Abriendo nuevos mundos desde el liderazgo. Nicaragua.

Les traigo aquí una visión y una experiencia real y transformadora que pone de relieve como el liderazgo y el emprendimiento contribuyen al desarrollo y transformación de las comunidades. Desde Nicaragua hemos creado un modelo de desarrollo basado en el liderazgo y el emprendimiento como motor del cambio y la sostenibilidad (economía respetuosa con el medio ambiente).

raul-articulo1

No se debe poner en duda la necesidad e importancia que tiene la agricultura para la vida. Es la actividad que alimenta a la humanidad, al mismo tiempo que juega un rol indiscutible en la economía de los pueblos. Por esa razón esta actividad debe estar en manos de gente que tenga un profundo compromiso y liderazgo.

En América Latina y específicamente en Nicaragua, el sector rural y los liderazgos han estado adormecidos, porque se basaron en un modelo atrasado y no futurista, resistiéndose por mucho tiempo al cambio. Por ese motivo, ahora es el momento para comenzar a generar líderes bajo una nueva concepción dinamizadora de la integralidad, la innovación y el emprendimiento que se traduzcan en el desarrollo campesino.

En países de vocación agropecuaria como el nuestro, el liderazgo es fundamental para enfrentar grandes desafíos en torno al cambio climático. Sin embargo cuando se tienen problemas estructurales relacionados con la producción y la productividad, no es fácil enfrentar esta problemática, más aún, cuando están presentes el peso de la tradición y la ausencia de formación de productores y productoras, muchas veces hasta de carácter elemental o básico. Por ejemplo y viendo el caso particular de Nicaragua: el país tiene mas de 150 años de experiencia en el cultivo de café; entonces, por qué  los rendimientos por manzana (0.7026 Ha) están en 12 quintales (545 kilogramos), por debajo del 50% de su capacidad. ¿Por qué siendo un país con esta gran experiencia puede ser golpeado por una plaga llamada “roya” que ha hecho estragos en los últimos 3 años y ha disminuido aún más la capacidad productiva?. Así como el café, la situación es similar para una serie de rubros sobre los cuales descansa la economía de Nicaragua, la que genera la mayor cantidad de divisas y que está en las manos de una mayoría de pequeñas familias productoras que enfrentan limitaciones estructurales en la producción. Si no se toman medidas de mitigación, el problema puede ir en espiral deteriorando aun más el sistema productivo y la economía familiar.

Pero también hay otros problemas profundos en las comunidades, como el abastecimiento de agua potable de buena calidad y en cantidades suficientes, la falta de vitalidad y diversificación de la economía en las comunidades rurales… Todas ellas se constituyen en un problema que reduce las posibilidades para mejorar la alimentación y de aumentar los ingresos, produciendo un al alto nivel de vulnerabilidad frente al cambio climático y los riesgos ante desastres naturales.  La carencia de alternativas y espacios de reflexión y aprendizaje sobre su problemática y las opciones para enfrentarla, limita las posibilidades que la población, sobre todo joven,  pueda formarse en una cultura de emprendimiento y conseguir mejores posibilidades de romper las barreras personales que la limitan. Revertir esta realidad es imperativo, y para ello hay que  desarrollar nuevos líderes, justo el trabajo que llevamos realizando en los últimos años.

Lo que se requiere en las comunidades campesinas, es promover una cultura de emprendimiento y liderazgo, para que sea considerada y asumida como el eje trasversal del desarrollo familiar y comunitario. Una cultura que sirva de palanca para aumentar la  productividad, crear condiciones de acceso al agua a toda la población, desarrollar la producción innovadora, la alimentación, la educación, la salud, los bosques. En fin, la sostenibilidad y sustentabilidad de las familias y la comunidad.

En el potencial de liderazgo de la juventud descansa su propio futuro y el de todos nosotros.

La solución a los problemas comunitarios está en la diversificación de cultivos, prácticas de producción para el aumento de los rendimientos, preservar la riqueza del suelo, la ecología y la conservación de las fuentes de agua, fortalecer las visiones colectivas, promover la innovación. La resolución de los problemas materiales tiene su base  con los intangibles (emprendimiento, liderazgo), con la actitud y aptitud del individuo frente a su realidad, pero no como individuo aislado sino en comunidad. Para nuestro desarrollo humano es necesario fomentar  el liderazgo y todos los aspectos que lo desencadenan (innovación, emprendimiento); vertientes que han de ser asumidas con gran fortaleza por nuestra juventud.

A esa juventud es a la que debemos preparar para que pueda hacerse cargo de los grandes y apasionantes retos que tenemos por delante, para que lo hagan con visión e inspiración, con liderazgo;

como piedra angular para que repercuta en la generación de cambios positivos a los que aspiramos en las comunidades.

La realidad de las comunidades debe revertirse, podemos pasar de las dificultades a las oportunidades, haciendo frente a los desafíos y para eso la juventud debe jugar un rol indispensable. Demos confianza y libertad a la juventud para generar oportunidades, porque su papel es fundamental para que la comunidad se convierta en un sujeto activo de su propio desarrollo. La juventud ha de ser en nuestros países un dinamizador ambiental, social y de la economía; lideres con responsabilidad y compromiso.

Promover liderazgo no es un proceso que adquiere mediante un aprendizaje tradicional y mecánico, no se consuma al recibir orientaciones y transmitirlas de manera vertical. Se trata de capacitar a  personas con carisma, personas aglutinadoras de voluntades, generadoras de consensos, buenas comunicadoras. Personas que equilibran el interés individual y colectivo de la comunidad, que rompan con los viejos esquemas del asistencialismo, capaces de movilizar y trabajar en una misión compartida, promotoras de conciencia y economía ambiental, de desarrollo sostenible. Por lo tanto, ser lideres también es una gran responsabilidad, además de suponer una inmensa satisfacción de aportar y contribuir al desarrollo comunitario, tan necesario en estos tiempos en que buscamos propuestas y respuestas frente a los problemas del empobrecimiento, en pos de una vida mejor de prosperidad y desarrollo.

Paulo Freire señala “El hombre es hombre, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, el hombre transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación”.  Y eso es lo que sucede con la persona líder, su relación permanente con el mundo es fundamental para la trasformación de ambos, sobre todo en estos tiempos en que se requieren esfuerzos urgentes en las comunidades para encarar un futuro incierto.

Fomentar personas lideres y sobre todo jóvenes tiene un sentido lógico; es pertinente, porque es la persona la que en lugar de sustituir a la comunidad, la va a convocar, la va a facilitar procesos para desarrollar y materializar ideas que hagan posible un mejor futuro para todos y todas.

Abramos el camino para que la juventud innove, que haga algo distinto para que las cosas funcionen mejor, que encuentre las mejores oportunidades en el entorno mas próximo, que pueda desarrollar su comunidad, que siembre entusiasmo por el desarrollo de lo local, pero sin perder la visión de lo global, que tengan la capacidad de observar el mundo desde una mirada renovada, que aprenda y comparta, que adquiera la chispa creativa y la capacidad de hacernos diferentes y mejores.

En Nicaragua ya lo estamos haciendo.

En Nicaragua ya estamos avanzando en esta senda, desde nuestra organización (ASDENIC) estamos entrenando y capacitando a jóvenes líderes que ya están dinamizando el desarrollo de sus comunidades, desde la gestión del conocimiento, la diversificación productiva y el mercado con justicia. Se trata de un laboratorio viviente de y para la actualidad, un modelo de trabajo que une a un equipo de personas de forma integral. Es una iniciativa que impulsamos y que convoca a jóvenes rurales y de universidades de diferentes disciplinas a reflexionar, a crear, a innovar, a gestionar conocimiento para que lo intangible lo conviertan en productos de valor. Esta iniciativa también sirve de plataforma a los jóvenes para innovar y emprender, sirve de crecimiento técnico, científico y productivo para demostrar que en nuestros territorios el conocimiento está abocado al cambio, al desarrollo.

Aspiramos a que nuestra iniciativa impacte positivamente a más comunidades de Nicaragua y Centroamérica. También a otros continentes y a otras gentes; por eso estamos comprometidos a seguir cultivando el liderazgo, a trabajar con la comunidad joven para que sea generadora del desarrollo, que sean sujetos de cambio, emprendedores y emprendedoras, que sean capaces de enfrentar los problemas complejos que tenemos en nuestras comunidades, porque también estos jóvenes requerirán motivar a muchas otras personas que deseen y estén dispuestas a prestar una mano activa, a trabajar en unidad para resolver los problemas y convertirlos en oportunidades para todos y todas.

Toda la estrategia se basa en una compleja tecnología y metodología de innovación social que hemos venido trabajando en los últimos años (Factorías del conocimiento) con organizaciones amigas como Aupex y Emprendedorex.

Son muchos los aspectos que nos reafirman en el convencimiento de que se hace necesario generar capacidades de liderazgo en las personas, en especial la juventud rural, que de forma inequívoca está llamada a ser el motor que empuja los cambios sociales, productivos y económicos; para que trabajen en la comunidad, que formen redes, grupos activos…; que apuesten por la imaginación, la ética, la creatividad, la innovación proyectadas en la productividad; que apuesten por un trabajo compartido desde la escucha activa, la empatía y el respeto. Porque será a través de esa participación y con compromiso social, desde donde conseguiremos encontrar la necesaria cooperación entre las personas, que culmine con la construcción de un mundo que satisfaga a todos y todas, basado en una cultura del buen hacer, de sus costumbres, de sus visones e ilusiones.

La experiencia  ha sido apasionante y exitosa, el proceso ha generado emprendedores sociales que tienen el papel de ser agentes de cambio, que adoptan una misión para crear y sostener valor social, reconocer y perseguir incesantemente nuevas oportunidades productivas, de innovación continua, adaptación y aprendizaje.

Con seguridad la iniciativa seguirá en crecimiento… Continuaré compartiendo y trabajando con ustedes en la apertura de nuevos mundos desde el liderazgo y el compromiso.

Raúl Díaz, Coordinador del Centro de Información de Innovación de la Asociación de Desarrollo Social de Nicaragua (CII-ASDENIC).

Print Friendly

5 pensamientos en “Abriendo nuevos mundos desde el liderazgo. Nicaragua.

  1. Juan Carlos Casco

    Hoy se incorpora a nuestro panel de líderes, Raúl Díaz, todo un ejemplo de liderazgo ciudadano que está propiciando un gran cambio en Nicaragua. Raúl y su equipo son un ejemplo a seguir. Desde aquí te damos la bienvenida a tu tribu, nos darás mucho juego hermano.

    Responder
  2. Pingback: Nuevos Sistemas Educativos. Nicaragua. | El blog de Juan Carlos Casco

  3. Pingback: 10 prácticas que crean la apertura para el cambio educativo. | El blog de Juan Carlos Casco

  4. Bernabé Rojas Diaz

    Muy importante el trabajo que vienen realizando con jóvenes del sector rural en aras de convertir en eficiente el modelo productivo,bajo el cual cimentan sus economías.
    Aunque al leer su artículo, mire convincente su planteamiento para transformar la realidad que enfrenta el sector rural Nicaragüense, existe un vacío el como llevarlo a la práctica de forma efectiva, sin esperar un recetario, si no pasos importantes según su experiencia, necesario para su aplicación. De esta forma su contribución sería ejemplo del como otros Organismos ligados al desarrollo del agro, pueden abordar de manera eficiente y eficaz los cambios requeridos en el sector agrícola.
    Los felicito por el trabajo realizado.
    Saludes

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *