Una profesión con futuro: Constructor de relatos e intérprete de realidades.

Una profesión exitosa y respetable a lo largo de la historia que va a serlo aún más en el futuro debido a la velocidad de los cambios y a la necesidad que tenemos de conferirlos sentido. Como seres humanos necesitamos orientar nuestras acciones y apoyarlas en relatos coherentes de la realidad. Por eso buscamos relatos influyentes en los que apoyarnos para trazar nuestro rumbo.

Sigue leyendo

El otro camino para la innovación.

Nuestro mundo necesita personas innovadoras, creativas, emprendedoras y líderes; sin embargo la educación está fracasando en el propósito de formarlas porque no hemos entendido que dichas disciplinas no se basan en tener conocimientos, su desarrollo se adquiere mediante el cultivo de sensibilidades y habilidades. Por eso, cuando uno sigue un plan de estudios o un programa formativo en esas materias, aprende a describirlas e interpretarlas pero es incapaz de aplicarlas a su vida. Vamos a descubrir los ámbitos que tenemos que trabajar para adquirir dichas competencias.

Sigue leyendo

Los mundos que nos tocó vivir.

Muchas veces hemos escuchado “el mundo que me tocó vivir”, y esa frase ya no la podemos dar por buena, porque la mayor parte de nosotros ya hemos vivido en varios mundos y los que nos quedan. Esta situación nos obliga a convertirnos en seres “súper flexibles”, capaces de adaptarnos con rapidez a los cambios de mundos en el seno de una modernidad líquida que se derrama sin tregua.

Sigue leyendo

Nunca pidas permiso. 6 Reglas.

Si tu propósito es noble y tu intención es elevada ¡No pidas permiso! El permiso es el acto que más iniciativas ha enterrado a lo largo de la historia. Por eso, y siempre desde la lealtad, el compromiso y la responsabilidad: no pidas permiso a tus padres, no pidas permiso a tus compañeros, no pidas permiso a tu jefe, no pidas permiso a tu comunidad, no pidas permiso. Tus actos no pueden estar condicionados y sancionados por el criterio de otros.

permiso

Sigue leyendo

Las competencias genéricas nos sirven para construir la paz y la democracia. Su aplicación a la superación de conflictos.

En los últimos 25 años he tenido que responder muchas veces a la pregunta ¿para qué sirven las competencias genéricas que están en el MODELO 6-9? Lo he hecho así: además de para ser personas exitosas personal y profesionalmente, desde la apropiación colectiva de las mismas construimos la paz, la convivencia y la democracia. También para superar nuestras diferencias, por eso aplaudo el trabajo silencioso que realizan los mediadores en los conflictos que producen tanto dolor (FARC, IRA, ETA…), y como desde ellas es posible alcanzar la reconciliación y el perdón. Si tuviésemos la lucidez para trabajar las competencias genéricas desde la educación, seríamos personas más ricas (material y espiritualmente), movidas por valores, capaces de regular nuestros conflictos antes de que estallaran violentamente.

paz

Sigue leyendo