Liderar es cuidar personas. 6 pasos para hacerlo.

Decía JC Maxwell que si crees que eres un líder y no tienes seguidores es que sólo estás dando un paseo.

Si de verdad eliges el camino del liderazgo para conducir tu vida, comienza por cambiar el enfoque de ti mismo (yo, mi, me, conmigo…) y ponerlo en los demás (tú, él, nosotros, vosotros, ellos…). Tus seguidores no están esperando en una cola para que les muestres lo guay y lo chulo que eres, apuntarse a tu causa y declararte el jefe. Tienes que ganártelos a pulso.

liderar-cuidarPara empezar debes convertirte en una persona sensible, que escucha, que pone en valor al otro; e iniciar un camino sin retorno para consagrar tu vida a los demás. En definitiva, aprender a ser una persona caritativa que cuida, no necesariamente a todo el mundo, sino a la comunidad, tribu, país, grupo o equipo del que decides hacerte cargo.

La tarea no es fácil porque encontrarás una dura competencia con otras personas con aspiraciones a liderazgo o con una posición de liderazgo consolidada en el campo donde te quieres mover (política, deporte, cultura, trabajo, empresa, familia, grupo de amigos…).

Para encontrar tu lugar deberás demostrar que eres capaz de cuidar mejor al grupo: haciéndote cargo de su estado de ánimo, creando fe y esperanza, construyendo oportunidades y nuevas ofertas, trabajando duro cada día para ellos …. Y para esto necesitas construir en ti una fortaleza emocional que consiste en cuidar el estado de ánimo de los otros y a autogestionar las pequeñas lesiones emocionales que te producen las tensiones de la vida diaria, lo que supone tener un botiquín de urgencias para no aparecer lamiéndote tus heriditas por los rincones.

Si quieres embarcarte en esta aventura, veamos los pasos a seguir.

Paso 1. Conociendo las duras condiciones del nuevo contrato vital ¿estás dispuesto a dar el paso? ¿Te declaras responsable? Piénsalo bien, supondrá muchos sacrificios: cambiar las prioridades de tu agenda, tener menos tiempo para ti y más para los demás, perseverar…

Paso 2. Decláralo. Levanta la mano ante tus futuros seguidores y realiza una declaración solemne: yo desde hoy me hago cargo de ….. Llegado este momento no puedes escurrir el bulto ni esperar a que te elijan por aclamación (eso puede suceder más adelante si te lo curras bien), tus seguidores tienen que conocer tus sinceras intenciones y eso no ocurre por ciencia infusa. Estás iniciándote como líder, no tienes currículum ni historia, sólo tu palabra y tu voluntad firme de cumplirla, haz que todos lo sepan.

Paso 3. Consigue a tu primer seguidor. Hasta ahora sólo has predicado, ahora toca empezar a dar trigo. La declaración realizada no producirá seguidores, como máximo si tienes buenas dotes de comunicación, persuasión, seducción, sex-appeal… Podrás conseguir espectadores. Para empezar, declárate aprendiz y procede de la siguiente manera: identifica a una persona representativa del grupo de seguidores que quieres conseguir, empieza a cuidarla de manera sistemática poniendo en juego todas las claves que hemos esbozado con anterioridad, hazlo de forma continuada en el tiempo hasta que ella misma se declare fans, seguidora, amante, cliente…. En definitiva que te siga y tengas consolidada una fuerte influencia sobre ella ¡Aleluya! Eres todo un líder potencial.

Paso 4. Multiplicar seguidores. ¡Enhorabuena! Ya tienes la fórmula básica, ya lo has probado y funciona. Ahora toca conseguir un plan de crecimiento (conseguir el dúo, trío, decena, centena, millar, millón ….). Básicamente se trata de poner en juego lo aprendido con un grupo, el problema es que necesitarás más dedicación, seguramente que emplear tu vida en cuerpo y alma a esa tarea, por tanto, posiblemente  tendrás que hacerlo confluir con tu vida profesional, caso de que no seas rico, e inventarte cómo generar recursos para vivir de ello con dignidad. La multiplicación de seguidores está relacionada con el diseño de un plan para crear valor y hacer una diferencia. Los líderes con sus seguidores crean valor (económico, social), por tanto, enfoca el trabajo conjunto a la producción, a pensar en grande, a crear abundancia y a repartirla entre los seguidores y la comunidad.

Paso 5. Crear nuevos líderes. Independientemente de que tu núcleo de seguidores sean dos o dos millones, tu valor como líder cotizará al alza sí velas porque crezcan en el plano personal, profesional o económico, si haces de ellos líderes también a través del aprendizaje de los pasos anteriores. Si aplicas esto al pie de la letra el que más crecerás eres tú aunque puedas pensar que esto es pérdida de control o cesión de poder. Tienes dos modelos de liderar: por inmersión, hundiendo a tu gente por debajo de ti; o por ascensión, levantándola por encima de ti. La primera te sumergirá en la miseria, la segunda te llevará a la plenitud. También decía Maxwell
que éxito es cuando agregas valor a tu vida y trascendencia es cuando agregas valor a la vida de los demás.

Paso 6. Ahora pon en juego lo aprendido a cualquier faceta de la vida. Esto funciona en todos los contextos: amor (una pareja), recuperar a tu familia y sacarla del agujero (unir a tres o cuatro familiares), crear una pandilla de amigos (cinco o seis amigos), crear una empresa (dos o tres colaboradores), crear un equipo de trabajo (tres o cuatro profesionales), crear una organización política (millones de votantes. militantes)….

En la nueva civilización que habitamos, una destreza central de nuestros jóvenes será cuidar personas y crear satisfacción en ellas. Por consiguiente, el aprendizaje central será práctico para que cada individuo ensamble en torno a sí una comunidad de clientes, seguidores, fans… Sobre la que realizar la oferta que quiera ser para ella y de la cual producirá valor.

Espabila!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *