Los números de los que nacen las grandes preguntas que generan las buenas ideas.

La capacidad de hacerse preguntas nace del asombro ante la magnitud y la grandeza del mundo que habitamos y el ser extraordinario que somos. A través de los números se revela el significado de las cosas, nuestra mente se excita y estimula el proceso de creación de nuevas ideas. Por eso si quieres activar tu mente y ser efectivo tienes que interiorizar esos números. Cambiarán tu mirada de la realidad. ¡Te lo prometo!

numeros

Las buenas preguntas ¿cómo es el espacio que habitamos? ¿En qué escala temporal vivimos? ¿Qué comunidad constituimos? ¿Qué tipo de ser somos? Nos abren a la creación de ideas y la acción para habitar el mundo, aprovechar el tiempo, desarrollar proyectos valiosos con otras personas y conocernos mejor para ser más felices y fluir armoniosamente con la vida.

Vamos a ver a continuación algunos de esos números.

Algunos números sobre el espacio que habitas pueden estimular tu imaginación y ayudarte a colonizar nuevos mundos.

4,37 años luz es la distancia más cercana de un sistema estelar al Sol. Con la máquina más veloz fabricada por el hombre, emplearías varias vidas en llegar hasta allí, si no inventas otra forma más rápida de llegar, menudo reto ¿lo aceptas?

300.000 trillones de estrellas tienes para elegir si no te gusta Alpha Centauri, claro que todas ellas están muchísimo más lejos. Te servirá para cuando sientas claustrofobia o tengas la tentación de decir que todo está explorado, descubierto o intentado. También te curará de la arrogancia cuando te sientas el centro del Universo.

93.000 millones de años luz es la distancia que deberás recorrer si quieres ir de un extremo al otro de esas estrellas, claro que cuando la completes, el Universo ya será enormemente más grande. Te ayudará a entender que antes de emprender un viaje a alguna parte es importante decidir dónde quieres ir y qué sentido tiene hacerlo.

60 km es la fina capa donde existe vida conocida en un planeta que se llama Tierra. Te ayudará a entender la belleza y fragilidad de la vida, y desarrollar un celo paternal en su conservación.

1,505 x 100.000.000.000.000.000.000.000 es el número de átomos de helio que hay en un gramo de helio. Cada uno de ellos es como un sistema planetario pequeño, con sus distancias abismales entre cada núcleo y sus electrones. Te ayudará a entender las escalas y a que dentro de un universo visible hay muchos universos invisibles, a que las cosas pequeñas importan.

Algunos números sobre el tiempo que te ayudarán a aprovechar el poco que tienes.

15.000 millones de años tiene el jardín donde vives (el Universo). Te servirá para cuando tengas la tentación de declararte viejo o escurrir el bulto a la hora de intentar cosas nuevas.

4.500 millones de años tiene tu casa (la Tierra). Te servirá para saber que es una “señora respetable” que te acogió y que cuando te vayas, por lo menos has de entregar la estancia como te la encontraste.

2,5 millones de años son los que llevamos por aquí los humanos (homo habilis). Para cuando tengas la tentación de pensar que eres el huésped más veterano y arrogarte el derecho de ponerlo todo patas arriba, piensa por ejemplo que tu compadre el ctriops cancriformis, cuando tú llegaste, ya llevaba aquí 198 millones de años, sin molestar a nadie ni producir ningún destrozo.

80 – 40 años es la esperanza de vida que tienes como persona, dependiendo de la suerte que hayas tenido al nacer en un lugar u otro. Te servirá para no declararte nunca joven como excusa para hacer algo. 80 años no son nada, y 40 ni te digo.

14 días es el tiempo que vive una mosca que revolotea por tu casa. Te servirá para cuando te sientas estresado y necesites visualizar un horizonte más amplio. También para cultivar la paciencia.

1500 y 200 años son los que tienen algunos de tus vecinos (esponjas y tortugas). No puedes competir con ellas en longevidad pero sí ser consciente que debes aprovechar tu tiempo para hacer cosas importantes. Te servirá para cuando busques la excusa de que estás cansado y a la vuelta de todo.

Algunos números sobre la comunidad humana que formamos que te servirán para hacer tu vida más próspera, solidaria y con sentido.

7.000.000.000 de personas. Te servirá para saber que no estás solo si alguien te falla, y que tienes 6.999.999.999 potenciales seguidores o clientes a los que hacer ofertas y seducir.

1.000.000.000 de pobres. Para cuando necesites abrazar una causa noble y hacer una diferencia con tu vida, ahí tienes tajo para trabajar e idear soluciones en la alimentación, sanidad, educación…

13.000.000 de ricos. Con capacidad de compra esperando que inventes nuevas ofertas para ellos.

106.000 millones de personas son las que han nacido. Te servirá de cura para cuando te sientas especial sin haber hecho ningún mérito.

0 generaciones son las que no han conocido la paz en los últimos siglos en Europa. Te ayudará a entender que eres un privilegiado y que la paz es un bien escaso que hay que cultivar diariamente para construirla.

100.000.000 son los que han muerto en guerras recientes. 100 millones de familias destrozadas y mutiladas. Te ayudará a entender que sin la escucha y la empatía, la barbarie y la destrucción están a la vuelta de la esquina.

4.200 son las religiones que existen. Te servirá para aprender a respetar a los que piensan y creen de forma diferente, y para recordar  que buena parte de las atrocidades de la historia se han cometido en nombre de dios. Si alardeas de que tu dios es el más milagroso y verdadero, al menos respeta a los 4.199 restantes.

9.600 lenguas son las que hablamos. Te ayudará a entender lo ricos y diversos que somos y que detrás de cada lengua hay una cultura y una forma de concebir el mundo, todo un universo en potencia por descubrir.

Algunos números sobre tu ser, tu microcosmos y el misterio y la maravilla que eres como persona, te ayudará a descubrir tu potencial.

2 dimensiones (materia y energía). Te ayudará a entender que tu propia naturaleza energética te hace imperecedero y eterno, estás  aquí y ahora en una forma física, en esa carcasa que es tu cuerpo, pero tu energía, te guste o no, fluye con el Universo y forma parte de él.

10.000.000.000.000.000.000.000.000.000 (10.000 cuatrillones) es la cifra redonda de los átomos que tienes en tu cuerpo. Te ayudará a descubrir que eres mucho cuando te sientas demasiado simple.

80 billones de células componen tu cuerpo, de ellas 2.000 millones se mueren cada día (más de 1.000.000 por minuto). Cada 10 años se renueva tu cuerpo, como la mariposa que surge de la crisálida. Te servirá para saber que puedes cambiar y renovarte permanentemente, y que todo fluye, aunque no lo parezca.

100.000 millones de neuronas. Te ayudará a entender que están ahí para algo, para variar, puedes despertarlas y ponerlas en acción con un propósito.

60.000 pensamientos produce tu mente cada día, una locura. Te ayudará a diseñar un plan para ordenarlos y relativizarlos, también para desconectar de los negativos ya que cada uno de ellos produce una herida en tu alma. Una estrategia en toda regla para fluir con los positivos y dejar pasar los negativos.

6 ó 7 sueños tienes cada noche noche (sin contar parte de los 60 mil pensamientos que no paran), algunos de ellos con efectos especiales y guiones mejores que los de Spielberg, quién te dijo alguna vez que no tenías espíritu creativo. Te servirá para averiguar que eres un filón de creatividad, sólo te falta aprender a canalizarla.

2 son tus padres (padre y madre). Puede que con los avatares del día a día lleves un tiempo sin decirles te quiero y de paso darles las gracias a ellos y a la vida por traerte aquí. Te ayudará para estar reconfortado cuando ya no estén.

Estos números son un botón de muestra que sirve como referencia esencial para hacer cualquier cosa significativa en la vida, para conducir tu propia existencia o a una comunidad de personas, pero también son el punto de partida para iniciar con un criterio el aprendizaje humano, emprender en cualquier ámbito, liderar, dirigir, gerenciar… También están en la base para estimular la imaginación, la creatividad y la innovación; dirigiéndolas a la búsqueda de soluciones con un impacto global … Están en el origen de los planteamientos de las personas a las que admiramos y respetamos porque crearon para nosotros una apertura en la ciencia, el arte, la literatura, el pensamiento …. En los que se atrevieron a ir más allá y a derribar fronteras para abrirnos nuevos espacios por los que transitar …

La referencia a estos números ayudaría sobremanera  a desempeñar una tarea más efectiva y trascendente a los profesores y alumnos,  políticos y gestores de la cosa pública, empresarios y emprendedores …

Cuando Beethoven compuso los fragmentos más inspiradores de su obra estaba inmerso en estos números y su fluir armónico, lo mismo que Einstein en la física, o Teresa de Calculta, Gandhi, Buda… Lo mismo que tú, en aquello en lo que decidas hacer una diferencia y dejar un legado para cuando ya no estés aquí.

Además, la noción de estos números, te ayudará a mirar los problemas que te afligen desde otra perspectiva, a sufrir menos y relacionarte de una manera más efectiva con las cosas de la vida.

La interiorización de estos números determinará por completo tu efectividad como persona en todas las cosas que haces y el estado de ánimo con que las afrontas.

Adelante!!!

Artículos relacionados.

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/conferir-sentido-a-la-vida

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/6-preguntas-poderosas-que-cambiaran-el-curso-de-tu-vida/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/los-nuevos-espacios-que-crean-los-lideres/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/las-10-rupturas-del-mundo-que-abren-el-camino-al-liderazgo/

http://juancarloscasco.emprendedorex.com/donde-reside-la-efectividad-humana

3 pensamientos en “Los números de los que nacen las grandes preguntas que generan las buenas ideas.

  1. Pingback: La magia que se esconde detrás de los números. | El blog de Juan Carlos Casco

  2. Pingback: El nacionalismo tiene cura. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: Guía de preguntas para convertirte en una persona altamente efectiva. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *