El origen de la pobreza. Una mirada revolucionaria para erradicarla.

El problema de fondo de la pobreza no es material, es espiritual, es un estado mental. No hay personas pobres, hay mentes pobres. La pobreza es el sentimiento contrapuesto al sentido de abundancia. Luchar contra la pobreza en el siglo XXI no consiste ya en que todas las personas estén alimentadas y vestidas, faltaría más, eso es un imperativo moral, una obligación de toda la sociedad; erradicar la pobreza supone poner los medios para que todas las personas puedan desarrollar su potencial.

La lucha contra la pobreza en el mundo de hoy va mucho más allá del entendimiento tradicional, tiene que ver con la transformación radical de la educación, eliminar los códigos lingüísticos que la reproducen, combatir el pensamiento limitante, eliminar el miedo, desterrar el permiso, cultivar el talento… como mecanismos que transforman la mente y abren la puerta a las personas para convertirlas en fuente de riqueza revolucionaria.

He trabajado con  personas de diversos países, muchos de ellos catalogados como “pobres”, y de esa experiencia he podido obtener un análisis y un patrón de la pobreza que dista mucho de las interpretaciones oficiales de los economistas y los gobiernos. La pobreza no es un estado natural al que está condenada la gran mayoría de la humanidad, es un relato interesado fabricado por un orden social que se fija en el imaginario como una sanguijuela hasta convertirse en un estado de resignación colectiva. Los  pobres no tienen frontera, son los pobres del mundo, una patria universal diseñada al efecto para mantener un orden injusto.

La pobreza es un algoritmo perfectamente codificado en el orden social para perpetuar un statu quo que viene a funcionar de esta manera: toma a un grupo de personas, limita su horizonte de miras, inyecta pensamientos limitantes (creencias, religión), enciérralas en una escuela y homogeneiza su pensamiento, inocula el miedo, instala el permiso, castiga el error, premia la obediencia… Y ahí tienes la pobreza en todo su esplendor.

Las mentes pobres según Jack Ma (fundador de Alibaba).

“Las personas de mentalidad pobre. Dales algo gratis y piensan que es una trampa. Pídeles que hagan una pequeña inversión y te dirán que entonces no ganarán mucho. Diles que entrarán en algo realmente grande y te dirán que no tienen dinero. Diles que prueben cosas nuevas y te dirán que no tienen experiencia. Diles que se trata de un negocio tradicional y te dirán que es difícil de hacer. Diles que se trata de un nuevo modelo de negocio y te dirán que se trata de una estafaPídeles que abran una tienda y te dirán que entonces no tendrán libertad. Pídeles que inicien un nuevo negocio y te dirán que no han aprendido lo suficiente.

Todos ellos tienen algo en común: Aman preguntarle las cosas a Google, escuchan a sus amigos que tienen tan pocas esperanzas como ellos, piensan más como un profesor universitario y hacen menos que un hombre que no puede ver.

Sólo pregúntales qué es lo que pueden hacer. No serán capaces de responderte. Mi conclusión: en lugar de que sea tu corazón el que lata rápido, porqué no ser tú el que actúe, en lugar de sólo pensar en las cosas, por qué no las haces… Las personas pobres de mente fallan porque tienen algo en común: su vida entera se les va en esperar”.

Jack Ma (fundador de Alibaba).

Nos educan para ser pobres.

En este artículo tienes una explicación detallada de cómo se programa la pobreza desde la educación y su codificación, los pensamientos limitantes, su transmisión a través del lenguaje (códigos restringidos) y conversión en acciones y resultados pobres.  Como se instalan en el cerebro las creencias limitantes, su transformación  en convicciones, la labor del lenguaje haciendo su tarea y relegando ya al ser a una caricatura de sí mismo, incapaz de desarrollar sus funciones creativas, su espíritu emprendedor y su vocación de liderazgo.

¡Cuidado! El sistema educativo actual, más que reducir la pobreza, la perpetúa. La educación transformadora es fuente de emancipación y creación de valor, pero la que tenemos actualmente es una fábrica de personas dóciles preparadas para seguir patrones y repetir tareas.

Un test para descubrir si eres pobre.

Si te interesa descubrir si eres pobre y derribar los obstáculos que te impiden acceder a la riqueza, realiza este test.

Aprender a pensar en grande.

Empezando por aprender a pensar y actuar en grande (pensar en grande lo cambia todo).

La transformación mental a través de la recursividad.

Crear riqueza es un patrón (me atrevería a decir que también un algoritmo) que se entrena desde el perfeccionamiento de funciones de la mente  que permanecen ociosas y el desarrollo de otros sentidos humanos que han permanecido atrofiados, como la recursividad.
Reconocemos la capacidad de algunas personas para identificar y etiquetar recursos, establecer relaciones entre ellos y ponerlos en juego en torno a un propósito. En un contexto de caos son capaces de establecer patrones. Esas personas han desarrollado una capacidad para enfocarse en la creación de valor y la proyectan en todas las facetas de la vida.

Una Guía para convertirte en una persona rica.

Si ahora quieres transformarte y convertirte en una persona rica, comienza por rediseñar tu pensamiento y lenguaje (en el límite de tu lenguaje está el límite de tus posibilidades).

La solución a la pobreza no es la educación que tenemos, que no es otra cosa que un sistema de réplica masiva de la pobreza (el mundo está lleno de pobres de mente con títulos universitarios). Aunque en las sociedades tengamos muchos recursos materiales y estemos muy gordos, la inmensa mayoría de las personas (incluidos los adinerados), somos pobres de mente.

En un foro internacional sobre educación me hicieron la siguiente pregunta: ¿Entonces cómo se podría erradicar la pobreza en el mundo? Aún a riesgo de parecer frívolo en un asunto tan sensible, respondí: enseñando a la gente a pensar, hablar y actuar en grande.

Adelante!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.