Dirige tu vida. Confía. Y después podrás liderar a otros.

Las alas de la Fantasía son importantes para volar alto, cada vez más alto. Cada uno debe tener la valentía de alzar el vuelo.

Habla de tus sueños e ideales con las personas que amas, descubrirás que juntos podéis hacer realidad sueños bellísimos, ¡como un mundo mejor, lleno de amor y de paz para todos!

¡Todos los sueños que vienen del corazón tienen alas!

Gerónimo Stilton

gasalla-dirige-vida

Y cada vez se hace más imprescindible “estar al tanto”. Antes valía con hacer varios grandes giros en nuestra vida. Ahora, si no “estás al loro”, puede que te quedes sin empresa, sin trabajo, sin casa, sin pareja o incluso sin partido político (que eso, tal como están las cosas sería lo de menos). Volatilidad a tope. Y eso significa, eso exige atención por nuestra parte. Confiar inteligentemente, decidir y… actuar. En ocasiones nos damos cuenta de lo que está pasando, incluso llegamos a decidir, pero… no actuamos. Y ahí nos quedamos, a merced de las circunstancias. Sin rumbo propio. Esperando lo que “la vida nos traiga” Sesteando en nuestra “zona de confort” o ni siquiera eso, en nuestra “zona de costumbre”. Aquella en la que gasto menos energía y aparentemente, corro menos riesgos.

Y la vida es difícil que te traiga un premio gordo si ni siquiera has comprado un billete para el sorteo.

Y nuestra atención nos tiene que llevar no al nivel del cambio, que ya no es suficiente, sino a la transformación, es decir a un cambio de 2º orden con el cual ya no vale con cambiar la forma de hacer las cosas sino que se trata de cambiar la forma de pensar.

Y estamos hablando aquí de nuestros modelos mentales, de nuestros paradigmas. De nuestros preconceptos que hacen que no tengamos que hacer un análisis profundo ante cualquier realidad que se nos presenta. Son las formas en que le damos sentido al mundo que nos rodea.

Y si todo alrededor está transformándose, a veces dramáticamente, es difícil que nuestras asunciones básicas de la realidad nos sigan valiendo.

Ya no basta como decía Covey con “afilar la sierra”. Lo más seguro es que tengas que cambiar de herramienta. De forma de pensar. Y, consecuentemente, de actuar.

No nos dejemos llevar por las circunstancias. Por supuesto que influyen pero, por encima de ellas estamos cada uno de nosotros. La actitud libre que decía Frankl. Y para esta transformación que no se presume fácil pero que es imprescindible hacer antes que los robots nos invadan, te animo a reflexionar sobre algunas ideas:

+ En vez de dejarte sorprender por las circunstancias, ¿por qué no sorprendes a la vida, comenzando por sorprenderte a tí mismo, a tí misma?

+ ¿Qué tal pensar como un ingeniero en los detalles y sentir como un artista?

+ ¿Qué te parece dejar de ser tan razonable en base a lo que te indica tu mente e ir a la búsqueda de lo imposible?

+ ¿Qué te parece reencontrar la pasión por algo y enfocarte a tope en ello?

+ A veces para cambiar nuestra forma de pensar, podemos comenzar por nuestra forma de actuar. ¿Qué puedes dejar de hacer o atreverte a hacer que no haces?

+ ¿Tienes valor para cuestionarte tu zona de confort? ¿Adónde te lleva el mantenerte en ella? ¿Realmente eres feliz en ella?

+ En tu realidad y abriendo los ojos a lo que aparece a nuestro alrededor, ¿crees que minimizas el riesgo no arriesgando a cambiar formas de pensar y actuar? ¿Estás segura, seguro?

+ ¿Te atreves a contrastar tu “percepción selectiva” con las de otros y alimentas tu humildad escuchando activamente esas otras percepciones que te pueden ayudar a ampliar tu mundo?

+ ¿Te animas a practicar la lucha contra tu pensamiento cuando te va diciendo: “no podré conseguirlo”, “es demasiado tarde para mí”…

+ ¿Puede ser el momento de cambiar la visión que tienes de tu vida a otra más positiva?

+ ¿Sería interesante el que revisases el sentido y significado que tiene el éxito para tí?

+ ¿Qué confusión, inseguridad, desconfianza te producen los cambios, las transformaciones? ¿Puedes hacer algo al respecto?

+ En estos momentos, ¿cuál es la esencia de tu vida, el propósito fundamental que tienes? ¿coincide con lo que le dedicas mayor atención, tiempo, energía?

+ ¿Eres consciente de la influencia que tiene tu nivel de autoconfianza, desde cómo te expresas físicamente, tu pensamiento y emoción en tus niveles de testosterona y cortisol?

+ ¿Estás dispuesta, dispuesto a agarrar las riendas para dirigir tu vida aún a sabiendas de que no eres totalmente libre? ¿A pensar, sentir y hacer alineado con mis valores y mi satisfacción? Confía. Lo puedes hacer. Hazlo.

“A veces nos paramos tanto tiempo a contemplar una puerta que se cierra que vemos demasiado tarde otra que se abre”

Alexander Graham Bell

José Maria Gasalla.

Conferenciante, escritor y profesor de DEUSTO Business School.

www.gasalla.com

Redes Sociales: Linkedin, Twitter, YouTube, Facebook, Instagram.

Un pensamiento en “Dirige tu vida. Confía. Y después podrás liderar a otros.

  1. Juan Carlos Casco

    CON CAMBIAR NO ES SUFICIENTE. Necesitamos transformarnos, abandonar nuestros viejos pensamientos y esquemas mentales. José María Gasalla es un tipo genial, un auténtico maestro, un lujo de persona que destila sabiduría. Gracias de nuevo maestro por tus lecciones de vida.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *