10 Falsas creencias que limitan tu capacidad de liderazgo.

Tenemos cómo ciertas un conjunto de falsedades y errores de bulto que dificultan nuestro crecimiento personal y el desarrollo de nuestro proyecto vital.

10-falsas-creenciasError 1. Ya lo intenté una vez y no pude. ¿Por qué crees que al juego de la vida se viene con un sólo bono? La vida te da tiempo para intentarlo muchas veces, para reinventarte. No te autolimites.

Error 2. Deja pasar la oportunidad, no importa, vendrán muchas más. Toma la oportunidad y exprímela como si fuera la última, como si en ello te fuera la vida.

Error 3. Para hacerlo necesito saberlo todo y tenerlo todo controlado. Si eres demasiado riguroso con esto y necesitas el control sobre todo, nunca lo harás. Hazlo de una puñetera vez!!! El mejor plan del mundo es el que haces no el que se perfecciona indefinidamente en el papel.

Error 4. La reflexión es más importante que la acción. El conocimiento no cambia el mundo, es neutro, la acción sí. No quiere decir que actúes como un inconsciente, el conocimiento es importante como auxiliar de la acción. El cambio de patrón correcto es de reflexión-reflexión-reflexión-acción… a acción-acción-reflexión-acción-acción.

Error 5. Sólo puedo alcanzar mi objetivo siendo el mejor. Ahora incluso puede ser más importante llegar el primero.

Error 6. No hay reglas ¡O qué miedo!  Frente a esto: puedo inventarlas ¡Qué oportunidad! Los perdedores esperan a que alguien se invente las reglas y los ganadores se las crean.

Error 7. Soy demasiado joven para tomar el control. Una enfermedad del mundo occidental es dejar pasar el tiempo para no declararse responsable. Sí tienes más de 2 años, tú ya eres responsable, actúa en consecuencia.

Error 8. Me gustaría hacerlo, pero yo soy así. Igual que eres así puedes aprender a ser de otro modo y cambiar.

Error 9. Ya vi la oportunidad, lo hago yo solo y así gano más. Solo no podrás hacer nada relevante, necesitas una comunidad de personas en la que todas ganen.

Error 10. Cuando lo consiga ¡Qué felicidad! La felicidad no está en la meta, está en el camino.

A qué esperas para aplicarlo a tu vida!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *