Hagamos un PACTO

Queridos jóvenes.
En primer lugar quiero pedir disculpas en nombre de mi generación por el complejo legado del que os hacemos entrega y que tendréis que gestionar en las próximas décadas: cambio climático, conflictos bélicos, crisis, desempleo…

También quiero que valoréis los retos que nuestra generación y la de vuestros abuelos tuvimos que enfrentar, gracias a cuyos esfuerzos hoy tenéis entre otras cosas: educación, movilidad espacial, Internet…

imagen-pacto

Sin darnos cuenta, en una generación, rompimos la lógica de la historia:  aceleramos el tiempo, achicamos el espacio, rompimos las coordenadas geográficas, interconectamos el mundo etc… Abrimos el espacio de juego para inventar un futuro mejor, pero cometimos también grandes errores: no democratizamos las oportunidades del progreso, abusamos de la Madre Tierra y os transmitimos una forma de ver el mundo y aprender ya caducadas.

Fuimos tan ciegos y estúpidos que cambiamos el mundo y no actuamos en consecuencia con la educación. Os pedimos disculpas por deciros que estudiando una carrera alcanzaríais el  éxito,  por mimaros en exceso, por no ayudaros a descubrir vuestra pasión y desplegar vuestros talentos, por impediros asumir riesgos … Lo hicimos por amor, porque así había funcionado hasta entonces en nuestro mundo conocido. Creamos un nuevo paradigma pero se nos olvidó el software del antiguo en el lugar más importante: en las aulas. Y reconocemos éste como el mayor error de bulto.

Ahora, realmente estamos confusos, no sabemos qué aconsejaros porque hasta el futuro inmediato lo hemos convertido en incierto, nadie puede predecir las oportunidades que vendrán, y tan siquiera si las que hoy son, lo serán en dos o tres años.

En este tiempo, el papel del Estado se ha reducido, los órganos de representación política se han vuelto miopes y la ciudadanía en su zozobra diaria vive en un desasosiego que le impide articular soluciones con serenidad.

Con este ejercicio de humildad, un grupo de personas de  mi generación propone un pacto intergeneracional  con vosotros, del que esbozo  algunas propuestas a la espera de contrastarlas con las vuestras y cerrar un GRAN PACTO.

Compartamos un  diagnóstico en torno a las grandes preguntas que siguen vigentes: ¿dónde estamos? ¿Cómo es el mundo? ¿Qué ha cambiado? ¿Dónde están las oportunidades? ¿Cuáles son los cursos de acción para los próximos años? ¿Hacia dónde queremos ir? … Convirtamos este think tank  en un action tank  con una hoja de ruta con compromisos definidos para la acción.

Analicemos los retos que todos los seres humanos estamos enfrentando: clima, alimentación, democracia, educación… Y actuemos con estos problemas en clave de oportunidades.
Asumamos el reto de que nosotros, los firmantes del pacto, somos la parte más activa a la hora de tomar la iniciativa. Esto no pasará si sólo lo convertimos en una queja al presidente, parlamento o al ministro. A nosotros nos corresponde  tomar el toro por los cuernos. Las soluciones están principalmente en nosotros.

Planteemos otra educación posible que dé salida a los problemas inmediatos y cotidianos  que tenemos, como el paro o la obsolescencia de nuestros conocimientos.

Elaboremos un catálogo de acciones inmediatas para reconducir la situación y comprometamos acción inmediata en ello:

  • Aceleradoras donde las personas que hayan estudiado puedan convertir su conocimiento en una oferta para el mundo y una forma de desarrollo profesional.
  • Creación de redes de personas trabajando en problemas recurrentes de los que surjan iniciativas: sociales, económicas, empresariales…
  • Invención  y recreación de espacios de futuro para anticipar nuevas tendencias.
  • Desarrollo de programas de entrenamiento y formación masivos, de bajo coste para el acceso masivo de la población mundial, en los cuales una persona pueda desarrollar en la práctica un proyecto emprendedor, un plan de vida o un proyecto de liderazgo.
  • Interconectemos de todas estas iniciativas y las que sumen todos los adheridos al pacto en una gran red social.

Hagámoslo juntos, aunque la iniciativa os corresponde a vosotros. Contad con nosotros, somos vuestro apoyo. El liderazgo es enteramente vuestro.

Pensad que con todos los errores cometidos y dificultades, las condiciones históricas actuales son inmejorables para el futuro de la humanidad, en ningún otro momento hubo tantas herramientas y recursos al alcance de una generación para transformar el mundo.

Definitivamente estamos en un cambio de Era, entrando en una nueva Civilización, y esto es una oportunidad única que no han tenido todas las generaciones. Coged las riendas, tomad el mando,  sed osados, atreveos, hacedlo!!!

5 pensamientos en “Hagamos un PACTO

  1. Jose

    Totalmente de acuerdo con la carta, ahora nos falta el cartero responsable de hacer llegar el mensaje a sus destinatarios y como casi todo el mundo joven a estas alturas está enredado socialmente, podemos utilizar las redes más comunes (facebook, twitter, etc). En fin un buen plan SOCIAL MEDIA DE HAGAMOS UN PACTO y a generar seguidores…

    enhorabuena por la carta Juan Carlos

    Responder
  2. leopoldo

    Si juan carlos, estoy de acuerdo, por donde nos arrancamos, yo tambien ando perdido, cuanto desperdicio de tiempo y talento, venga pa cuando alguien tiene que dar el primer empujon. Y luego vendra rodado

    Responder
  3. Pingback: Ha muerto el homo academicus ¡Descanse en paz! | El blog de Juan Carlos Casco

  4. Pingback: O cambiamos la educación ahora ¡O nos vamos todos a la mierda! | El blog de Juan Carlos Casco

  5. Pingback: Una revolución educativa inspirada en los rasgos del paradigma cultural naciente. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *