Archivo de la categoría: Colaboradores

Surfeando a través de la Vulnerabilidad, Alegría, Dolor y Confianza

  1. Vulnerabilidad y no control

Abrirse a los demás, confiar en otros, significa aceptar vivir en una cierta vulnerabilidad, aceptar la posibilidad de ser herido por otros o por la vida. Pero es que vivir es arriesgar. Incluso amando, haciendo uso de la gran potencia humana, también arriesgamos por la posibilidad de caer en el desamor y en sentir el dolor que éste nos produce. Pero sólo amando se puede llegar a la profunda alegría.

gasalla-art8-surfeando

Sigue leyendo

Popularizar la Ciencia

La sociedad del conocimiento, en la que hoy vivimos, también sociedad del aprendizaje permanente, requiere de su permanente construcción; dada la rápida obsolescencia del conocimiento, pero es una construcción que debe ser pertinente para que  rinda sus frutos en provecho de la sociedad en general, ese provecho, para que sea sustancial, sólo es posible popularizando el conocimiento y la ciencia,  que tampoco implica renunciar a la calidad.

imagen-EDUARDO Sigue leyendo

Identidad, equidad y nuevo escenario local para emprendedores.

El fenómeno de la Globalización, que parece haber transformado la geografía mundial en un nuevo espacio global de gravitación económica, social y cultural, plantea  el desafío de reforzar la dimensión local en un proceso de construcción social, donde sean los propios actores locales los que identifiquen y resuelvan sus problemas comunes y cotidianos.

Este proceso debe ser necesariamente liderado por agentes locales que promuevan acciones con un fuerte contenido de identidad territorial, que sean capaces de construir su futuro y el de su comunidad, que tengan la posibilidad de imaginar, crear y desarrollar proyectos sustentables que mejoren la calidad de vida de la gente.

imagen-daniel

Sigue leyendo

Repensar el aula

En la sociedad del conocimiento y de la información en que vivimos, la educación requiere un replanteamiento serio, dado que el conocimiento está entrando  en la obsolescencia de forma vertiginosa, pero también los educandos del siglo XXI son una generación digital que depende mucho de lo virtual. En ese sentido, se vuelve una imperiosa necesidad el acompañarlos para facilitarles los aprendizajes con significatividad  y pertinencia, de forma tal que la praxis educativa no se vuelva un circulo vicioso, sino más bien de carácter sustancial con resultados cualitativos y que por el contexto en que se desenvuelve, forme para la vida, tal y como dice Paulo Freire, “por medio de la misma vida”.   

imagen-EDUARDO

Sigue leyendo