Pensar en global para actuar en local. Conectarnos con los mundos y sus tendencias para emprender en lo local.

La creación de un mundo más sostenible exige un compromiso de todos y todas para hacerlo posible, trabajando cada persona desde nuestras actividades y profesiones. Si queremos emprender desde nuestra realidad cercana, necesitamos construir una visión global de los movimientos de los mundos y sus tendencias. Sólo desde esa perspectiva podemos obtener las claves para emprender en lo local.


Qué está ocurriendo en los mundos, los mundos y sus tendencias.

Una mirada a los mundos que surgen fruto de los cambios científicos y tecnológicos.

Los mundos que nacen fruto de los avances científicos y tecnológicos.

Nos ofrece una serie de caminos para encajar nuestros emprendimientos con las tendencias en la medicina, la alimentación, la salud, los transportes y comunicaciones, la producción, la economía, etc.

Una mirada a lo que está ocurriendo en los mundos oriental, occidental, latino, árabe, judío. Mundo del trabajo, mundo de las megalópolis.

Historia del futuro de Extremadura. Extremadura 2050 de espectadores a protagonistas del cambio. (Capítulo 2 de 6)

Nos da las claves para acomodar nuestra acción en lo local, aprovechar las posibilidades que nos ofrecen esos mundos y enfocar nuestros emprendimientos.

Estamos en la Cuarta Revolución Industrial.

Vamos a ver qué significa y qué implicaciones tiene la llegada la Cuarta Revolución Industrial para la construcción de un mundo más sostenibles.

Las grandes Revoluciones Industriales de la historia y sus implicaciones, la fabricación 3D, de la economía lineal a la circular, el mundo como una gran fábrica, los residuos convertidos en materias primas, las nuevas industrias y la fabricación aditiva.

El mundo de la Cuarta Revolución Industrial ya está aquí. ¿Quieres jugar?

La Cuarta Revolución Industrial nivela las posibilidades de desarrollo de las comunidades locales, incluso de aquellas que sin haber pasado por las Revoluciones Industriales anteriores, decidan incorporarse a la Cuarta Revolución Industrial.

La Cuarta Revolución Industrial nos proporciona las tecnologías y las herramientas para emprender en lo local desde la sostenibilidad, pudiendo producir cualquier tipo de producto o servicio, conectados a una red mundial de centros (Fab Lab).

Las nuevas formas de producir, trabajar y aprender. Del Fab Lab al Skill Fab Lab.

Vivimos en la era de los prosumidores (productores + consumidores), abriéndose a nuestro paso las posibilidades para desarrollar cualquier emprendimiento y fabricar cualquier producto desde nuestro entorno cercano. Una revolución a la que tenemos que sumarnos inmediatamente.

Desarrollo de proyectos e iniciativas para impulsar el emprendimiento en el marco de la economía verde y circular desde lo local.

Necesitamos concebir nuevos proyectos e iniciativas para impulsar los emprendimientos en la economía verde y circular.

Historia del futuro de Extremadura. Extremadura 2050 de espectadores a protagonistas del cambio. (Capítulo 4 de 6)

a) Nuevas competencias para convertir a las organizaciones y actores del medio rural en líderes de su destino.
Entrenamiento en nuevas competencias prácticas en materia de gerencia, dirección y liderazgo para responsables y técnicos de organizaciones en aras a desarrollar una nueva cultura de la dirección.

b) Crear una visión compartida de futuro con las organizaciones y la ciudadanía para comenzar a hacerlo realidad hoy.
Dirigir la mirada colectiva de toda la ciudadanía, las organizaciones y las administraciones hacia un gran proyecto colectivo de futuro.

c) Creación de nuevos espacios (Laboratorios de innovación) para que los jóvenes puedan inventar su futuro profesional desde lo local.
Se trata de que los jóvenes descubran las oportunidades de fijar sus vidas en el territorio, desarrollando en la práctica sus proyectos y adquiriendo nuevas competencias  para hacerlo. Una tarea compatible y complementaria con la apertura al exterior, los viajes, estancias y desplazamientos a otros países.

d) Aprendizaje de una nueva cultura para colaborar y cooperar (ganar-ganar).
Uno de nuestros retos principales  es el desarrollo de una nueva cultura basada en la colaboración y la cooperación, para ello es necesario que éstas facetas sean entrenadas de forma práctica entre los diferentes actores regionales. El individualismo nos está desangrando.

e) Creación de un Banco de proyectos y oportunidades regionales.
Pese a que nuestros territorios poseen un gran potencial y un conjunto de oportunidades, a menudo quedan ocultas por los tópicos; para ello es necesario hacer visibles todas las oportunidades con el propósito de orientar la mirada de los emprendedores del mundo hacia las mismas.

f) Cambiar la mirada para descubrir otras realidades.
El futuro ya está pasando en algún lugar del mundo, y es necesario traerlo cuanto antes a nuestro entorno. En un mundo globalizado es necesario conocer las vanguardias que están ocurriendo en otros espacios para proyectarlas en la región. Una de las mayores fuentes de innovación y apertura al cambio cultural proviene del conocimiento de otras realidades.

