Papá explícame qué es el liderazgo de forma sencilla. Los fundamentos del liderazgo.

El liderazgo es una realidad compleja en cuya naturaleza intervienen más de 500 rasgos que lo configuran y que hemos establecido a través del Programa DLIDEM (visión, planeación, estrategia, autogestión, decisión, acción….). Imagina la dificultad que se te plantearía si te pidieran definir  una cosa que tiene 500 características complejas diferentes.

imagen-mandamientos-liderazgo
Además el liderazgo tiene un carácter no dogmático, no hay dos líderes idénticos, cada líder es singular pues desde su libertad desarrolla su carácter y personalidad a partir de la agregación de rasgos que terminan creando su identidad.

Sin embargo, fruto de nuestra tradición cultural, tenemos más facilidad para comprender las realidades complejas en un formato dogmático. Si entiendes los fundamentos del liderazgo bajo la licencia en la que te los voy a exponer,  habré cumplido mi propósito:

Para alcanzar la gracia del liderazgo y ser merecedor de su don, estos son los actos de consagración por los que deberás conducir tu vida:

Sacramentos de iniciación al liderazgo. Para las personas que quieren tomar los hábitos del liderazgo.

El primero, ubicación: aprenderás como se mueve el mundo y decidirás el lugar que quieres ocupar.

El segundo, bautismo: eliminarás el pecado original de tu ego y te comprometerás a contribuir a la sociedad con tu causa desde tu ser superior.

Sacramentos de crecimiento del liderazgo. Para las personas que quieren ejercer el liderazgo.

El tercero, eucaristía: recibirás las enseñanzas del liderazgo y las incorporarás cada día a tus prácticas.

El cuarto, confirmación: aprenderás a dirigirte y a conducirte a ti mismo antes de pretender dirigir y conducir a otros.

El quinto, penitencia: cometerás errores y aprenderás de ellos, comprometiéndote a seguir creciendo en una espiral de aprendizaje y mejora permanente.

Sacramentos de multiplicación del liderazgo. Para las personas que quieren hacer una diferencia con el liderazgo, trascender y dejar un legado a la humanidad.

El sexto, reproducción: tomarás a otras personas y las entrenarás como líderes siendo paciente con ellas hasta que alcancen su ministerio.

El séptimo, crecimiento transformador: dedicarás el resto de tu vida a crear líderes y que estos creen a otros.

Los 10 mandamientos del liderazgo.

Para alcanzar los más altos dones del liderazgo, este es el decálogo que guiará tus actos, y con el que establecerás una alianza nueva y eterna:

El primero: te prepararás para vivir en una nueva realidad, conociendo las nuevas  reglas que rigen en el mundo y te harás cargo de manera responsable de tu propia existencia.

El segundo: desarrollarás una nueva disciplina para gestionar y conducir tu existencia basada en la adquisición de nuevas prácticas y hábitos.

El tercero: adquirirás capacidades creativas  para producir nuevas ideas y desarrollarás hábitos de innovación permanente.

El cuarto: crearás una nueva visión para tu vida con una misión definida y un plan para su desarrollo, la harás publica y comprometerás el esfuerzo que sea necesario para hacerlo realidad.

El quinto: desarrollarás una fortaleza emocional, aprenderás a trabajar y manejar los estados de ánimo propios y ajenos.

El sexto: crearás en la práctica tu propio equipo u organización para llevar a cabo la misión a la que encomiendas tu vida.

El séptimo: aprenderás a crear satisfacción en las personas a las que diriges tu ministerio y a convertirte en una oferta para ellas.

El octavo: aprenderás a ser impecable en la ejecución del trabajo, cumpliendo tus compromisos a rajatabla y creando excelencia en todo lo que haces.

El noveno: conducirás a tu organización hacia el éxito entendido como la realización en comunión de la misión perseguida.

Décimo: sustentarás tu acción en sólidos principios y valores, propiciarás la creación de una gran cantera de líderes y los entrenarás para que desarrollen su
ministerio por el mundo.

Estos 10 mandamientos se encierran en dos: te enfocarás en tu prójimo antes que en ti mismo y dedicarás toda tu vida para dejar un legado a los demás.

Perdona de nuevo la licencia ¿lo entendiste ? Pues quítale la envoltura dogmática y aplícalo desde la libertad a tu vida.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *