El poder, sus mecanismos, regulaciones, funciones superiores y esferas.

A todas las personas nos interesa conocer los mecanismos del poder y su manejo porque en algún momento de nuestra vida necesitaremos ponerlos en práctica para llevar a cabo nuestros proyectos e iniciativas. A continuación vas a entrar en el selecto club de las personas que conocen las 7 regulaciones para manejar el poder, las 15 habilidades para alcanzarlo (si aún no lo tienes y quieres) y las 7 esferas a través de las cuales podrás lograrlo.

Antonio Rodríguez de las Heras hace más de 35 años me enseñó a observar el poder desde una mirada nueva y sugerente, a entender sus mecanismos y su reflejo en el discurso, a analizarlo e interpretarlo. Desde entonces llevo a cabo una búsqueda denodada para desentrañar sus entresijos. Todo ello quiero compartirlo contigo porque entiendo el poder como la capacidad que tiene el ser humano para hacer que las cosas ocurran y, por ende, la fuerza para transformar el mundo; aunque también lo puede ser para lo contrario, para que nada cambie y que todo siga igual.

Si quieres hacer cosas importantes no puedes hacerlas solo, necesitas a otras personas. Para que otras personas te acompañen en tu propósito tienes que inspirarlas e influirlas, todo ello se hace con la palabra y se manifiesta en el discurso.

Las organizaciones se nuclean en torno al poder de un individuo o grupo reducido de individuos frente al resto. Todo poder vive en un relato (relato oficial) y en él se establecen los patrones que rigen la convivencia y las relaciones grupales (lo que es bueno y malo, lícito e ilícito, bello y feo…). Somos seres lingüísticos y como tales creamos nuestro mundo con la palabra, inventando cosas que no existen en las cuales terminamos creyendo.

El poder tiene una serie de mecanismos que funcionan de la misma manera en cualquier tipo deorganización (familia, tribu, club, partido político, gobierno…). Su conocimiento es muy importante para manejar los conflictos y gestionar las relaciones en las organizaciones de las que formamos parte.

La relación entre quien tiene el poder y el resto de la organización es sumamente inestable, sujeta al devenir y a crisis permanentes.El conflicto es una realidad latente y el poder a lo largo de la historia ha generado unos mecanismos para regularlo y perpetuarse. De hecho, lo que permite que la organización evolucione es el conflicto: regulándolo (integrando las desviaciones) o, en el caso contrario, dando lugar a un contrapoder.

Si ya tienes poder, ¿cómo puedes  gestionar los conflictos que te surjan?

Vamos a verlo a través de 7 regulaciones (Antonio Rodríguez de las Heras).

El conflicto es inherente a la organización humana (sin conflicto no hay organización). Si el conflicto no se regula la organización puede entrar en crisis y desaparecer, y esto lo podemos ver a diario en las relaciones personales, las familias, las empresas, los partidos políticos…

El poder se manifiesta en el uso y monopolio de la palabra, quien lo ejerce adopta el rol de emisor y a quienes se dirige son los receptores. Y todo ello se refleja en el discurso en torno a 7 regulaciones:

  • Sublimación: el orador alude a elementos aceptados y compartidos por el poder y la organización (exaltación a los valores, la patria, el pasado común glorioso, la unidad de destino…).
  • Favor: intento por parte del orador de mostrarse abierto y condescendiente con el auditorio en un gesto de alabanza (lo buenos que sois, las cosas magníficas que habéis hecho…).
  • Desviación: crítica de elementos externos a la organización que es compartida por el orador y por el auditorio (las cosas que ocurren y nos están perjudicando, la crisis, Venezuela…).
  • Miedo: mención de elementos ajenos a la organización, negativos para ella, que pueden causar un peligro interno (los enemigos y peligros que nos acechan, la conspiración comunista y judeomasónica…)
  • Culpabilidad: reproches a todos o parte de miembros de la organización por su amenaza para todos (las cosas mal hechas por algunos de los nuestros que nos ponen a todos en peligro, la traición de algunos de los nuestros a la causa…).
  • Represión: amenazas, descalificaciones, ironías del orador contra alguno o algunos de los miembros de la misma (él o ellos no son dignos de pertenecer al grupo, son merecedores de un castigo, han de ser perseguidos…).
  • Expulsión: negación de parte de la organización ignorándola y negándola el debate mismo (negación total del otro y exclusión…).

Como podemos observar, en las regulaciones hay una graduación que va desde las regulaciones blandas (sublimación y favor), pasando por las medias (desviación, miedo y culpabilidad), hasta las duras (represión, expulsión). A través del análisis del discurso que emana del poder en la organización podemos tener una interpretación precisa del grado de conflicto existente en un grupo, partido político, familia, gobierno… También podemos comprobar cómo las regulaciones son universales y las usamos todos en el día a día. Y lo más importante: que podemos hacer un uso correcto de ellas para manejar y modular los conflictos con los que todos tenemos que lidiar cuando ejercemos el poder en cualquier dominio (la madre en la familia, la presidenta en el gobierno, el presidente en el consejo de administración de la empresa, el líder en la pandilla de amigos, el predicador en la comunidad religiosa, el entrenador en el equipo …).

El aporte que nos realiza Rodríguez de las Heras va mucho más allá del análisis del discurso político, nos proporciona una serie de herramientas para modular y conciliar nuestras vidas. Si te das cuenta, en las formas de relacionarte con los demás y en la regulación de tus relaciones, vives entre sublimaciones, favores, desviaciones, miedos, culpabilidades, represiones y expulsiones; cuyo manejo determina tu efectividad e impacto en el mundo.

Las 7 regulaciones y su manejo efectivo se potencian con las 15 funciones superiores para alcanzar el poder, por ejemplo: si aprendemos a escuchar de manera efectiva a las personas de la organización, si realizamos promesas significativas para los demás, si somos capaces de desarrollar una visión compartida del futuro, si nos hacemos cargo del estado de ánimo de los demás… Es posible que no tengamos que recurrir a buscar enemigos fuera, apelar al miedo para mantener nuestro estatus o llegar a la represión y negación de los diferentes.

El valor que Rodríguez de las Heras pone en nuestras vidas es extraordinario porque podemos aplicarlo en la práctica a nuestro trabajo, relaciones personales y en cualquier ámbito donde busquemos la ascendencia en una organización.

Si aún no tienes poder, ¿cómo puedes inventarlo de la nada? Las funciones superiores para alcanzar el poder aprendiendo 15 habilidades (Modelo 6-9).

Las 7 regulaciones nos son muy útiles para modular el poder cuando lo tenemos pero es todavía más valioso conocer los mecanismos para conseguir poder.

El Modelo 6-9 desarrolla las 15 habilidades básicas que nos permiten crear poder cuando no lo tenemos, lo podemos hacer aprendiendo y poniendo en práctica una serie de aprendizajes que tienen que ver con la capacidad de escuchar a los demás, hacer compromisos, pedir que otros hagan algo por nosotros, construir una visión, trabajar en equipo, gestionar las emociones… (escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer, dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación).

Si deseas profundizar más en este tema, haz clic aquí.

Poder y autoridad (potestas versus auctoritas). Las 7 esferas para alcanzar el poder.

Es muy importante distinguir entre poder y autoridad. Poder es cuando la gente te sigue por obligación, autoridad es cuando la gente te sigue porque quiere.

Puede haber poder con autoridad y sin autoridad. De hecho hay personas con mucho poder (cargo) que no tienen autoridad y personas sin cargo que tienen mucha autoridad.

Toda mi preocupación gira en torno al desarrollo del poder basado en la autoridad, como palanca para cambiar el mundo al alcance del ciudadano de a pié, frente al poder que busca su perpetuación (para eso tienes a Maquiavelo).

Para llegar al poder podemos hacerlo a través de 7 esferas o planos diferentes: (1) el poder construido a partir de la capacidad de conducir tu vida, (2) a partir del manejo del lenguaje y el pensamiento, (3) a partir del relato (identidad personal e influencia, (4) a partir de la disciplina, (5) a partir de las relaciones, (6) a partir del desempeño y las competencias profesionales, (7) a partir del aprendizaje.

Si quieres conocer los pasos para aumentar tu poder, influencia y autoridad en las 7 esferas haz clic aquí:

El poder no es instrumento para oprimir a los demás, es una palanca para transformar el mundo que tú puedes adquirir a través del esfuerzo, el aprendizaje, la disciplina y el entrenamiento diario.

Adelante!!!

Este artículo ha sido elaborado por Juan Carlos y Fernando para ti.
Escucha o descarga el podcast de este artículo.

Artículos relacionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.