g) Nuevos pobladores rurales.
El colapso del mundo urbano está haciendo posible que muchas personas emprendedoras y con talento fijen su mirada en el mundo rural, por otro lado, los límites entre lo rural y lo urbano son cada vez más difusos, constituyendo el mundo rural un espacio para el desarrollo de actividades creativas y de alto valor añadido, con servicios equiparables al mundo urbano.

h) Removiendo obstáculos administrativos y facilitando las iniciativas y el emprendimiento.
Las trabas burocráticas y administrativas, en muchas ocasiones actúan de freno al desarrollo de nuevas actividades y emprendimientos, para ello es necesario movilizar la acción de las autoridades para crear equipos de trabajo formados por funcionarios, científicos, expertos, colectivos, actores, emprendedores …; para facilitar la implantación de nuevas actividades.

i) Living Lab.
El diseño de productos y servicios se realiza cada día con una tecnología más depurada, involucrando a los clientes en el diseño y desarrollo de los mismos. Nuestro territorio posee un enorme potencial para la satisfacción de necesidades globales en un mercado que cuenta con más de siete mil millones de clientes  que demandan alimentos sanos y saludables, espacios naturales, ecosistemas singulares, experiencias únicas… Para el desarrollo de la innovación y los sectores estratégicos del territorio es de un gran valor centrar los esfuerzos en diseñar los productos y servicios del futuro en éstos campos, contribuyendo de manera esencial al desarrollo de nuevos empleos y actividades.

j) Especialización inteligente regional.
La especialización inteligente constituye una nueva realidad de la economía global, íntimamente relacionada con la creación de nuevas experiencias y otras tendencias. Producción de alimentos sanos y saludables, energías renovables, salud, medio ambiente… son actividades que podemos proyectar y liderar para el resto de mundos.

k) Espacios de demostración y transferencia de innovación aplicada a los sectores tradicionales.
Las tecnologías aplicadas a los sectores tradicionales se encuentran en un proceso de evolución permanente, para la incorporación rápida de las tecnologías a los procesos productivos es necesario crear espacios de conexión entre los que ofrecen las soluciones (empresa, centros científicos y tecnológicos, universidad…), con los receptores (agricultores, ganaderos, industrias de transformación…); haciendo especial hincapié en las tecnologías convergentes NBIC y TFE.

l) Alfabetización y capacitación industrial.
“Alfabetizar” y dirigir la mirada de la población rural hacia la transformación de sus recursos locales, mostrando las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías, pasos a seguir, procesos y costes… La región no posee una cultura industrial, es el momento para capacitar de forma práctica en estos procesos teniendo en cuenta las necesidades emergentes de los nuevos mercados. Y sobre todo dirigir la mirada y la capacitación Industrial en las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial.

m) Instalación de microempresas artesanas basadas en la impresión 3D.
Facilitar el asentamiento por parte de promotores de pequeños negocios con un apoyo de mentorización y acompañamiento, el proyecto está conectado con el de alfabetización y capacitación industrial mediante el aprendizaje y aplicación práctica de la impresión 3D.

n) Laboratorio de ecodiseño y economía circular.
Diseño y materialización de nuevas actividades basadas en la economía circular y el ecodiseño, para ayudar a las empresas y emprendedores que quieran incorporarse a la nueva economía verde.

ñ) Coworking y Networking Rur-bano.
Habilitar espacios públicos para el desarrollo de actividades colaborativas (coworking) en torno a iniciativas compartidas por actores rurales y urbanos, realización de eventos tendentes a la dinamización y desarrollo del medio rural (networking): comercialización de productos, distribución, promoción de eventos…

o) Aplicación de las últimas tecnologías educativas (MOOC y otras formas de aprendizaje) para la formación.
Puesta en marcha de procesos de capacitación masiva (MOOC) para la formación masiva y abierta de las competencias claves del siglo XXI y la actualización productiva y tecnológica a todas las personas.

p) La generación de valor en la conservación de ecosistemas y la lucha contra incendios.
Desarrollo de una estrategia para la conservación de los ecosistemas naturales y lucha contra los incendios, una necesidad creciente en relación a las consecuencias del cambio climático, con el propósito de liderar las técnicas preventivas, convirtiendo esas actividades económicas en fuente de valor, creación y exportación de tecnología…

q) Laboratorio de demostración para  el desarrollo de energías limpias.
Fomento de proyectos para la producción y uso de energías limpias, mediante el asesoramiento y la elaboración de planes de aplicación de las energías limpias a empresas, particulares y administraciones,  a través de actividades de demostración y viabilidad.

r) Movilidad rural Ruralcar.
Desarrollo de nuevos sistemas de desplazamiento y transporte en el mundo rural, incluidas las estrategias productivas basadas en el kilómetro 0.

s) Servicios electrónicos centralizados para todas las actividades en el medio rural.
Desarrollo de todo tipo de servicios tecnológicos (aplicaciones móviles, drones, robots, Internet de las cosas…) para su aplicación a cualquier actividad en el mundo rural.

t) Empoderamiento de la mujer.
Como actor y protagonista principal en el medio rural.

u) Fab Lab Rural.
Como espacios clave de la Cuarta Revolución Industrial diseminados por el mundo rural. En la Cuarta Revolución Industrial, el mundo rural, se iguala con el urbano para ser sede de una industria caracterizada por su diseminación espacial, desde el concepto de Fab Lab (si quieres profundizar en esta posibilidad: http://juancarloscasco.emprendedorex.com/el-mundo-de-la-cuarta-revolucion-industrial-ya-esta-aqui-quieres-jugar/).

v) Nueva gobernanza.
Poner en práctica un nuevo modelo de gobernanza contando con el conjunto de actores del territorio, desde los ámbitos local, comarcal, regional, nacional, internacional. Gobernar la nueva realidad, liderar el nuevo mundo va a exigir altura de miras a nuestros dirigentes, y responsabilidad y compromiso de todas las organizaciones y ciudadanía .

La clave está en cómo impulsar los espacios donde fructifiquen los emprendimientos basados en la economía verde y circular.

Liderar en verde es una tarea de todos y todas. Todos somos actores y protagonistas.

Liderar y emprender en verde es una apuesta ganadora porque el mundo del futuro será verde o de lo contrario no será mundo.

Liderar en verde, una apuesta ganadora.

Vamos hacia una realidad que supone un cambio de paradigma donde cualquier persona, independientemente del campo o actividad en la que se desenvuelva, se convierte en constructora y protagonista de un mundo sostenible.

Educación verde. Las personas responsables de la educación tienen que ser conscientes y actuar en consecuencia, sabiendo que la nueva misión precisa de repensar el modelo educativo en su conjunto: nuevas competencias; aprender en verde a ser, a hacer, a saber y a convivir.

Esto supone repensar, rediseñar y alinear los programas educativos hacia un nuevo desarrollo económico y humano, diseñar los currículos de nuevas profesiones y priorizar en ellos, involucrar a los centros educativos y universidades, la formación para el empleo… Y al conjunto de los actores implicados.

Cultura verde. Desde el impulso de un paradigma cultural sustentado en unos principios y valores basados en la sostenibilidad y la justicia social. Convocando a las organizaciones sociales, creadores de opinión, medios de comunicación, ciudadanía… Como partícipes y punta de lanza de la nueva cultura verde.

Economía verde. Alineando los incentivos públicos y la canalización del ahorro privado hacia los proyectos de la economía verde. Realizando una planificación económica (obras, infraestructuras, energía, inversiones de futuro…) para un desarrollo verde.

Como en todo momento histórico de cambio de modelo productivo, se generarán tensiones y conflictos de intereses entre los planteamientos de la Era industrial y la nueva economía, habrá que superar contradicciones, conciliar posturas… Algunos pelos habrá que dejar en la gatera en aras a mantener el rumbo y las convicciones.

Empleo verde. No se trata de una reconversión drástica de los trabajos y las profesiones, más bien de una evolución de nuestras actividades actuales reforzando su sostenibilidad. En paralelo tendremos que identificar tendencias y profesiones verdes que van a tener un amplio desarrollo en el futuro para impulsarlas.

Necesitaremos desarrollar una visión disruptiva de los servicios públicos de empleo, orientar el emprendimiento y la creación de empleo hacia nuevas actividades.

Agricultura verde. El desarrollo de un sector primario que incida en el aprovechamiento del potencial ecológico y sea la base de una alimentación sana y saludable, capaz de integrar la tecnología punta en todas las fronteras del conocimiento. Un mundo de consumidores en una creciente sensibilidad ecológica constituye un mercado sin límites para la especialización inteligente en producción verde (alimentos, medicinas, tecnología, energías limpias, ocio…).

Industria verde. Nos dirigimos a modelos industriales de sostenibilidad (reciclaje, economía circular…). Los responsables de las políticas industriales, al igual que los de otros sectores productivos, deberán elaborar una hoja de ruta para alinear sus actuaciones con la misión verde.

Servicios verdes, turismo verde, salud verde. Y así, en todas las áreas de gobierno.

Una “agenda política verde” exige un liderazgo centralizado que diga a cada área: “este es el plan global, ahora identifica todos los planes, programas, proyectos y actuaciones que estás desarrollando y alinéalas”.

Especialización inteligente verde. El mundo se está “superespecializando”, la producción de bienes se está concentrando selectivamente a escala planetaria. En este contexto, cada país, cada región, están buscando su diferenciación en función de sus activos y singularidades para alcanzar visibilidad en el mapa del mundo.

Nos aguarda un futuro apasionante lleno de grandes desafíos y oportunidades, un tiempo nuevo donde la principal tarea es salvar a la humanidad del desastre climático. Una realidad que a su vez nos ofrece una oportunidad para poner nuestro esfuerzo y talento al servicio de una causa que puede sacar de la especie humana lo mejor de sí misma.

Piensa en global y actúa en local. Y siempre en verde.

Adelante!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.