EL CAMBIO RADICAL EN LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS Y DE EMPLEO.

Un plan para enseñar, aprender, entrenar y desarrollar competencias genéricas.

El sistema educativo ha dado una importancia residual a las competencias genéricas frente a las competencias básicas y específicas, tanto es así, que ni siquiera están organizadas de manera adecuada para ser enseñadas y aprendidas, y los profesores y profesionales del empleo no están preparados (no son competentes) para trabajar con ellas y entrenarlas.

cambio-politicas

Richard Gerver revelaba una conversación con el responsable de Google acerca de los requerimientos de la compañía para la contratación de ingenieros. Venía a decir que Google tenía dificultades para reclutarlos en Europa porque a pesar de estar bien formados técnicamente (competencias específicas), sin embargo la compañía buscaba personas preparadas para actuar autónomamente, coordinarse, escuchar al mercado, diseñar soluciones… (competencias genéricas en las que no eran tan buenos).

He tomado este ejemplo porque aporta las claves esenciales que determinarán la empleabilidad y las capacidades emprendedoras y de liderazgo de las personas en los próximos años, y marcarán las pautas a seguir por los sistemas educativos y los servicios públicos de empleo, so pena de condenar a la marginalidad a nuestros alumnos y trabajadores.

Personas con una buena formación técnica no encuentran empleo, porque los empleadores están buscando otro tipo de competencias. Y esto que ya comienza a pasar en todos los sectores económicos y actividades, acabará generalizándose, es un tsunami imparable.

La diferencia en el valor de una compañía reside en las competencias genéricas de sus trabajadores y cuadros directivos, formar en una técnica nueva (competencias específicas) es más rápido y barato. La dinámica global de la economía impone a los trabajadores de las empresas una apertura para aprender a aprender (un proceso cíclico como propone JM Gasalla de aprender-desaprender-reaprender), donde la empresa y trabajador asumen ese compromiso sobre la base de competencias genéricas.

El circulo virtuoso para desarrollar una economía pujante y dinámica en empleos no es posible en muchos países, debido a la obsolescencia e ineficiencia de sus sistemas educativos que se desentienden de los futuros profesionales de sus alumnos (como si no tuvieran responsabilidad en ello), trasladando el problema a los servicios públicos de empleo, pues lanzan al mercado de trabajo a personas disfuncionales e inermes para habitar un complejo ecosistema laboral.

LA COMPLEJIDAD DE LAS COMPETENCIAS GENÉRICAS.

El concepto de competencia es sumamente complejo.

Podríamos definirlo como el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes y valores para alcanzar un desempeño. Una secuencia de habilidades concretas en un campo configura una competencia. Las competencias de una persona en un dominio determinado producen resultados satisfactorios objetivos que pueden ser juzgados y evaluados por observadores diferentes.

A las actitudes que componen una competencia (por ejemplo la voluntad, decisión, proactividad), se suman los valores (normas morales y éticas, compromiso ciudadano, conciencia ambiental…).

Competencias básicas, genéricas (transversales) y específicas.

Las competencias básicas, son las imprescindibles que habilitan para el desarrollo de un trabajo o una tarea (lectura, escritura, cálculo…). Las competencias específicas son las propias del trabajo, titulación, especialidad laboral. Las competencias genéricas son transversales a la totalidad de funciones, tareas, perfiles profesionales (capacidad de aprender, escuchar, dirigir …).

Una gran confusión sobre las competencias genéricas.

Pese a que la educación por competencias aparece en las leyes educativas de muchos países, y están mencionadas en el currículum, no están debidamente sistematizadas y estructuradas para su enseñanza/aprendizaje. Incluso su fundamentación científica y pedagógica no está adaptada a las necesidades del mundo actual (empleabilidad, emprendimiento, dirección…).

Fruto del desconocimiento, los responsables educativos piensan que la impartición de competencias genéricas está suficientemente abordada en las aulas. Entienden que con hacer una mención a las competencias personales y sociales (emprendimiento, trabajo en equipo…), ya están cumplidos.

La realidad resultante es que la inmensa mayoría de la población no posee competencias genéricas, por lo tanto, no está preparada para un óptimo desarrollo personal, de emprendimientos (sociales y empresariales), de liderazgo… De ahí que los programas de formación y emprendimiento no produzcan los resultados esperados.  Y lo peor de todo es que los responsables públicos siguen perseverando en el error.

Poseer competencias genéricas hace 50 años no era determinante para el desempeño personal y profesional, hoy sí lo es y los responsables de la educación y el empleo no lo saben, y nos están creando un gran problema. La clave del desempeño personal y profesional en el mundo actual está en el desarrollo de competencias genéricas para producir resultados y alcanzar las metas de las personas, empresas y organizaciones.

SELECCIONAR, ORDENAR Y ORGANIZAR LAS COMPETENCIAS GENÉRICAS.

Si queremos entrenar competencias genéricas y que su aplicación sea efectiva en los servicios públicos de educación y empleo, tenemos que responder a las siguientes preguntas:

¿Cuáles son las competencias básicas y necesarias para obtener buenos resultados en la práctica profesional? ¿Qué indicadores permiten elegir las competencias que se van a construir? ¿Con qué recursos y medios vamos a entrenarlas? ¿Cómo vamos a evaluar su aprendizaje? Precisamente los trabajos en torno a estas preguntas y sus respuestas nos han llevado años de dedicación para poder entrenarlas y crear valor con ellas.

Permítanme que les ilustre con mi propia experiencia: mi equipo y yo hemos destinado más de 20 años de trabajo para desentrañar las competencias (habilidades, actitudes, valores) del emprendimiento, describiendo metodológicamente el entramado de miles de distinciones que las articulan, el desarrollo de materiales para su entrenamiento y el ensayo y validación de cientos de actividades prácticas para su enseñanza/aprendizaje. Una tarea de una complejidad extraordinaria, pues bien, en muchos currículos se insta a los profesores al desarrollo de competencias emprendedoras entre sus alumnos, como si esto se pudiera entrenar desde un manual, de un plumazo y por parte de un docente que no ha adquirido competencias para hacerlo.

Otro ejemplo. Hemos consagrado 5 años a la identificación, sistematización y entrenamiento de las competencias del liderazgo, dirección y gerencia (management). Por ejemplo, las competencias del liderazgo se articulan en torno a un conjunto de 500 habilidades, actitudes y valores (puedes consultarlas en: http://juancarloscasco.emprendedorex.com/wp-content/uploads/2014/06/doc3-los-rasgos-del-liderazgos.pdf). Esto te dará una idea clara de la dificultad de la tarea.

Ante tan extraordinaria complejidad tenemos una buena noticia: la inmensa mayoría de competencias genéricas que operan en los campos críticos para el desarrollo de la sociedad y la economía (desarrollo personal y profesional, empleabilidad, creatividad, innovación, emprendimiento, liderazgo, dirección, gerencia …); son compartidas (transversales).

UN BOTÓN DE MUESTRA DE LAS COMPETENCIAS GENÉRICAS.

Explorando sobre el listado de competencias genéricas que se mencionan en las leyes educativas de diferentes países, podemos comprobar como existe cierta confusión en su definición, organización y sistematización para ser enseñadas y aprendidas, dejándose a criterio del personal docente su impartición.

Como botón de muestra, y sólo como ejemplo te describo algunas de las competencias genéricas que se teorizan desde diferentes enfoques educativos:

  • Lingüísticas: escuchar, hablar, pedir, formular preguntas adecuadas, discusión grupal, interactuar, decir, mostrar, reportar, pensamiento crítico, seleccionar la información, evaluar la información, tomar una posición frente a la información….
  • Conferir sentido y criterio a la acción, dirigir y dirigirse: procesar información, valorar, evaluar, realizar….
  • Analizar: dividir el problema en partes, relacionar, criticar, juzgar, apoyar juicios, establecer causa/efecto, argumentar, dar razones, afirmar, suministrar evidencias…
  • Resolución de problemas: determinar, razonar, crear diferentes alternativas, elegir, discriminar, tomar decisiones, jerarquizar, asentar  prioridades, asumir…
  • Relaciones interpersonales: entendimiento y respeto a otras culturas, cooperación, colaboración, confianza…
  • Relaciones intrapersonales: autocontrol, concentración, enfoque…
  • Administrar, organizar, coordinar, planificar, delegar, supervisar, responsabilizarse, evaluar, medir el desempeño….
  • De emprendimiento y liderazgo: tomar riesgos, organizar, visualizar, inspirar, desarrollar la creatividad, proponer alternativas, planear, planificar…
  • Emocionales: identificar estados de ánimo y emociones, reconocer emociones propias y ajenas, trabajar sobre ellas…

En muchos casos se alude de manera general al desarrollo de competencias para la creatividad, innovación, emprendimiento, liderazgo… Dejando al albur del docente su criterio para aplicarlas. Es como si el entrenador de tenis, que nunca ha practicado el deporte, tiene que entrenar en sus técnicas al pupilo desde un manual, esperando que consiga buenos resultados.

DESARROLLAR COMPETENCIAS GENÉRICAS SÓLO TIENE SENTIDO CON UN ENFOQUE A RESULTADOS.

En el mayor número de casos cuando se trabajan las competencias genéricas, se hace desde un punto de vista teórico, no se enfoca a producir resultados significativos en el proyecto vital de la persona, a la construcción de su proyecto personal, profesional, de emprendimiento (personal, social o empresarial).

Cuando las competencias genéricas se abordan desde la teoría, su efecto es muy limitado. Es como si del tenista esperásemos resultados deportivos relevantes.

El sentido último del entrenamiento y desarrollo de las competencias genéricas en el sistema educativo y los servicios públicos de empleo, es que los individuos puedan enfrentar un mundo de una extrema complejidad para encarar con garantías su futuro profesional por cuenta propia o ajena, mejorando su empleabilidad y sus posibilidades de emprendimiento, liderazgo, dirección y gerencia.

En términos pedagógicos, centrar los esfuerzos de la formación en  los resultados del desempeño implica modificar no sólo el tipo de diseño curricular, sino también las prácticas de enseñanza y la evaluación que tradicionalmente se habían centrado en la información que la persona almacenaba. Ahora se proponen diferentes esquemas con una diversificación de situaciones de aprendizaje y evaluación que permitan al individuo adoptar un papel activo de manera que pueda ejercer sus conocimientos, habilidades y conductas en situaciones en las que este conjunto de aprendizajes se combinen de distintas formas. Asimismo, no podrá separarse el saber del saber hacer, el esfuerzo quedará centrado en los resultados.

Trabajar las competencias genéricas supone centrarse en resultados prácticos porque definen mejor las metas que los objetivos.

La construcción de competencias debe relacionarse con una comunidad específica, es decir, desde los otros y con los otros (entorno social), respondiendo a las necesidades de los demás y de acuerdo con las metas, requerimientos y expectativas cambiantes de una sociedad abierta. El desempeño del entrenamiento debe planificarse para que la persona tenga un desarrollo apropiado en las distintas situaciones y pueda adaptarse a las cambiantes formas de organización del trabajo.

MÉTODO, HERRAMIENTAS, MATERIALES, RECURSOS DIDÁCTICOS PARA EL ENTRENAMIENTO EN COMPETENCIAS GENÉRICAS, EMPRENDIMIENTO, INNOVACIÓN, DIRECCIÓN, GERENCIA…

Mi experiencia personal y de equipo en el desempeño  de responsabilidades en servicios públicos de empleo, el desarrollo de programas públicos de asignaturas y programas educativos en varios países, elaboración de más de 20 libros y publicaciones en materia de emprendimiento, empleo, innovación, la creación de escuelas MOOC en varios países, y el desarrollo de numerosos trabajos de innovación en estos campos … Nos han llevado a la creación de todos los recursos necesarios para la formación y el entrenamiento de competencias genéricas en multitud de modalidades (desarrollo personal, emprendimiento social, creación de empresa, innovación, liderazgo, dirección, gerencia, entrenamiento de empleados públicos, cuadros directivos…). Contamos con una base de recursos sistematizados y organizados, sujetos a actualización y mejora permanente, que ponemos a tu disposición.

