Claves de la Unión Europea para liderar la salida de la crisis en el horizonte 2020.

“La vieja Europa” como expresión despectiva del mundo anglosajón  para denigrar del modelo social europeo, está dando la razón a quienes acuñaron el término.

La Unión Europea ha entrado en una profunda crisis de agotamiento que amenaza con convertirnos en una región periférica de segundo nivel en un mundo globalizado.

imagen-ueEn los últimos años hemos perdido el impulso necesario para liderar el futuro en materia de investigación, innovación, tecnologías o dinamismo emprendedor; pareciendo que nuestro papel queda relegado a un espacio para los servicios del turismo, la cultura y la tercera edad.

De un simple análisis de la Estrategia Europa 2020 se puede inferir que las instituciones de la Unión Europea se encuentran instaladas en una especie de resignación acerca del futuro de la Unión. No obstante existen una serie de propuestas esperanzadoras para enfrentar el periodo de programación 2014-2020.

Vamos a analizar algunas de las claves fundamentales que marcarán las políticas de los próximos años para adaptar nuestras estructuras económicas y sociales al cambio civilizatorio en el que nos hallamos inmersos.

Las organizaciones que pueden liderar el nuevo tiempo y producir un cambio de rumbo han de ser conscientes que estamos en el momento crítico para reinventarnos, aprovechando los instrumentos que los fondos europeos nos ofrecen para dar ese cambio de timón.

Los países de la UE,  las regiones y las comarcas (en el caso español), están definiendo en este momento su identidad en el nuevo concierto global, están decidiendo qué papel van a jugar.

imagen-ue-2A grandes rasgos las claves para aprovechar las sinergias con las políticas de la UE han de contemplar los siguientes aspectos:

  • Una nueva forma de entender nuestras fronteras: nuestro territorio o espacio físico en el que vivimos (país, región, comarca, municipio) no tiene límites geográficos, el ámbito de acción territorial puede ser expandido hacia otros espacios, generando alianzas, partenariados y actividades expansivas.
  • Una nueva forma de planear la economía: de la diversificación productiva a la especialización “inteligente”.  Para ello debemos centrarnos en lo que somos realmente buenos y podemos ser competitivos en un contexto global. Centrar el esfuerzo en pocas cosas en las que somos fuertes.
  • El esfuerzo en la investigación y la innovación: centrar el esfuerzo de los territorios y las organizaciones en innovar y hacer una diferencia en aquellos campos donde se ubican nuestras ventajas competitivas. Movilizar el talento en torno a lo que destacamos.
  • Una nueva cultura basada en la colaboración: abierta a otros actores del mundo y desarrollo de un nuevo modelo de liderazgo colaborativo, incluyendo la coordinación  entre el sector público y el privado. Desarrollo de nuevas fórmulas para organizarnos bajo el concepto de innovación social consiste en la concepción del territorio como un espacio abierto y sin fronteras.
  • Una nueva forma de gestionarnos y coordinarnos: desarrollo de nuevo modelo de gobernanza (gobernanza multinivel). Establecimiento de un marco social de relaciones para la gobernanza  basado en la integración inclusiva. La especialización inteligente no se garantiza exclusivamente con el modelo de triple hélice (autoridades, actores empresariales, instituciones educativas y de investigación), para responder a un modelo de gobernanza participativa e integradora, hemos de sumar a los usuarios de la innovación, organizaciones sociales sin ánimo de lucro que representen a la ciudadanía y los trabajadores, desempleados y resto de colectivos.

El modelo de gobernanza incluye al mercado y a la sociedad civil, la estructura de gobernanza  a la hora de tomar las decisiones estratégicas garantizará que dichas decisiones no estén acaparadas por las autoridades locales o grupos de interés. La estrategia habrá de garantizar un liderazgo colaborativo al objeto de no monopolizar los procesos por parte de determinadas personas o grupos influyentes, asegurándose que todos los actores tengan un papel y puedan liderar una parte del proceso.

  • Elaboración de una visión compartida sobre el futuro del territorio: una estrategia de especialización inteligente será tal cuando sea compartida por toda la población dentro de una visión.

Una acción basada en la participación en la toma de decisiones, volviendo a retomar principios que nunca debieron ser abandonados como la subsidiariedad o el enfoque ascendente LEADER.

  • Generar un entorno de Tecnologías Facilitadoras Esenciales (Key Enabling Technologies – KETs), que constituyen un aspecto destacado dentro de las prioridades de la UE, respondiendo al modelo que ya hemos referido en otros artículos del blog como Ecosistema de Innovación.

Tener en cuenta todas estas prioridades servirá para que las organizaciones diseñen una estrategia bien enfocada que les permita disponer de todos los instrumentos financieros de la UE para el periodo 2014-2020: FEADER, FEDER, FSE, FEMP…; y acceder a otros programas en el marco del Horizonte 2020 (RIS 3), Europa Creativa, COSME, Fondo de Cooperación Transfronteriza…

 Para ayudar a las organizaciones y especialmente a los Grupos de Acción Local hemos creado una Guía de trabajo y metodología para el desarrollo de un plan estratégico del Grupo de Acción Local para el periodo 2014-2020 bajo la estrategia de la especialización inteligente RIS 3 (DOCUMENTO II).  Haz clic aquí y descárgalo.

Print Friendly

Un pensamiento en “Claves de la Unión Europea para liderar la salida de la crisis en el horizonte 2020.

  1. Pingback: El modelo de organización emergente. LEADER. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *