Las Factorías del Conocimiento. Un nuevo modelo para el desarrollo de los pueblos.

Un mundo global cuyos retos compartidos en torno a los objetivos del desarrollo sostenible exige nuevos modelos para el desarrollo humano. La Sociedad del Conocimiento necesita de nuevas formas para producir bienes y servicios, nuevas formas de crear relaciones, nuevas formas de aprender y emprender, nuevas formas de liderazgo, nuevas competencias… Todos estos ingredientes están presentes en las Factorías del Conocimiento de Nicaragua, exponente claro referente de los nuevos modelos productivos de la economía del conocimiento.

raul-articulo2

El reto de trabajar de manera global en los objetivos de desarrollo sostenible.

Actualmente el mundo enfrenta complejos desafíos en distintos campos, que requieren de propuestas pertinentes y consensuadas entre tomadores de decisiones y la sociedad representada por diferentes expresiones (sociales, ambientales, productoras, etc.). En este sentido no es nada casual la propuesta de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS2015-2030) que plantean una serie de compromisos en función del desarrollo social, económico, productivo, ambiental, educativo; siendo el centro de esos objetivos la especie humana, independientemente del lugar que ocupen en la tierra. Es importante señalar que los llamados objetivos del milenio, no lograron resolver los problemas estructurales que aquejan al planeta; por  tanto, la propuesta de los ODS, debe ser asumida con mucha responsabilidad, sobre todo, para que dichos objetivos respondan a la realidad de cada territorio, al objeto que el desarrollo sea una visión compartida entre las diferentes latitudes, pero principalmente entre todos y todas desde un principio de alianzas sostenible e inclusiva.

No cabe duda que nuestra realidad demanda un planteamiento en cuanto a alternativas que se tienen que estructurar de manera participativa, en la búsqueda de un desarrollo sostenible y sustentabletomando en cuenta la voluntad y mas aún, la creatividad de las personas, con un principio de alianzas que se materialice en compartir visión, misión y  estrategias, todo ello encaminado a forjar un desarrollo integral y sistémico.

collage-proanic

Trabajar de igual a igual desde las alianzas.

Por lo anterior, aquí les queremos compartir el trabajo que se ha venido realizando desde hace varios años en el norte de Nicaragua con organizaciones aliadas (AUPEX – Emprendedorex) y con participación directa de las familias, las comunidades, alcaldías, univeridades locales, cooperativas; en un esfuerzo conjunto donde brilla la participación de una juventud con el interés y la pasión para crear valor. Ha sido un trabajo con visión compartida para motivarla y hacerla participe en la creación ideas innovadoras y de emprendimientos sociales productivos, que les permiten ser referencia como personas forjadoras de proyectos de vida. Esto se ha expresado en la creación de Factorías del Conocimiento tanto en el ámbito rural como urbano, donde los jóvenes son participes de iniciativas en áreas como la tecnología, la producción y el medio ambiente. Las Factorías del Conocimiento tambien son un espacio donde se conjuga la educacion formal, no formal e informal.

productos

¿Pero cual ha sido el camino para que este trabajo sea productivo? Sin lugar a dudas ha sido el principio de alianza, que ha trascendido el mero trámite de firmas para la ejecución de un proyecto, o el cumplimiento de un marco lógico, hecho de manera inconsulta con la ciudadanía involucrada. Más bien se ha tratado de dar sentido a una verdadera alianza por el desarrollo, generadora de valor desde la potenciación del talento humano para transformar el medio, la realidad, contribuyendo a potenciar el bono demográfico, como un elemento clave y de carácter estratégico para el desarrollo personal, pero sobre todo comunitario.

Llevamos a la práctica el valor estratégico de verdaderas alianzas por el desarrollo que se consolidan entre personas y comunidades que comparten visiones, métodos de trabajo y perspectivas de cambios sustanciales por el bien común. Solo de esa manera se rompe con “procesos civilizatorios” alejados de la realidad. Un nuevo marco de iniciativas basadas en alianzas propositivas, que nacen de todas las partes, que tienen identidad colectiva, que deben ser asumidas con responsabilidad y con visión de futuro en función de un mundo mejor, solidario e incluyente.

Por experiencia en el norte de Nicaragua, las alianzas implican una seria responsabilidad de las partes para enfrentar las complejas realidades, a través de un empoderamiento propositivo que conduce a soluciones integrales de carácter colectivo. Alianzas por el bien común, lideradas por jóvenes de las Factorías del Conocimeinto e integrando a diferentes actores que las dan viabilidad, nos referimos a:

  • Universidades nacionales e internacionales, es una alianza de carácter académico, para reflexionar conjuntamente, por el cambio y la transformación de la sociedad a partir de la ciencia y su popularización. La experiencia de alianza con las universidades ha humanizado el conocimiento, lo ha transformado en hechos tangibles (producción) y lo ha puesto en el camino del desarrollo sostenible.

El conocimiento científico aplicado a la realidad de la producción, articula un espacio de convivencia entre el saber tradicional y la innovación, que facilita la generación de cultivos y productos más equilibrados, sostenibles y armónicos con el medio, aumentando al tiempo su rentabilidad.

  • Con grupos productivosalianza que promueve mejorar la producción, la productividad y el cuidado de la madre tierra; velando porque la práctica productiva no degrade el medio ambiente sino que lo conserve, que haga posible una economía verde, propiciando alianzas como base generadora de cadenas de valor.

gente-proanic

  • Alianzas con espacios de juventud para que la innovación y el emprendimiento sean un elemento clave para el desarrollo. Se ha creado un escenario de aprendizaje entre generaciones que privilegian el talento humano para innovar y emprender, estableciendo una relación estratégica entre la experiencia de generaciones anteriores y la formación, la pasión y el espíritu emprendedor de la nueva generación para convertir el proceso en un circulo virtuoso.
  • Alianzas con el sector educativo, sin lugar a dudas sin educación no hay posibilidades de ningún tipo de desarrollo, esta alianza es elemental para propiciar el cambio, no solamente en el ser humano en su proceso de formación, desde el compromiso con la comunidad y el entorno, que es necesario transformarlo para romper con el subdesarrollo estructural. La experiencia nos ha demostrado que la educación es el motor para mejorar el nivel de vida de las personas, y para el desarrollo productivo, económico, cultural y social.
  • Alianzas con gobiernos municipales, porque a través de éstos se mantiene una relación constante con la ciudadanía, haciendo posible los planes de desarrollo municipal, y por consiguiente alineados al Plan Nacional de Desarrollo Humano de Nicaragua. Trabajar de forma coordinada y complementaria, con los responsables institucionales de ámbito local elegidos democráticamente por el pueblo, es absolutamente necesario para afrontar los grandes retos del presente y del futuro. La alianza de desarrollo por la que  trabajamos, es consciente de ello, y por ello, se mantiene de forma permanente y activa un trabajo compartido que ofrece el protagonismo necesario a los verdaderos conocedores de la realidad de su entorno.
  • Alianzas con centros de Investigación, por la importancia de la investigación que se convierte en acción, sobre todo alianzas para generar procesos ligados a las familias productoras con su capacidad de generar conocimiento desde su experiencia. Estamos convencidos de que el verdadero sentido de los procesos de investigación, toma su máxima expresión cuando se asocia a lo social, a lo ambiental, a lo económico, lo cultural, lo tecnológico, etc., con la implicación y verdadera participación de la gente protagonista.

Consideramos que la investigación y el conocimiento han de convertirse en herramientas que propicien el cambio y la transformaciónNo hay la menor duda que la alianza con los centros de investigación es determinante, no sólo para compartir el conocimiento, sino también para utilizarlo de manera adecuada en función del desarrollo sostenible y sustentable.

  • Alianzas para sostener lo económico, hemos hecho referencia al trabajo con jóvenes, a la producción, a la innovación, al emprendimiento, a centros de investigación, a la tecnología; todo esto requiere un complemento de carácter económico de emprendimiento social. No trabajamos la economía alineada con las desigualdades, sino la que propicia la mejora el bien común, una iniciativa para que los sectores participantes logren empoderarse de una concepción económica que responde al interés general de quienes participan en ella, compartiendo el verdadero fin del desarrollo económico, un proceso para mejorar las condiciones y oportunidades de todo un territorio.

Cualquier iniciativa cuya visión y misión se encamina a propiciar el desarrollo de la sociedad, debe estar consciente del valor que representa un verdadero principio de alianza para hacer posible ese desarrollo, en este sentido es imperiosa la restructuración de una estrategia que tenga su base en la alianza entre sectores que trabajen en función del desarrollo, implica toda complementariedad del quehacer de las personas o instituciones que comparten intereses por el cambio social. Se trata de hacer alianzas en diferentes contextos y direcciones, es decir: alianzas locales, nacionales, internacionales, alianzas norte – sur, sur – sur, pero al final alianzas estratégicas por el bien de los pueblos y de la humanidad.

Sin lugar a dudas los Objetivos de Desarrollo Sostenible han sido planteados de tal manera que diversos actores estén en alianza y actúen conjuntamente sobre cada objetivo. En este sentido el Objetivo 17 pone énfasis en fortalecer los medios de implementación mediante las alianzas para el desarrollo sostenible, que implica crear redes globales, sectoriales y Público-Privadas.

Estamos entrando en una nueva era que nos exige nuevas formas de trabajar y relacionarnos, rompiendo con los viejos atavismos de la relación norte-sur. Las Factorías del Conocimiento se están revelando como un nuevo modelo para generar desarrollo, desde la educación, la innovación el emprendimiento y el liderazgo; unos espacios construidos desde una nueva visión de la colaboración y las alianzas.

Las Factorías del Conocimiento, aunque están en Nicaragua, son ubicuas, capaces de nuclear a entidades y organizaciones de otros lugares del mundo, un signo más de los cambios profundos que está experimentando el país, visibles en programas como la Universidad Abierta en Línea y el Programa Aprender, Emprender, Prosperar.

Print Friendly

Un pensamiento en “Las Factorías del Conocimiento. Un nuevo modelo para el desarrollo de los pueblos.

  1. Pingback: Preparándonos para el shock del futuro. | El blog de Juan Carlos Casco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *