Diseñando Extremadura con la Nueva Bauhaus.

¿Puede un mosaico de Cultura, economía verde y tecnología digital ser la guía con la que diseñar nuestro futuro como ciudadanía europea, el alma de todo un continente? Seguramente el concepto Bauhaus, sea hoy todavía desconocido para una mayoría de extremeños/as, igual que lo fue y en gran medida lo sigue siendo, el de economía circular. Pero mi recomendación es que se queden con esos dos conceptos, que profundicen en ellos. Ambos proceden del programa de presente y futuro que proyecta la Unión Europea para nuestros pueblos y ciudades, para nuestra provincia, para nuestra región.

El pasado 16 de septiembre de 2020, en el debate del Estado de la Unión, la presidenta de la Comisión Europea Úrsula Von der Leyen, proclamó un discurso en el cual manifestaba su deseo e interés de que los famosos fondos europeos denominados Next Generation EU, (750.000 millones de euros para la recuperación tras la pandemia covid 19) pusieran en marcha una ola europea de renovación y convirtiese a la Unión en líder de economía circular. No se trata solo de un proyecto medioambiental o económico: tiene que ser además un proyecto cultural para toda Europa, se afirmaba.

Ese proyecto, esa idea, ese programa se le ha bautizado como la Nueva Bauhaus. Para quien no sepa que es y que representa Bauhaus, ésta fue de manera prioritaria una escuela, pero también un movimiento cultural y social, fundado en Weimar en 1919 por Walter Gropius, para tratar de que Europa se recuperase tras la Primera Guerra Mundial. Una escuela de arte donde los estudiantes aprendían a relacionarse y pensar el mundo de una manera nueva y un sentido práctico. Gropius unió las bellas artes y el arte aplicado, afirmando que no había diferencia entre un artista y un artesano. Los estudiantes aprendían cerámica, impresión, encuadernación, carpintería, topografía, tejidos, trabajo en metal, fotografía, escenografía o mercadotecnia

La centenaria escuela, fundada por Walter Gropius y cerrada desde 1933, por orden del terror nazi, sirvió para que se rediseñasen las propias enseñanzas artísticas. Allí coincidieron Mies van der Rohe (el de ‘menos es más’), Marcel Breuer o artistas como Kandinsky o Paul Klee, y terminaron por sentarse las bases del diseño moderno. Lo que se plantea ahora ante la Comisión Europea es una “nueva Bauhaus europea”, como espacio de co-creación donde arquitectos, artistas, estudiantes, ingenieros y diseñadores trabajen juntos por los objetivos de la UE.

Otro día 16 pero en este caso de Julio y cuatro años antes, otro 16 el del 2016, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el debate del Estado de la Región, presentó en su discurso anual, el proyecto que anunciaba que Extremadura se disponía a elaborar su primera estrategia de economía verde y circular, para situar a la región como un referente de sostenibilidad económica en los próximos años, se le bautizó como Extremadura 2030.
Extremadura se adelantó 4 años, a lo que hoy pretende construir Europa un continente con un alma ligada al futuro del planeta, a la generación de riqueza y empleo sostenibles, y a la unión, la simbiosis entre cultura y tecnología. Al diseño de políticas que además de generar bienes y servicios, genere belleza a través de las expresiones artísticas de nuestros creadores europeos, españoles, extremeños.

Hoy Extremadura está en disposición de convertirse en un referente Europeo de la Nueva Bauhaus, a través de su Extremadura 2030, un proyecto que lleva desde que fue aprobado en el 2018, un programa claro de  difundir su apuesta por la economía verde y circular, a través de la participación, la innovación y la investigación, la capacitación masiva ciudadana y la acción, con más de 800 actuaciones en marcha y que ha comprometido de manera explícita a más de 140 Ayuntamientos, otros 153 centros educativos, 175 empresas o cerca de 100 colectivos regionales, que ha puesto en valor más de 200 proyectos de I+D+i relacionados con la economía verde y circular en el que trabajan más de 800 investigadores extremeños, y que ha comprometido igualmente a instituciones como la Universidad de Extremadura, la Federación de Municipios extremeños, la Red de desarrollo rural extremeña o las dos Diputaciones Provinciales en el diseño de proyectos innovadores de economía circular.

Precisamente la Diputación Provincial de Cáceres ha ideado y puesto en marcha los que podrían considerarse como unos de los primeros espacios BAUHAUS, de Extremadura, y probablemente de España y Europa, los CIRCULAR-FAB, que al igual que la escuela Bauhaus de primeros del siglo XX, quieren unir la Cultura, con la economía, en este caso quieren convertirse en las Aulas del siglo XXI que unan el emprendimiento en el sector de la economía circular, con el aprendizaje por objetivos, el enseñar y estudiar haciendo, usando el prototipado, la tecnología y la digitalización como herramientas para enseñar a crear, diseñar ideas, proyectos y negocios personales y colectivos.

Los primeros pueblos con sus Circular-Fab de la provincia de Cáceres, comenzarán también a ser los primeros municipios Bauhaus europeos, lo que situará a la provincia cacereña y a Extremadura en la vanguardia de lo que supone la nueva Escuela cultural que pretende crear los Espacios nuevos para una nueva Europa, nacida tras la pandemia de la covid 19. Hoy estamos diseñando los nuevos espacios diferentes para vivir, para fabricar, para crear e implementar nuevos espacios para los puestos de trabajo, para conectarte con el mundo, o para disfrutar de tu ocio.

Hoy desde Extremadura, a través de instituciones como la Diputación Provincial de Cáceres estamos diseñando los nuevos polígonos industriales eco-digitales, las nuevas profesiones de diseño digital, apoyando a los nuevos nómadas digitales, que colocaran sus oficinas en nuestros pequeños pueblos trabajando para el mundo.Diseñando y poniendo en funcionamiento las Aulas Bauhaus de conexión libre y cibersegura, en municipios aun sin fibra, que la conseguirán al menos en estas primeras aulas, promoviendo el que los estudiantes universitarios desarrollen sus trabajos de fin de carrera en sus pueblos , amparando y acompañando proyectos de desarrollo locales y comarcales desde los Circular-Fab.

Toda una apuesta adelantada y alineada con el presente y el futuro de la Unión Europea en la construcción de su Nueva Bauhaus, que debemos saber aprovechar bien desde nuestros pueblos, nuestra provincia Cacereña, nuestra Extremadura , nuestro mundo rural, para que desde el minuto uno, estemos en el corazón del diseño cultural de la nueva Europa, desde el primer momento nos situemos, no sé si por primera vez  en la Historia reciente, en el epicentro de la construcción del alma Europeo, nacida desde lo pequeño, desde lo rural, desde lo auténtico y diverso.

 Nuestros pueblos, nuestra provincia, nuestra región deben servir además de puente de unión con otras culturas del mundo, como la Sudamericana o la africana, al mismo tiempo que debemos saber aprovechar como nunca nuestra situación geográfica de hermanamiento permanente entre dos pueblos vecinos como el español y el portugués. Europa puede y debe construirse también desde el Sur, desde sus dehesas, como claros ejemplos de ese equilibrio entre la Cultura y la Naturaleza, y de apuesta decidida por un mundo más sostenible, libre e igualitario.

Extremadura debe estar apoyando y promoviendo todas las iniciativas que diseñen y difundan el Nuevo Bauhaus europeo. Un nuevo Bauhaus que según el mensaje y el lenguaje utilizado por la Unión Europea quiere…:

«…conectar el Pacto Verde Europeo con nuestros espacios vitales. La iniciativa llama a todos los europeos a imaginar y construir entre todos un futuro sostenible e inclusivo que resulte hermoso a los ojos, la mente y el alma.
Es una plataforma de experimento y conexión que favorece la colaboración entre quienes piensan y quienes actúan y quieren concebir el modo en que viviremos juntos en el futuro.
Es un puente entre el mundo de la ciencia y la tecnología y el mundo del arte y la cultura.
Es una invitación a cambiar de perspectiva y a ver en nuestros desafíos ecológicos y digitales otras tantas oportunidades de transformar para mejor nuestra vida.
Es un nuevo planteamiento que a través de la creación colectiva quiere dar con soluciones innovadoras a los complejos problemas de nuestra sociedad. La iniciativa busca articular nuestro pensamiento, nuestro comportamiento y nuestros mercados en torno a nuevas maneras de vivir y construir, influyendo, entre otras cosas, en la contratación pública.
El Nuevo Bauhaus Europeo quiere:
Reunir a ciudadanos, expertos, empresas e instituciones y propiciar conversaciones sobre cómo hacer más asequibles y accesibles los espacios vitales del futuro. 
Movilizar a diseñadores, arquitectos, ingenieros, científicos, estudiantes y mentes creativas de todas las disciplinas para reimaginar una vida sostenible en Europa y más allá.
Tratar de mejorar la calidad de nuestra experiencia vital, insistiendo en el valor de la sencillez, la funcionalidad y la circularidad de los materiales, sin que ello vaya en detrimento de la comodidad y el atractivo necesarios en nuestra vida cotidiana.
Facilitar apoyo financiero a ideas y productos innovadores a través de convocatorias de propuestas específicas y programas coordinados que se incluirán en el marco financiero plurianual.
A partir de los ejemplos recogidos y de las conversaciones que hayan generado, se hará patente de qué modo la iniciativa del Nuevo Bauhaus Europeo puede impulsar, ampliar y apoyar la creación de lugares hermosos, sostenibles e inclusivos.
El Nuevo Bauhaus Europeo es una iniciativa creativa e interdisciplinaria que abre un espacio de encuentro para diseñar futuras maneras de vivir y se sitúa en la encrucijada entre el arte, la cultura, la inclusión social, la ciencia y la tecnología. La iniciativa lleva el Pacto Verde a los lugares donde vivimos y llama a un esfuerzo colectivo por imaginar y construir un futuro sostenible, inclusivo y hermoso para la mente y para el alma de todos.
Decir hermoso es decir unos espacios inclusivos y accesibles, donde el diálogo entre personas de diferentes culturas, disciplinas, géneros y edades se convierta en la oportunidad de imaginar un lugar mejor para todos. Pero también significa una economía más inclusiva, en la que la riqueza se distribuya y los espacios sean asequibles.
Decir hermoso es decir soluciones sostenibles, que abran un diálogo entre nuestro entorno construido y los ecosistemas del planeta. Significa aplicar enfoques regenerativos, inspirados en los ciclos naturales, que permitan que se renueven los recursos y que protejan la biodiversidad.
Decir hermoso es hablar de experiencias enriquecedoras, que respondan a necesidades más allá de nuestra dimensión material y se inspiren en la creatividad, el arte y la cultura. Significa apreciar la diversidad como oportunidad para aprender unos de otros
.”

Todo ello constituye el mensaje que se nos lanza desde la Unión Europea después del llamamiento hecho por la presidenta de la Comisión, para crear la Nueva Bauhaus. Hoy desde nuestros pueblos y ciudades cacereños, extremeños estamos en disposición de coger ese guante, arremangarnos y comenzar a diseñar, una vez más, nuestro futuro, siendo ejemplos y referentes en la forma de vivir, de aprender, de enseñar, de trabajar, de generar riqueza, y de hacerlo todo ello, bajo el manto de una Cultura transversal, que lo impregne todo de belleza, creatividad, innovación y sentimiento. Todo ello debe seguir sirviendo para el diseño de nuestra alma como pueblo, y con la misma fortaleza ayudar a encontrar esa alma europea, tan necesaria para construir un continente y un planeta vivo y bello, donde apetezca vivir, sentir y soñar con dignidad y en equilibrio con la Naturaleza.

Santos Jorna
Diputado Delegado en el Área de Innovación y Provincia Digital de la Diputación de Cáceres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.