Sirius, el chatbot que hará de ti una persona emprendedora.

Nos vamos a convertir en emprendedores ayudados por la inteligencia artificial y la tecnología. El empleo se acaba, en los próximos años, una masa enorme de trabajadores tendrán que inventarse su forma de ganarse la vida (trabajo, actividad, empresa o profesión). Las empresas se valen de tecnología que sustituye a las personas por máquinas y papá Estado no podrá dar trabajo a todos. El empleo por cuenta ajena y el funcionariado se reducirán drásticamente.

Por otro lado, la necesidad de recaudación de impuestos para el mantenimiento del gasto público, la sustitución del trabajo humano por robots, la incapacidad de ofertar más trabajos del sector público y la restricción de la oferta de empleo por parte de las empresas; van a obligar a los gobiernos a diseñar mejores mecanismos y servicios (educación, orientación, asesoramiento, financiación…) para que los trabajadores y demandantes de empleo puedan convertirse en inventores de su propio empleo (emprendedores, autónomos, empresarios, buscavidas, knowmads…) y de paso convertirse en contribuyentes para sostener las cuentas públicas. En los próximos años centenares de millones de personas en el mundo se verán lanzadas forzosamente al emprendimiento.

¿Cómo vamos a pasar de una sociedad masiva de empleados a otra de emprendedores? Muy sencillo, lo vamos a hacer ayudados por la tecnología. Convertirse en una persona emprendedora, además de una necesidad va a ser mucho más fácil y divertido.

Muy pronto la inteligencia artificial y el resto de tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial pondrán a tu disposición un asistente emprendedor (software) que funcionará como tu segunda mente para acompañarte en el diseño y materialización de tus emprendimientos.

A los servicios públicos actuales relacionados con la educación y el empleo les quedan “cuatro telediarios”; tienen sus días contados por su ineficiencia y gasto disparatado. Pronto serán sustituidos por otros que se están gestando en estos momentos y cuya implantación podría acelerarse si viniera acompañada de visión y liderazgo por parte de los gobiernos.

Las tecnologías disruptivas de la industria 4.0 (Cuarta Revolución Industrial) aplicadas a los nuevos servicios para el emprendimiento. Hacia la Administración 4.0.

Los avances de la industria 4.0 no sólo tienen su aplicación en la fabricación de objetos, sus principios van a revolucionar los servicios, tomando como base la inteligencia artificial, acumulación y acceso creciente a ingentes cantidades de datos (big data), uso de algoritmos para su procesamiento, interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales, uso de transacciones y datos de forma confidencial y segura (blockchain)… Todo ello soportado en las bases tecnológicas del internet de las cosas, sistemas ciberfísicos, cultura maker y fábrica 4.0.

Los fundamentos de la industria 4.0 van a revolucionar los servicios para el emprendimiento, y sé bien de lo que hablo porque llevo 25 años generando mejoras incrementales en este dominio desde la iniciativa pública y privada. Por eso, a lo que aspiro es a crear equipos de profesionales (a lo que estás invitado/a) para dar forma a los servicios de la Cuarta Revolución Industrial y crear la Administración y los servicios 4.0, sin esperar a que los gigantes de la tecnología lo hagan, porque tenemos todos los medios a nuestro alcance para lograrlo si nos lo proponemos.

Las tecnologías de captura de datos provenientes del mundo físico, su procesamiento y análisis digital, y su aplicación y uso a situaciones reales, van a crear unos servicios de apoyo a las personas emprendedoras que te van a parecer de ciencia ficción. El flujo continuo y cíclico de información, conocido como el lazo físico-a-digital-a-físico, permitirá a las personas emprendedoras afinar sus ofertas, reconocer patrones, anticipar tendencias, identificar nuevas propensiones de consumo, reaccionar en tiempo real a los cambios en el mercado, simular y modelar potenciales escenarios futuros, ofrecer nuevas soluciones para mejorar la calidad de vida…

Asistentes virtuales basados en inteligencia artificial para diseñar y materializar tus emprendimientos. Una proyección de los servicios 4.0 en 2030.

Muy pronto dispondremos de asistentes tipo Siri (inteligencia artificial en fase embrionaria con funciones de asistente personal). Año 2030. Una recreación de la conversación e interacción de una persona que inicia un emprendimiento con su asistente (Sirius):

“… Sirius, ya conoces mis intenciones, bucea en los millones de tendencias asociadas a mi propósito emprendedor y muéstrame alternativas y escenarios (entrará en juego el big data)… Ahora Sirius, a partir de los trillones de datos de millones de potenciales clientes, ayúdame a perfilar y ajustar mi oferta (cloud computing)… Sirius, ahora realiza una simulación de impacto de mi oferta (producto/servicio) en ese mercado… Sirius, ofréceme una batería de 1000 contactos que estén en el mismo campo de interés con los que pueda establecer alianzas para cooperar… Sirius, redacta una solicitud de colaboración personalizada y envíasela a esos contactos…

Dispondremos de simuladores donde sacar al mercado y poner en juego nuevas ofertas para ser testadas, mercados virtuales donde hacer visibles nuevos productos y servicios antes de ser fabricados (realidad virtual, realidad aumentada), dispositivos para reproducir experiencias sensoriales… Y todo ello desde el acceso y la gestión de masas descomunales de datos, a partir de los cuales la inteligencia artificial establecerá patrones y elaborará conocimiento crítico para la toma de decisiones… Esa misma inteligencia artificial será capaz de proyectar con precisión la propensión de compra de nuestros clientes diana. La captura de los datos desde la red (filias, fobias, deseos, aspiraciones, necesidades) y su cosecha a través de todo tipo de dispositivos que formarán parte de los objetos que nos rodean, serán la herramienta para personalizar y evolucionar nuestros ofrecimientos…

… Sirius, muéstrame en tiempo real qué cosas relacionadas con mi emprendimiento están funcionando en Brasil, EEUU y China (Sirius será nuestro oído y nuestra capacidad de escucha ampliada)… Sirius, ahora preséntame a esas empresas…. Sirius analiza los puntos fuertes y débiles de sus productos (Sirius será nuestra capacidad de análisis ampliada)… Sirius, ofréceme alternativas de mejora que puedo aplicar a mi oferta… Sirius, hazme una simulación con la respuesta a mi oferta de mil compradores… (Sirius será nuestra capacidad de hacer ofertas ampliada)… Sirius, concierta 50 reuniones para negociar acuerdos con competidores, prescriptores y proveedores… Sirius, suplanta mi personalidad y ejecuta esas negociaciones… Sirius, presenta el proyecto a las entidades financieras para solicitar apoyo (intervendrá la transmisión de datos segura -blockchain-)…”.

Orientadores laborales, agentes de desarrollo, funcionarios ineficientes, consultores, asesores… todos se irán al carajo. Menos mal que Sirius saldrá en su ayuda para reconducir sus vidas profesionales.

Cultivaremos nuevas emociones y habilidades para canalizar nuestros proyectos vitales. Las competencias de la sociedad 4.0.

La sensibilidad, el compromiso, la pasión, la voluntad, la visión… serán las emociones a cultivar en torno a las cuales desarrollar habilidades (skills) que se verán ampliadas desde las tecnologías disruptivas que acompañan a la Cuarta Revolución Industrial.

Intensificaremos nuestros esfuerzos en adquirir las competencias clave para el siglo XXI, a través de nuevos modelos de aprendizaje, como el MODELO 6-9 que desarrolla el entrenamiento en 6 Dominios para alcanzar 9 Niveles de excelencia y configurar 15 habilidades que permiten explotar todo su potencial a cualquier persona u organización: escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer, dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.

 

La adquisición de competencias digitales será una constante vital a lo largo de la vida, que nos exigirá una actualización permanente, pero con muy poco esfuerzo ya que cada vez son más intuitivas y fáciles de utilizar. La competencia digital clave no será el uso de una tecnología, sino el sentido, el criterio y la intencionalidad para crear un valor nuevo con el uso de esa tecnología (inventar el mundo con la tecnología).

La imaginación, la creatividad, la innovación, el talento, la inteligencia colectiva… serán los nuevos aprendizajes que marcarán la tendencia y harán la diferencia entre los países y sociedades más prósperas y las más rezagadas, cediendo en gran medida las habilidades técnicas a las máquinas.

En este panorama, emprender será una tarea aún más apasionante, una función ampliada al liberarnos de las cargas del trabajo mecánico y la ayuda de tecnologías que permiten el acceso al conocimiento cuya obtención requería antaño multitud de esfuerzos y equipos humanos (recopilación y tratamiento de datos, estudio de tendencias y mercados…), y cada día más se convierte en un bien abundante, ubicuo y barato.

Las personas emprendedoras desarrollarán su actividad en ecosistemas de colaboración descentralizados y virtuales, con flexibilidad para trabajar cerca de donde desean vivir.

Técnicas auxiliares del emprendimiento como el design thinking, evolucionarán exponencialmente con la inteligencia artificial y el big data, integrándose en las prestaciones que ofrecerán los asistentes virtuales.

Una nueva era de colaboración creciente entre robots y humanos. La humanidad 4.0 y transhumanismo.

Robots y humanos estamos condenados a entendernos, posiblemente a hibridarnos, en la búsqueda de un complemento que potencie nuestras habilidades más creativas, sin perder nuestro control como humanos de las funciones que nos son propias (visión. dirección, sentido, criterio…); cediendo espacios en los que las máquinas son superiores (procesado y gestión de datos, memoria, aplicación de algoritmos, obtención de patrones).

El avance de los asistentes para el emprendimiento dependerá de su usabilidad en relación a su intuición (curva de aprendizaje) y valor añadido de la utilidad que proporcionen. Como en la implantación de toda tecnología, las primeras versiones serán caras e imperfectas, aumentando sus prestaciones y disminuyendo su coste a medida que se van afinando. En unos años alcanzarán centenares de millones de usuarios en todo el mundo y sustituirán a los obsoletos servicios de unas administraciones públicas que parecen ciegas al avance de los tiempos.

La barrera para la implantación de los servicios 4.0 no es tecnológica, es  cultural y psicológica. 

De hecho las tecnologías para hacer posible Sirius ya están disponibles, lo que nos falla son nuestros esquemas mentales y pensamiento viejo, las telarañas que están instaladas en nuestra mente y en la de las instituciones y organizaciones que nos dan cobijo.

El desafío está en evolucionar de la visión 1.0 a la 4.0, cambiar cómo pensamos y aprendemos para sacar todo el partido a las tecnologías  avanzadas.

Las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial, no solo van a cambiar nuestros entornos, economías y trabajos; nos van a transformar por dentro, definitivamente nos van a convertir en nuevos seres, por eso el reto actual es  prepararnos para lo que viene mirando al porvenir en clave de posibilidades y con una actitud proactiva. Transformarnos en nuevos seres para habitar nuevos mundos.

Para dar el gran salto adelante, tenemos la tecnología, lo que necesitamos son líderes dispuestos a asumir esta responsabilidad histórica, líderes capaces de crear equipos que se hagan cargo de protagonizar los cambios que necesitamos.

Y mientras eso ocurre ¿me ayudas a crear a Sirius? ¿Formamos un equipo para hacerlo?

Todos y todas podemos ser líderes y protagonistas en el mundo que viene ¿a qué esperas?

Adelante!!!

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.