educación o las organizaciones.

¿Cómo se crea una organización?
Cuando alguien dice: voy a crear una organización para hacer esto…. Una organización nace con una declaración fundacional. Dependiendo de la calidad de la declaración (ambición, capacidad de seducción, oportunidad, validez…), será su futuro.

¿Cómo crece una organización?
Cuando la persona o personas que la fundaron inician un proceso explosivo de conversaciones con otras en las que hacen promesas, ofertas, pedidos… De la calidad de conversar de sus miembros dependerá que la cosa termine siendo una multinacional de éxito, un puesto de pipas o un fiasco total.

En la práctica conversacional esto ocurre de la siguiente manera: … te unes a mi empresa, si lo haces te prometo…. a cambio tú me darás esto otro … Y en esta senda se crea seducción, confianza, identidad, adhesiones, aliados, socios, clientes, financiadores, proveedores, prescriptores, seguidores, marca.

Como ves, esto es una mirada diferente a la organización en todas sus manifestaciones, y particularmente en el ejemplo de la empresa es una ruptura con el entendimiento tradicional que la constituía (capital, fábricas, materias primas, recursos humanos…). Es lamentable como las universidades y las escuelas de negocios no enseñan a sus alumnos los fundamentos de la empresa y empiezan la casa por el tejado ¡Así nos va!

Las empresas que fundaron Jesucristo, los Reyes Católicos, Bill Gates, Alejandro Magno, Colón, Amancio Ortega… Son redes efectivas de conversaciones, cuyos fundamentos son los mismos, comparten un ethos, un ADN común. Justo el que tú tienes que aprender para ser una persona más eficaz que aspira a tener éxito y ser feliz en un mundo en el que las organizaciones que te habían dado seguridad se desmoronan

¿Qué reglas tienen las organizaciones?
Dependiendo de la formalidad de la organización, ésta tendrá sus reglas escritas o no. Por ejemplo tu familia es una red de conversaciones en torno a promesas mutuas que la constituyen, al igual que una empresa, partido político, país… Esas promesas están escrituradas y reguladas, como las escrituras de la empresa, los papeles que legalizan al partido político o la constitución que ordena las “promesas y pedidos” que regulan la convivencia. Buena parte de nuestro marco normativo está hecho para regular las promesas que nos hacemos, y claro está, para sancionar su incumplimiento.

¿Yo puedo crear una organización?¡
Claro que puedes ¿quién te lo impide? Posiblemente necesites hacerlo como forma de inventarte el trabajo o realizarte personalmente. El paradigma vital del pasado era: cómo encuentro acomodo en una organización, el del futuro es: cómo creo mi propia organización. Esta interpretación cambia por completo el sentido de la vida.

¿Cómo transformo mi organización para hacerla más fuerte?
Analizando los errores que se cometen, y posiblemente estén arraigados en su cultura en base a la escucha, declaraciones, promesas, ofertas, pedidos, juicios, afirmaciones. Esto requiere un trabajo con profesionales para reparar estos fallos que están cortocircuitando las conversaciones y limitando los resultados. ¡Cuidado! Esto exige un duro entrenamiento. El problema principal de la mayor parte de las organizaciones es que no saben que no saben hacer esto (son ciegas a este dominio). El primer trabajo con ellas es a través de la mayéutica ayudarlas a dar a luz para llegar al punto de partida del aprendizaje (ya sé que no sé y quiero aprender para transformarme). Este proceso a menudo me recuerda a mi hija cuando me dice, qué tonterías me dices papá, claro que sé pedir y prometer, mira te pido que me dejes ir a Londres y un teléfono nuevo… Por favor, ¡esto es muy serio!

A partir de aquí trabajamos los 9 Niveles de excelencia de la organización: dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.

Cuando el proceso termina, la organización cambia a mejor porque hemos cambiado sus conversaciones.

¿Necesitas apoyo para transformar tu organización o crear otra nueva? Nosotros podemos ayudarte.

Print Friendly

15 pensamientos en “Cómo se crean y transforman las organizaciones.

  1. Pingback: La fórmula mágica para traer el futuro al presente !!! | El blog de Juan Carlos Casco

  2. Pastor Sánchez García

    Juan Carlos, me parece muy atinado tu planteamiento, es otra forma de ver las cosas en un sentido más positivista; gracias por compartir, agregaré tus recomendaciones a mi experiencia.
    Saludos desde el Noroeste de la República Mexicana. (Sonora, México).

    Responder
  3. Pingback: Las grandes mentiras del emprendimiento. | El blog de Juan Carlos Casco

  4. Pingback: 3 dominios de la escucha para ejercer un liderazgo efectivo. | El blog de Juan Carlos Casco

  5. Pingback: Aquí tienes el nuevo modelo de currículum. Las nuevas competencias de los trabajadores del siglo XXI. | El blog de Juan Carlos Casco

  6. Pingback: El descubrimiento del sexto sentido (LA RECURSIVIDAD). Una guía básica para su desarrollo. | El blog de Juan Carlos Casco

  7. Pingback: EL CAMBIO RADICAL EN LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS Y DE EMPLEO. | El blog de Juan Carlos Casco

  8. Pingback: Reprograma tu vida. Las conversaciones que cambian la química de tu cerebro. | El blog de Juan Carlos Casco

  9. Pingback: ¡Sal de la madriguera! La pasión de crear equipos y trabajar sobre problemas globales. | El blog de Juan Carlos Casco

  10. Pingback: Petaloso. El movimiento que desencadena la creación de valor y el progreso humano. | El blog de Juan Carlos Casco

  11. Pingback: Si me concedes 10 minutos trabajaremos juntos sobre los juicios y las afirmaciones

  12. Pingback: Donde no hay visión la gente perece. | El blog de Juan Carlos Casco

  13. Pingback: Guía para aprender a escuchar en 4 pasos. Cómo entrenar competencias genéricas. | El blog de Juan Carlos Casco

  14. Manuel

    Un tema muy interesante y acertado, la mayoría de ofertas de trabajo que se solicitan son para responsables de fidel lización de carteras de clientes, responsables de equipos profesionales, encargados de equipos en líneas de producción, etc…, prácticamente todas estas compañías tienen profesionales de lo más cualificado, queda preguntarse ¿para que necesitan a un responsable que dirija a estos profesionales?.

    Posiblemente esta actitud empresarial forma parte de la vieja escuela, dirigir a los miembros de las organizaciones a la conversación a través de un pensamiento libre y objetivo, ofrecería la oportunidad de explotar la inteligencia emocional de los actores de la organización, cuando he conversado sobre este tema en algunas charlas surge una pregunta que a parte de ser justa es incómoda, ¿y que se gana con este esfuerzo? algunas organizaciones incrementan los sueldos, otras pagan este tiempo como extra, otras ofrecen regalos, etc…., no estoy de acuerdo con nada de esto, creo que estos métodos terminan por generar competencias que afectan negativamente al grupo, se debe trabajar en el retorno adecuado para los miembros de la organización que generan estas sinergias y están potenciando los resultados en beneficio de la organización, este retorno no tiene porque ser económico, evidentemente tampoco jerárquico ya que es una de las figuras en retroceso, creo más acertado un incremento profesional certificado reconocido por la organización, este certificado es un aval indiscutible de su nivel profesional que podrá utilizar a lo largo de su vida profesional. Entiendo que cuando un profesional obtiene un retorno de su esfuerzo y este posiciona mejor su estatus profesional, es más enriquecedor que una suma económica que incluso puede dañar la relación con la organización.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *