El gran viaje que transforma a una persona. La Travesía a la nueva Ítaca.

Si no has realizado el viaje al interior de tu ser, no programes travesía alguna, no inicies tu empresa, fracasarás en el intento. No hallarás viento que impulse tu nave, cualquier oleaje será tempestad. Tu mando será débil, la bruma apagará la visión, tu tripulación vacilará. La fuerza está dentro de ti, para conseguirla tienes que descender hasta los fantasmas y oscuridades que ocultan la luz. Si haces el viaje, devendrás en otro ser, y sólo así podrás emprender y liderar
tu vida, ya cargada de fuerza y significado para hacer de ella una aventura apasionante y una auténtica obra de arte.

itaca

El viaje que te lleva al giro existencial.

Sin un cambio existencial y un rediseño del ser que somos, no saldremos del atolladero en el que estamos. Antes que buscar afuera, tenemos que mirar adentro para encontrar el camino a la transformación (metanoia), sin practicar ese rito iniciático permaneceremos perdidos y sin rumbo durante mucho tiempo.

Todos los intentos que se están produciendo para producir personas emprendedoras y líderes, se contabilizarán en fracasos (como lo han hecho hasta ahora) si no tienen en cuenta este viaje.

Nuestra vieja forma de pensar nos ha traído hasta aquí. Tú decides qué hacer con la vida que te fue entregada.

Viaje a la Ítaca interior.

Desencallar tu nave no es tarea fácil, demasiados amarres impiden su singladura.

Si a pesar de ello decides botarla, un largo camino de  zozobra y tempestades te aguardan.

Cuando la decisión esté tomada, reúne toda tu energía, la necesitarás para la travesía; inicias un camino sin retorno.

Tu viaje será exitoso si partes ligero, deja en el puerto tus creencias, excusas y fantasmas. Despréndete del conocimiento que por tanto tiempo arrastró tu nave al albur de las tormentas.

No te demores con los preparativos, toma lo imprescindible y parte. Lo único que no puede faltar en tu equipaje es el propósito firme de tu legado.

Hazlo solo, pues a donde te diriges no puedes llevar tripulación. No esperes cartas de navegación, es un viaje hacia dentro, a las oscuridades abismales de tu alma.

Al poco de partir tu mente levantará entre ti y tu destino las primeras barreras, no la escuches cuando aflore en tu voz interior y te diga: tú no puedes, no sabes lo suficiente, eres ya viejo, o joven… Las fuerzas que reuniste pondrán a prueba tu voluntad, y sobre ellas, el deseo que empuja tu propósito.

Cuando llegue, celebra la primera victoria pero no te demores porque es solo la primera prueba.

Con el avance esa parte de tu ser que te repite: yo soy así, la vida es así; entrará en cólera, levantará ante ti fantasmas de carne y hueso, materializados en forma de personas queridas y respetadas por ti que te susurrarán: cuidado, te puedes equivocar, es muy difícil, vete a lo seguro, por ahí naufragaron otros. Aparecerán permanente, no los puedes apartar de tu travesía, pondrán a prueba tu fortaleza.

Cuando aprendas a decir: no me permito, no te permito que me desvíes de mi rumbo; comenzarás a sentir el gigante que habita dentro de ti y como tu ser se conecta con la energía del universo.

Pero cuidado, que esa sensación no te embriague porque tu singladura solo acaba de comenzar. Tu ser histórico temeroso de perder el control sobre ti, movilizará los sentimientos más poderosos para que vuelvas a puerto, exacerbará tu miedo y te pondrá ante el escarnio público del fracaso.

Ahí quedará expuesta la fortaleza de tu propósito, los reveses vendrán uno tras otro. Solo el deseo de profundizar en tu interior guiado por la ambición del logro te harán tolerante a la secuencia de errores que conducen al éxito.

Para cuando hayas superado las pruebas en las que te tratas con dureza y los demás te señalan con el dedo, estarás muy cerca de tu destino. El pedir permiso, la pereza, las excusas… abandonarán tu ser a medida que su lugar es ocupado por la inspiración y la confianza.

Allí dentro te encontrarás cara a cara una máquina que se instaló en el interior de tu ser hace 25 siglos y que emite un mensaje automático sin parar: “yo soy así”, a veces con otros códigos y variantes: “el mundo es así y no se puede cambiar”, “la vida es así y así será siempre”… Su voz es tan poderosa que no podrás acallarla por completo. Pero cuando la descubras y pongas en cuarentena el software malicioso que más daño nos ha hecho en los últimos 2500 años, tu vida cambiará por completo. Habrás desmontado el freno que te impide que hagas tu viaje vital, que despliegues tu  vocación y talento, la capacidad creativa, la innovación, el liderazgo, el emprendimiento.

Franqueado ese puerto, estarás vislumbrando el ser que buscabas, ya liberado de sus ataduras, un ser invencible cuya energía es la energía del universo, pues eres una fracción del universo mismo con todas sus propiedades y poderes.

Ya, rico, habrás devenido en otro ser diferente al que inició el viaje, sin importarte demasiado los valores materiales que ganaste en la travesía, pues en el interior de ti descubriste donde reside la capacidad del universo para generar abundancia infinita.

Luego, cuando mires hacia atrás, descubrirás que en las aventuras vividas está el ethos del liderazgo y el emprendimiento. Ya lo tienes, es tu patrimonio, puedes decidir quedártelo, o diseminarlo para sembrar abundancia por el mundo.

Culminaste el viaje más difícil y fascinante que puede realizar un ser humano: EL GIRO EXISTENCIAL.

Celébralo y congratúlate, pero no pienses que está todo hecho, ya conoces tus enemigos, están desenmascarados, cada día te seguirán tendiendo trampas, tratarán de engañarte con señuelos, incluso lograrán amargarte algunos días, pero tras el viaje, la luz siempre prevalecerá sobre unas nieblas ya debilitadas.

Adelante!!!

Print Friendly

2 pensamientos en “El gran viaje que transforma a una persona. La Travesía a la nueva Ítaca.

  1. Adriana Paola

    Yo lo hice y lo seguiré haciendo todos los días, porque es El Viaje más importante, bonito y con una retribución en especies y conocimientos de incalculable valor.
    Sabiduría y no inteligencia, intuición y no razón, corazón y no mente.
    Un viaje con muchos inicios y sin ningún fin. Es la historia interminable de un viaje al interior, donde casi todos los terrenos son vírgenes por conocer y conquistar.
    El mejor, más duro y maravilloso viaje.

    Responder
  2. Juan Carlos

    Eso es Adriana, el espacio más inmenso e ignoto, un nuevo universo por
    descubrir. Tan lejos y tan cerca!
    Muchas gracias!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *