Knowmads. Los trabajadores del futuro que ya están aquí.

La gran transformación del trabajo: del knowsedentary al knowmad. ¿Eres un nómada del conocimiento? Si no es así, piensa en cómo te puedes hacer de este gremio, pues posiblemente en poco tiempo serás miembro de este numeroso club. En pocos años el 40% de los trabajadores seremos knowmads. ¡Es mucho más divertido que ser un aburrido sedentario! Da un salto adelante, aquí te ofrecemos las claves, habilidades, competencias y nuevo currículum para hacerlo.

knowmads

El mundo laboral se está transformado radicalmente. El trabajo fijo de la Era industrial no volverá, por mucho que sus nostálgicos quieran revivirlo. Estamos en la antesala de un nuevo ordenamiento social y legal del trabajo que va a redefinir por completo nuestra forma de vida.

Del trabajo nómada al trabajo sedentario.

Con el Neolítico se produce un cambio económico en torno a la agricultura y el pastoreo, el nacimiento de las primeras ciudades, la división y la especialización del trabajo. La especie humana que llevaba 2 millones de años desplazándose de un lugar a otro y “trabajando” de todo un poco, se apoltrona en un reducido territorio y se condena a llevar una existencia rutinaria y a hacer un trabajo de por vida. Pese a la exaltación del modelo civilizatorio del Neolítico frente a la vida nómada anterior del Paleolítico, las ventajas no fueron  tantas: dominación, nacimiento de las clases sociales, explotación, opresión, dieta más pobre, más enfermedades, vida más aburrida… (Flannery y Binford).

El trabajo sedentario y fijo (que no es sinónimo de calidad de vida), sólo tiene 8000 años de antigüedad (la parte final del Holoceno), una ínfima fracción de la historia de la humanidad. Su fase álgida se alcanza en el Antropoceno (Paul Crutzen) con un impacto brutal sobre la superficie del planeta desde la eclosión de una economía depredadora sobre un modelo de trabajo masivo, especializado y en serie.

De Taylor a Drucker.

Taylor a finales del siglo XIX organiza el trabajo bajo los principios de tiempo y movimiento a través de su obra Shop Management, sentando las bases de una economía funcional bajo el trabajo estándar sobre la base de tareas repetitivas en las cadenas de montaje.

Drucker utiliza un nuevo concepto de trabajador (trabajador del conocimiento), un modelo superador del operario de la cadena de montaje, dotado de autonomía y creatividad, capaz de tomar decisiones y emprender. Pero de esta forma emergente de trabajo surgía un problema aún por resolver: ¿Cuál es el modelo de gestión del trabajador del conocimiento? Drucker murió sin dejarnos el manual para gerenciar a los trabajadores del conocimiento, al contrario de lo que había hecho Taylor para los obreros de las fábricas.

Del trabajo corporativo al trabajo social.

Drucker, Taylor y sus predecesores en la ciencia del management, entendían y circunscribían el trabajo en el seno de las compañías, lo que no podían ni imaginar era el desarrollo de una gran masa de trabajadores (agentes libres, autónomos, emprendedores, freelances..), trabajando fuera de las compañías y creando nuevas formas de organizarse y producir.

A principios del siglo XXI Asistimos al nacimiento del coworking  o trabajo colaborativo (Brouni), y con él, al desarrollo de una nueva cultura de las relaciones apoyadas en una sociedad global e interconectada (networking), una nueva forma de trabajar y hacer negocios. Una auténtica revolución, un salto de la sociedad de los empleados al mundo de los emprendedores de nueva generación que comienzan a abrirse paso de manera imparable en el mundo laboral.

La era de los knowmads.

Los trabajadores nómadas, operan desde el conocimiento entendido como acción e innovación (know) y la movilidad (nómada), y constituyen la nueva clase productiva generadora de valor.

El término fue  acuñado por John Moravec para definir a ese nuevo perfil caracterizado por la imaginación, la creatividad, la innovación, la capacidad para convivir con la incertidumbre, la apertura a la colaboración, y la asunción del emprendimiento y el liderazgo.

Los  knowmads se agrupan ante un problema o una oportunidad para aplicar el conocimiento y generar valor. Son gente trabajando junta de manera colaborativa, que comparten una nueva cultura (cultura CO).

Crear ecosistemas propicios para los knowmads.

El conocimiento es neutro, para producir valor con él, se necesita una persona con un propósito. La mayor parte de las personas con títulos universitarios y otros certificados educativos no están preparadas para ser knowmads, pues atesoran mucho conocimiento académico pero no saben crear valor con él (no saben aplicarlo a la resolución de problemas o a la materialización de oportunidades).

Ante este panorama, los poderes públicos tienen dos alternativas: (1) reformar por completo el sistema educativo, y (2) crear ecosistemas atractivos donde puedan desenvolverse (empatía, complicidad, relaciones, tecnología, formación, acceso al crédito…).

Por mucho que nos empeñemos, el trabajo fijo no volverá. Si no perduran ni las grandes compañías, difícilmente van a sobrevivir sus plantillas. Los nómadas del conocimiento no tienen fronteras mentales ni espaciales. Mediante las políticas públicas podremos contribuir a frenar la huida del conocimiento transformador y retener el talento, pero sabiendo que los estándares laborales de la Era industrial son una quimera que no va a volver.

Uno de los peligros que se ciernen sobre la nueva clase trabajadora que se está conformando tiene que ver con la ética. En este momento podemos estar en una encrucijada que puede tomar una deriva hacia el trabajo mercenario“knowmercenary” (knowmads que migran de un proyecto a otro sin compromiso), o por el contrario una nueva generación de nómadas comprometidos con los desafíos de nuestro tiempo (medio ambiente, enfermedades, hambre, conflictos…). ¿Qué deriva tomará la historia? No lo sabemos, la suerte está echada. Aunque siempre tenemos un margen de acción si creamos estándares culturales y educativos ad hoc.

Competencias genéricas y conocimiento.

Lo que está claro es que tenemos que comenzar a desarrollar las competencias esenciales para los nómadas del conocimiento. Según las proyecciones de Raquel Roca, para el año 2020, el 45% de nosotros será nómada del conocimiento, convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral. Aunque personalmente considero que el proceso será un poco más lento y desigual entre bloques y países, la tendencia es imparable.

Una seña de identidad de los  knowmads es el dominio de competencias genéricas que les permiten crear ecosistemas de innovación y entornos de colaboración para trabajar en cooperación con personas de otros lugares y culturas. Un knowmad es valorado por sus capacidades relacionales y conocimiento entendido como acción/innovación. Ambos dominios le confieren ventajas competitivas respecto al resto de trabajadores.

Si descargas nuestro libro Cómo crear 1.000.000 de nuevos emprendedores en tu país (http://www.emprendedorex.com/descargas/libro-1000000-de-emprendedores.pdf), podrás acceder a una guía de herramientas para adaptarte al trabajo knowmádico.

Captura de pantalla 2016-06-19 a las 19.57.45

La aceleración del nomadismo laboral se ve favorecida por un entorno tecnológico que permite la realización de las tareas de manera virtual y la ubicuidad de un mundo conectado en red.

El intercambio constante y el eclecticismo cultural propician un sistema productivo en el que se desarrollan de forma acelerada nuevos productos y servicios fruto de los procesos de co-creación y co-diseño.

Coincido plenamente con Moravec al señalar que esta nueva forma de trabajo es un referente para pensar en la educación, de manera que los estudiantes de esta sociedad tendrían que poder aprender, trabajar, jugar y compartir en prácticamente cualquier contexto.

“En el protoparadigma 3.0 el caos y la ambigüedad asociados a los enormes cambios sociales y tecnológicos piden a gritos el resurgimiento del paradigma de aprender haciendo. De alguna manera podría decirse que estamos construyendo el futuro a medida que éste va sucediendo. Con el aprendizaje y la enseñanza colectiva y entre pares, somos responsables de ayudarnos mutuamente para identificar cuáles son nuestros elementos en el camino hacia un desarrollo personal y knowmádico”. John Moravec.

Todo este movimiento va a traer consigo el desmoronamiento de nuestros sistemas educativos y la emergencia de nuevos modos de aprendizaje, como el aprendizaje invisible.

Las habilidades de un knowmad (Cristóbal Cobo y John Moravec).

  • No está limitado a una edad determinada.
  • Creativo, innovador, colaborativo y motivado
  • Utiliza la información y genera conocimientos en diferentes contextos
  • Altamente inventivo, intuitivo, capaz de producir ideas.
  • Capaz de crear sentido socialmente construido.
  • No solo busca acceder a la información, procura utilizarla abierta y libremente.
  • Creador de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etc.
  • Capacidad para utilizar herramientas para resolver diferentes problemas.
  • Alfabetizado digitalmente, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales.
  • Competencia para resolver problemas desconocidos en contextos diferentes.
  • Aprende a compartir (sin límites geográficos).
  • Es adaptable a diferentes contextos y entornos.
  • Consciente del valor de liberar el acceso a la información.
  • Atento a los contextos y a la adaptabilidad de la información.
  • Capaz de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas.
  • Competente para crear redes de conocimiento horizontales.
  • Aprendizaje permanente y para toda la vida (formal-informal).
  • Experimenta constantemente TIC (colaborativas).
  • No teme el fracaso.

Las competencias de un knowmad. Los 6 Dominios y los 9 Niveles de excelencia.

Además de las habilidades específicas descritas por Cobo y Moravec, vuelven a ser esenciales las competencias agrupadas en nuestro modelo: 6 Dominios transversales (escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer). 9 Niveles de excelencia: dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.

celula

El currículum knowmad.

De aquí nace un nuevo modelo de currículum para establecer alianzas y propuestas de trabajo entre knowmads con empresas, administraciones, organizaciones…

curriculum-emprendedorex-blanco-redux

Las empresas que crean valor buscan knowmads colaboradores.

Y para eso se relacionan y crean alianzas diferentes con los nómadas del conocimiento, aflorando a su vez un nuevo estilo de “knowmad-businessman”, un modelo que va a reformular globalmente la relación empleador/trabajador, y con él los arcaicos y letales servicios públicos de empleo.

oferta empleador-emprendedorex-blanco

La especie humana después de ser nómada, e instalarse unos milenios en la vida sedentaria, parece que ha vuelto a retomar sus orígenes. Y eso no es malo, no es para desazonarse, porque trae grandes oportunidades, y además está en el recuerdo genético de nuestra propia biología.

Me gustaría que nuestros líderes políticos fueran conscientes del momento histórico en el que vivimos, evolucionaran su pensamiento y nos dijeran: “el trabajo fijo no va a volver, nos equivocamos cuando prometimos más empleo fijo. Estamos en la era de los trabajadores nómadas, y esta situación es irreversible y nos abre posibilidades. Vamos a emplearnos a fondo para crear el máximo número de oportunidades para los trabajadores en ese nuevo escenario, y en paralelo generaremos ecosistemas, legislaciones  y marcos regulatorios para una distribución equitativa de las oportunidades y la riqueza…”.

Y a nosotros, no nos queda otra que aprender a mirar el mundo de manera más abierta y adquirir competencias genéricas que no están en nuestra base académica para adaptarnos a la nueva realidad.

Hace ya muchos años, la inercia me llevó a lo que se esperaba de una persona de mi generación (década de 1960), que era ser funcionario. Cuando lo conseguí, sentí un vértigo existencial, después de luchar tanto por lograrlo, entendí que mi vida “segura” me cerraba la puerta a lo mejor de la existencia. Elegí la incertidumbre, ser un knowmad, la mejor decisión que he tomado en mi vida.

No hay tiempo que perder.

Adelante!!!

Artículos relacionados:

Print Friendly

6 pensamientos en “Knowmads. Los trabajadores del futuro que ya están aquí.

  1. Estrella

    Me encanta leer tus post, aprendo una barbaridad. Son de una calidad excelente, espero algún día conocerte en persona y poderte escuchar en alguna ocasión…respecto a lo que comentas hoy, pienso que soy una adelantada a mi tiempo, siempre he tenido multitud de inquietudes, por aprender, por hacer, por liderar, por emprender; por eso nunca encajé en ningún trabajo y no tengo un empleo estable, bueno además de por otras historias para no dormir, Estoy segura, sin ser egocéntrica, para nada, que el ser diferente en esta sociedad adormecida y estancada laboral y académicamente hablando, hace mella en quienes “somos”

    Un abrazo, te sigo. Estrella.

    Responder
    1. Juan Carlos Casco

      Gracias Estrella, compartimos la visión de lo que acontece, es un verdadero placer que podamos aprender y crecer juntos en estos tiempos de oportunidad y cambio. Este es mi teléfono: 625633587. Adelante!!!

      Responder
  2. Pingback: Liderar en verde, una apuesta ganadora. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: No te formes, busques empleo o emprendas como te dicen ¡Basta ya de tanto despropósito! | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *