La Nueva Bauhaus. La última oportunidad para repensar y rediseñar Europa.

Atrévete a cosas poderosas.

La Nueva Bauhaus es la gran esperanza para Europa, un gran proyecto pensado en grande, una aventura colectiva sin precedentes para cambiar el mundo. Una oportunidad que debemos darnos los europeos para encarar nuestro destino con decisión, fe y optimismo. Un proyecto liderado por una gran mujer, por una gran líder, Ursula von der Leyen que nos reta a cada ciudadano a dar lo mejor de nosotros mismos para construir un futuro revolucionario. Aunque los desafíos que tenemos por delante son colosales, será mejor la vida que vendrá si sumamos nuestro talento y compromiso a este gran proyecto colectivo.

Después de la Primera Guerra Mundial, Europa quedó desolada, pero de las cenizas surgió un gran revulsivo, la Bauhaus, una nueva cultura y forma de entender el mundo que abarcó todas las manifestaciones y creaciones humanas para un renacer sin precedentes que impregnó todas las facetas de la vida. Hoy, un siglo después, volvemos a estar golpeados por una gran crisis y necesitamos una Nueva Bauhaus Europea para levantar el vuelo como el ave fénix. Una lectura del tiempo histórico que ha interpretado a la perfección la presidenta de la Comisión Europea desde una inspiración capaz de levantar la mirada a los ciudadanos de la Unión Europea para encarar un futuro lleno de emoción y esperanza del que todos tenemos que ser protagonistas. ¡Bienvenido tu liderazgo Ursula! ¡Bienvenida una nueva primavera para la Unión Europea!

Si hace un siglo la Bauhaus fue capaz de rediseñar nuestra vida cotidiana y pensamiento desde una nueva mirada al mundo a partir de la arquitectura, la tecnología, el arte, la filosofía y la cultura. Ahora como entonces, necesitamos un impulso de las mismas dimensiones, y la aventura que iniciamos promete ser más intensa y radical, en un mundo nuevo (Virtuceno) donde las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial pueden convertir la ciencia ficción en realidad cotidiana al alcance de todos.

La Nueva Bauhaus, una aventura colectiva y una oportunidad para reescribir la historia de Europa en la nueva era del Virtuceno.

De las grandes crisis surge la catarsis y la resurrección de un nuevo mundo.

Solos no lo podemos hacer, necesitamos cooperar para ganar, cambiando nuestros esquemas de pensamiento para trabajar juntos.

Cada uno de nosotros puede ser un constructor de futuro en la Nueva Bauhaus.

Pese a los reveses que hemos sufrido en los últimos tiempos, como la pérdida de influencia y protagonismo en la esfera internacional, el Brexit o los latigazos de la pandemia, todas las generaciones a lo largo de los siglos han sido capaces de reescribir la historia y conducirnos hacia nuevos derroteros cuando sentíamos que lo teníamos todo perdido, y esta generación no va a ser menos.

Aunque tenemos desafíos enormes, vivimos en el mejor momento de la historia, nunca tuvimos a nuestro alcance tantos recursos para transformar el mundo. El único freno para hacerlo está en nuestra mente, en nuestros pensamientos limitantes. Ahora tenemos la ocasión de poner nuestro talento en juego para reinventar el mundo y construir un universo con más alma, más verde, más humano, más bello y más amable…. un mundo nuevo construido de forma sostenible con materias primas reutilizables y desde las tecnologías más revolucionarias con las que ninguno de nuestros antepasados pudo soñar.

Europa y el mundo se deslizan desde el Antropoceno, tres siglos en los que arrasamos el planeta y generamos una destrucción insostenible, hacia el Virtuceno, una nueva época caracterizada por la virtualidad y la inmaterialidad con reminiscencias geológicas y civilizatorias diferentes que nos da esperanza para abordar el gran desafío del cambio climático, la gran amenaza que se cierne sobre la especie humana y el conjunto de la Tierra. Una realidad que nos obliga a replantearnos los pilares de nuestro mundo, una Nueva Bauhaus Europea en la que embarcarnos como ciudadanos para encaminarnos a un nuevo destino civilizatorio, uniendo a los pensadores, los activistas, los artistas, los creativos, los innovadores, los emprendedores, las autoridades… un nuevo viaje para soñar, colaborar, cocrear, colorear y fabricar nuevas realidades… una construcción colectiva de un mundo más amable, más humano, más auténtico, más bello y más bueno. Una esperanza radical para un resurgir renovado tras el Brexit y la pandemia, un impulso que nos hará salir distintos y mejores. Estamos en la encrucijada,  el plan NextGenerationEU es el medio para dar el salto a la nueva realidad.

La Nueva Bauhaus nos da los motivos para sentirnos más europeos que nunca, más unidos, en una colaboración para compartir nuestras ideas, preocupaciones y desafíos,  mirando al futuro con esperanza y determinación; para recuperarnos más rápidamente, haciendo frente a la crisis climática, uniendo sostenibilidad y estilo, desde un proceso inclusivo y colaborativo; motivando y recompensando a quienes inventen ideas para desarrollar soluciones… un proyecto de encuentro entre generaciones y culturas, para vivir juntos y mejor, en un mundo más amable, funcional y accesible, donde fluya la belleza en todos los órdenes de la vida, con ciudades habitables y amables, edificios a escala humana, calles más limpias, en armonía con la naturaleza. Una excitante y apasionante aventura donde todos somos protagonistas.

La Nueva Bauhaus representa una nueva filosofía y una nueva visión de la vida, el revulsivo que necesita Europa para volver a ser significativa en el panorama internacional.

Hagamos historia, de la Bauhaus de 1919 a la Nueva Bauhaus en 2021.

Tan auténtica e inspiradora fue la Bauhaus que un siglo después sigue estando vigente, sirviéndonos de inspiración para repensar la “vieja Europa” y convertirnos de nuevo en referencia social, económica y de valores para ganar un protagonismo en el panorama internacional que nunca debimos perder.

La escuela Bauhaus fue una rebelión contra el orden establecido que renovó el concepto de realidad y la relación del ser humano con el mundo, filtrándose en las actividades cotidianas de las personas, tiñendo de color el gris de nuestras emociones y poniendo luces largas en nuestras mentes.

La Bauhaus fue fundada en Weimar en 1919 por Walter Gropius, una escuela de arte donde los estudiantes aprendían a relacionarse y pensar el mundo de una manera nueva y un sentido práctico

Gropius unió las bellas artes y el arte aplicado, afirmando que no había diferencia entre un artista y un artesano. Los estudiantes aprendían cerámica, impresión, encuadernación, carpintería, topografía, tejidos, trabajo en metal, fotografía, escenografía o mercadotecnia.

Un objeto es definido por su naturaleza.

Para diseñarlo de forma que funcione apropiadamente, debe estudiarse en primer lugar su naturaleza. Y para que satisfaga su propósito a la perfección, debe cumplir su función en forma práctica.

Gropius dixit.

Las clases magistrales tradicionales se sustituyeron por talleres donde los estudiantes aprendían haciendo, en lugar de sentarse a escuchar lecciones en aulas soporíferas, los estudiantes de Gropius asistían a talleres y aprendían de forma aplicada. El trabajo se basaba en una metodología consistente en el diseño de prototipos y su mejora permanente para su producción en masa, el dominio de los trabajadores abarcaba tanto la tecnología como la forma. Todo un nuevo desafío para la Nueva Bauhaus en la tarea de rediseñar nuestra educación, nuestros nuevos hogares y los objetos.

La Bauhaus nos deja el concepto de progreso revolucionario donde los diseñadores debían formarse en todos los campos, un legado esencial de artistas como Kandinsky, Marcel Breuer, Anni Albers o Marianne Brandt, que al pasar de los años está plenamente vigente. A partir de ellos, nuestras ciudades y edificios mutan a espacios funcionales a escala humana para habitarlos, trabajar y vivir mejor. Una revolución cultural en toda regla del pueblo y para el pueblo presidida por la simplicidad de las formas. El diseño gráfico e industrial fue inventado. Una visión del futuro radical, internacional y optimista.

No es un estilo, sino una actitud.

Walter Gropius

Menos es más.

Mies van der Rohe.

El espíritu de la Nueva Bauhaus Europea.

Hagamos un futuro sostenible e inclusivo que resulte hermoso a los ojos, la mente y el alma. 

Ursula von der Leyen.

Y un siglo después, la presidenta de la Comisión Europea, en su discurso sobre el estado de la Unión 2020 nos lanza una Nueva Bauhaus Europea. Un discurso que viene acompañado de una andanada de 750 mil millones de euros ¡Fantástico! ¿Seremos capaces de aprovecharlo? ¿Qué mundo hubieran alumbrado Gropius y su cuadrilla con esta suma?

Quiero que NextGenerationEU impulse una ola de renovación europea y haga de nuestra Unión un líder en la economía circular.

Este no es solo un proyecto ambiental o económico: debe ser un nuevo proyecto cultural para Europa.

Es por eso que crearemos una nueva Bauhaus europea, un espacio de co-creación donde arquitectos, artistas, estudiantes, ingenieros, diseñadores trabajan juntos para que eso suceda.

Ursula von der Leyen.

¡Ursula von der Leyen. Qué grande eres!

Queridos lectores, créanme ustedes, en Europa necesitamos «liderazgos bauhaus», y en Ursula tenemos fundadas esperanzas para construir entre todos un futuro mejor. La Nueva Bauhaus Europea es una concepción global para diseñar la Unión Europea del futuro, un proyecto creativo e interdisciplinario, un espacio de encuentro para definir futuras maneras de vivir, en la encrucijada entre el arte, la cultura, la inclusión social, la ciencia y la tecnología. Una llamada a un esfuerzo colectivo por imaginar y construir “un futuro sostenible, inclusivo y hermoso para la mente y para el alma de todos”.

Un proyecto donde estamos invitados a participar todos los ciudadanos para inventar espacios inclusivos y accesibles, donde el diálogo entre personas de diferentes culturas, disciplinas, géneros y edades se convierta en la oportunidad de imaginar un lugar mejor para todos. Soluciones sostenibles, que abran un diálogo entre nuestro entorno construido y los ecosistemas del planeta. Experiencias enriquecedoras que respondan a necesidades más allá de nuestra dimensión material y se inspiren en la creatividad, el arte y la cultura.

El Nuevo Bauhaus Europeo es el espacio para la colaboración entre quienes piensan, actúan y quieren concebir el modo en que viviremos juntos en el futuro. Es un puente entre el mundo de la ciencia y la tecnología y el mundo del arte y la cultura. Es una invitación a cambiar de perspectiva y a ver en nuestros desafíos ecológicos y digitales otras tantas oportunidades de transformar para mejor nuestra vida. Es un nuevo planteamiento que a través de la creación colectiva quiere dar con soluciones innovadoras a los complejos problemas de nuestra sociedad. Es una invitación para articular nuestro pensamiento, nuestro comportamiento y nuestros mercados en torno a nuevas maneras de vivir y construir.

El proceso y las fases

Para hacer el cambio, la Nueva  Bauhaus Europea va a reunir a ciudadanos, expertos, empresas e instituciones y propiciar conversaciones sobre cómo hacer más asequibles y accesibles los espacios vitales del futuro; movilizar a diseñadores, arquitectos, ingenieros, científicos, estudiantes y mentes creativas de todas las disciplinas para reimaginar una vida sostenible en Europa y el mundo; mejorar la calidad de nuestra experiencia vital, insistiendo en el valor de la sencillez, la funcionalidad y la circularidad de los materiales, sin que ello vaya en detrimento de la comodidad y el atractivo necesarios en nuestra vida cotidiana; facilitar apoyo financiero a ideas y productos innovadores a través de convocatorias de propuestas específicas y programas coordinados que se incluirán en el marco financiero plurianual.

Las fases para su desarrollo son tres: codiseño, resultados y difusión.

Nueva Bauhaus y Cuarta Revolución Industrial.

Cuando nació la Bauhaus estábamos entrando en la Segunda Revolución Industrial, el desarrollo tecnológico era incipiente. Ahora estamos en la Cuarta Revolución Industrial, las tecnologías para diseñar y fabricar son casi de ciencia ficción (big data, algoritmos, inteligencia artificial, programación, robótica, blockchain, realidad aumentada, machine learning, fabricación aditiva…). ¿Si los pioneros lograron crear maravillas con una tecnología básica, qué cosas podremos llegar a crear con estas tecnologías disruptivas? El límite solo está en nuestra voluntad, en nuestra capacidad para trabajar juntos, en el cultivo de nuevas habilidades, en nuestras competencias para crear, innovar, emprender y liderar.

El nuevo mundo es diseño, una ascendente imparable que se desborda y expande al infinito en la era del Virtuceno, lanzándonos a  la apasionante tarea de diseñar vida nueva,  crear nuevos seres, imprimir órganos humanos, fabricar carne sin animales, fabricar cualquier tipo de artículo con una impresora 3D, crear réplicas virtuales de cualquier objeto o realidad física…

La Nueva Bauhaus nos abre a un nuevo mundo que exige un cambio de paradigma para convertirnos en nuevos seres con nuevas competencias.  ¿Serán capaces de entenderlo los responsables políticos nacionales, regionales y locales? ¿Estarán a la altura nuestras instituciones? ¿Seremos capaces de motivar a la ciudadanía? ¿Los medios de comunicación harán su parte? ¿Las empresas estarán dispuestas a la colaboración público/privada)…. Sin duda queda un largo recorrido por delante, es el momento de pensar y actuar en grande.

Como revela el mensaje secreto del Perseverance en su llegada a Marte, la clave es “atrévete a cosas poderosas”. El nuevo escenario que nos abre la Nueva Bauhaus es tremendamente inspirador, excita nuestra imaginación y nos anima a dar el paso de espectadores a actores.

Sigamos la invitación que nos hace  Ursula y llegaremos lejos.

Adelante!!!

Artículos relacionados.

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/wp-content/uploads/2020/12/Virtuceno.pdf