niveles-y-dominios

El modelo que te mostramos organiza todas las competencias genéricas para ser entrenadas y aplicadas a la producción de resultados (empleabilidad, creación de emprendimiento social, empresa, atención a las personas…). Todas las competencias genéricas relevantes están conjugadas en nuestro modelo.

celula

ENTRENAR COMPETENCIAS GENÉRICAS.

El paso siguiente es que los docentes aprendan a entrenar estas competencias (adquiriéndolas primero), y lo mismo para los profesionales de los servicios públicos de empleo (prospectores, orientadores, intermediadores, personal de atención a usuarios, técnicos de servicios periféricos, formadores ocupacionales…). Y digo entrenar, porque se trata de saberes prácticos, cuya adquisición implica una acción similar a aprender a nadar o jugar al tenis, nadie puede hacerlo desde la memorización de un manual. Si queremos personas empleables y emprendedoras no nos queda otro remedio.

Que los estudiantes, los trabajadores y la sociedad en general adquiera competencias genéricas de manera masiva, no va a ser tarea fácil porque implicará grandes esfuerzos (incorporación real de las competencias al currículum, formación de formadores …). Pero la tarea es tan urgente que no puede demorarse por más tiempo.

Desarrollo de dispositivos de formación masiva y abierta (MOOC).

Creación de escuelas MOOC con programas masivos y abiertos a la matriculación y formación de trabajadores, estudiantes y población en general.

Desarrollo de contenidos formativos multimedia que permitan a cualquier persona y desde cualquier lugar de la geografía realizar un programa de adquisición de competencias genéricas adaptado a su perfil y necesidades (adquisición de competencias genéricas básicas,  avanzadas, capacitación emprendedora, liderazgo, dirección, gerencia…). De esta manera los poderes públicos podrán garantizar unos mínimos a trabajadores, desempleados, estudiantes y población en general. No es la panacea pero es una medida de mínimos necesaria, la tecnología MOOC ha llegado para quedarse, es ventajosa en cuanto a costes y permite llegar a toda la población.

Aprovechamiento de los programas gubernamentales y de las administraciones periféricas en materia de formación y empleo para la inclusión de competencias genéricas.

Por poner un ejemplo circunscrito a países de La Unión Europea: a través de la Estrategia Europa 2020 se abre un amplio abanico de posibilidades en el marco de los programas dirigidos a la innovación social, la educación y el emprendimiento. Programas como la Garantía Juvenil, pueden y tienen que centrar sus esfuerzos en este menester. Del propio informe elaborado por el Comité de Sabios de la UE en el que se sustenta la Estrategia Europa 2020, cuando analiza el papel rezagado de la Unión respecto a las economías más competitivas del mundo, está aludiendo a la innovación social y al necesario desarrollo de competencias genéricas que son la base de los nuevos modelos organizacionales que dinamizan las economías y los mercados de trabajo.

Por contraste, cuando observamos el modus operandi de los servicios públicos de empleo y analizamos las prácticas que desarrollan los prospectores, orientadores, intermediadores… El panorama no puede ser más desalentador, no hemos entendido las tendencias y los desafíos de la nueva economía, incomprensiblemente vamos a contrapelo de la historia, relegando a nuestras economías y a nuestros trabajadores al furgón de cola de los países desarrollados.

Los programas públicos de gobiernos nacionales y regionales han de producir un giro radical a las políticas de educación y empleo, y lo más importante es que los conocimientos científicos, la tecnología, las herramientas y los materiales que sirven de base para iniciar el proceso, ya están disponibles para comenzar a hacerlo, sólo faltan líderes con visión y voluntades.

¿Te atreves?

Adelante!!!

Artículos relacionados:

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/que-pediran-las-empresas-del-siglo-xxi-a-sus-trabajadores/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/de-nini-a-freelance-como-adaptar-tu-curriculum-para-sobrevivir-al-cataclismo-global-del-mundo-laboral/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/nuestros-jovenes-en-un-callejon-sin-salida-un-plan-de-emergencia/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/que-le-falta-a-tu-curriculum-para-ser-una-persona-de-exito-bases-para-una-renovacion-educativa/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/guia-para-el-desarrollo-de-las-nuevas-competencias-de-los-ninos-del-siglo-xxi-vale-tambien-para-adultos/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/aqui-tienes-el-nuevo-modelo-de-curriculum-las-nuevas-competencias-de-los-trabajadores-del-siglo-xxi/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/construyendo-la-educacion-del-futuro-te-sumas/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-curriculum-del-hoy-y-el-manana/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/o-cambiamos-la-educacion-ahora-o-nos-vamos-todos-a-la-mierda/#comments

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/una-revolucion-educativa-inspirada-en-los-rasgos-del-paradigma-cultural-naciente/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/si-quieres-resultados-diferentes-cambia-tu-forma-de-hablar/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/ha-muerto-el-homo-academicus-descanse-en-paz/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/como-se-crean-y-transforman-las-organizaciones/

Print Friendly

4 pensamientos en “EL CAMBIO RADICAL EN LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS Y DE EMPLEO.

  1. Juan Rosco

    Estupendo, como siempre. Creo, no obstante, que la dificultad está en que debe haber un cambio de paradigma en la Administración… e incluso en los modelos de asociación de los ciudadanos.

    Responder
  2. Juan Carlos Casco

    Estoy de acuerdo contigo Juan, y creo que si seguimos profundizando, esto nos llevará también a hacer un cambio en el ser (en la concepción misma de nosotros como seres individuales). Gracias por tus aportes.

    Responder
  3. Sandra Jaramillo

    Completamente de acuerdo! mientras no se forme al ser humano con metodologías de educación holística y de manera participativa, éste será incapaz dotarse de las competencias y habilidades necesarias para, por un lado, desarrollar todo su potencial natural e individual, y por el otro, la capacidad de adaptación a un mundo global y en constante cambio a una velocidad antes jamás conocida.

    Enhorabuena por el post Juan Carlos!

    Responder
  4. Maria Inés Blandino

    Excelente Juan Carlos, considero que los países menos desarrollados en cuanto a economía, se ven seriamente amenazados a declinar si no adoptamos las medidas emergentes y para poder dar respuesta a la inmediatez que requiere esta situación que es cambiante a ritmos acelerados, debemos enfocarnos en varias dimensiones como por ejemplo:
    1. Lo existente, implica incidir en los modelos actuales de la economía de país y las formas en que estamos produciendo riqueza, ¿Estamos generando riqueza? ¿Para quienes? Nuestras empresas, instituciones, cooperativas, etc… siguen reproduciendo el mismo modelo de producción.
    2. La educación en todos los sistemas “forma” moldea, prepara la mano de obra barata, que no es crítica, ni creativa, por lo que no innova, ya que no le conviene a quienes tienen las grandes empresas. Los profesionales titulados no emprenden ni prosperan porque salen de la universidad condenados a depender de un trabajo mal remunerado en el que debe decir “sí señor” para permanecer en su puesto o aspirar a un ascenso que nunca llega. De esta forma, quienes prosperan son los mismos que históricamente tienen la riqueza.
    3. Los patrones de crianza familiar que refuerzan esta cultura educativa y económica de consumismo y descuido del medio ambiente.
    Es hora de cambiar la historia y desarrollar en las personas desde los primeros años de su educación las competencias genéricas para que aprendan a aprender y emprender, para que descubran su talento, se desarrollen y tengan una visión diferente de la educación, del trabajo y de la vida, a fin de que se sientan realizadas y plenas y prosperadas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *